Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

La suma equivale a 1.843 millones de litros del combustible. Ese es el volumen que demandaría la campaña agrícola 2014/15.

Unos 20.300 millones de pesos, o 2.290 millones de dólares al tipo de cambio actual, deberían gastar los productores argentinos para hacer frente a sus necesidades de gasoil en la campaña 2014/15, que ingresó en sus tramos finales. Los especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario estimaron que la demanda de ese insumo crítico sumará 1.843 millones de litros durante el corriente ciclo agrícola.

Para tener una dimensión de lo que representa el gasoil en la estructura de costos del sector agrícola local vale comparar este gasto (los mencionados 2.290 millones de dólares) con los ingresos esperados por el sector con la venta de la próxima cosecha de soja, de unos 13.000 millones de dólares. Es decir, el combustible se llevará casi 18% del dinero que ingresará a los bolsillos de los chacareros luego de descontadas las retenciones.

La Bolsa rosarina recordó que en la campaña anterior, la 2013/14, el consumo estimado de gasoil habrá ascendido a 1.809 millones de litros. Así, este año se habría registrado un crecimiento de la demanda cercano al 2%. "Este incremento obedecería al aumento que registraría la producción de granos de nuestro país en la actual campaña, que ascendería a 110 millones de toneladas. Recordemos que en el ciclo pasado (2013/2014), la producción total habría sido de 105 millones de toneladas", se explicó.

"La mayor producción de granos de este año implicará un aumento en la demanda de combustible para el transporte, tanto en lo referente al flete corto como al envío de la producción a los puertos de salida al exterior o a la industria procesadora", añadió un informe de la entidad cerealera.

Con estos niveles de gasto y consumo en gasoil, el agro confirmó que es uno de los grandes demandantes de ese combustible, con casi un tercio del total consumido en el país.

Los cálculos de la Bolsa de Rosario se hacen tomando en cuenta los consumos de gasoil tanto dentro de los predios agrícolas (comprende la utilización de maquinaria agrícola y movimientos internos de los rodados); como en el transporte de granos hacia puertos y fábricas. En el primer caso, los expertos estimaron un consumo de 870 millones de litros, mientras que para los fletes de la cosecha se destinarían otros 973 millones de litros.

Fuente: Clarin Rural

Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones