Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

La oleaginosa presenta una evolución muy positiva casi en su totalidad. Sólo algunos casos están en situaciones buenas o regulares.

El 90% de los cultivos de soja de primera en Santa Fe presenta estado de muy bueno a excelente, y ya se cosechó el 72% del maíz de primera, según el Sistema de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio provincial.

Las evaluaciones indicaron que llegando al final del período de llenado de grano de la soja de primera, un 90% de lo implantado presentó un estado de "muy bueno" a "excelente", un 4% se encuentra de "bueno" a "muy bueno" y el 6% restante de "bueno" a "regular".

Como consecuencia del período húmedo de febrero, se evaluó que el 0,4% del área sembrada (unas 3.500 hectáreas), principalmente en posiciones topográficas bajas, con altos riesgos de encharcamientos, se encuentra en una situación irreversible.

En la soja de segunda, del 35% al 40% de la superficie implantada presentó lotes con problemas de crecimiento, variados estados fenológicos, áreas con suelos desnudos o cobertura escasa y otras, con agua en superficie (encharcamientos) y plantas muertas.

Por otra parte, se ha cosechado el 72% del área sembrada de maíz de primera, unas 38.520 hectáreas, particularmente en las zonas altas.

Fue un fin de ciclo con eventos climáticos de importancia y un mes de febrero muy húmedo, con pérdidas hasta ahora del orden de 759 a 800 hectáreas de maíz de primera con destino a grano comercial.

A pesar de eso se mantienen los rendimientos promedio estimados: para los departamentos del sur de la región, 100 qq/ha; para los del centro entre 85 y 90 qq/ha, y para los departamentos del norte, entre 70 y 85 qq/ha.

Se estima que el rendimiento promedio de la campaña estará en 85/ 87 qq/ha.

Además, se cosechó un 20% del área sembrada de arroz, con un avance intersemanal de 7 puntos, lo que representó unas 7.600 hectáreas. Los rendimientos se sostuvieron en 6.000 kg/ha.

El algodón tuvo respuesta favorable ante las sucesivas lluvias, que en la zona norte fueron de poca importancia.

Finalmente, el sorgo, a pocos días de iniciado el proceso de cosecha, evidencia cierto ritmo y continuidad, y aparecieron tres condicionantes de peso: la humedad de grano, la falta de piso en el lote y de accesibilidad al mismo.

Fuente: Ámbito Financiero

Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones