Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

La presidenta de Aapresid aseguró que el productor dejó de lado el uso de tecnología. Hoy predomina la soja y hay una menor proporción de la utilización de fertilizantes. La importancia de trabajar junto al Estado para buscar soluciones en conjunto. Por Esteban Fuentes.

María Beatriz Giraudo, más conocida como “Pilu”, asumió este año como presidente de Aapresid, marcando un hito en la entidad, ya que se convirtió en la primera mujer en presidirla. Hoy, en un nuevo Congreso, repasa la actualidad del sector, el presente de la entidad, y el desarrollo de “La Misión”.

-¿Cómo ves el sector agropecuario en la actualidad?

-Estamos muy preocupados en dos puntos fundamentales de la acti- vidad. Uno es la adopción de un paquete tecnológico que nos dé garantía de sustentabilidad. Y el otro, empezar a ponernos de acuerdo entre los distintos actores, como son los productores y miembros de la comunidad agroalimentaria y los funcionarios públicos. Es fundamental que tomen conciencia de buscar políticas públicas que acompañen la adopción de este sistema de producción, porque está en juego la productividad de los suelos. En estos dos puntos estamos trabajando fuertemente desde Aapresid porque vemos que hay un desarrollo enorme en el país en este sentido y es una picardía que no estén dadas las condiciones para que se lleven adelante.

-¿En qué puntos ven que el productor está fallando en esta adopción de tecnología que pregonan desde Aapresid?

-Hay dos puntos estratégicos en los que hace unos 8 años estábamos con una adopción enorme y ahora estamos en franco retroceso, alcanzando una situación caótica: la rotación de cultivos donde cada vez estamos yendo al monocultivo de soja afectando los beneficios que trae alternar cultivos durante el año y a través de los años, y la fertilización, en la cual sólo se repone el 35% de los nutrientes extraídos.

-En este caso, ¿cuáles serían esas medidas para revertir esta situación?

-Hay que buscar políticas de incentivo. En el caso de los fertilizantes, como una medida inmediata, hay que favorecer la desgravación impositiva en la compra de los mismos. Pero esto no tiene éxito si no va acompañado de destrabar la comercialización de los distintos granos, lo que sería un cambio más profundo. Desperdiciamos un año para la siembra de trigo, ya que necesitamos consumir el agua excedente en los lotes pero con la limitación que hay hoy en el mercado (ROES), el productor desechó esta oportunidad.

-¿Y por qué creés que ocurre este retroceso en la adopción de tecnología?

-Sabemos que el productor es consciente de la adopción de todas estas Buenas Prácticas Agrícolas, pero está limitado con la coyuntura actual. Nos llama la atención que no sea una preocupación de los funcionarios públicos. Necesitamos unir voluntades. Trabajar juntos en la convicción que este camino sólo es posible si nos ponemos de acuerdo en cuáles son los puntos donde hay problemas. Queda claro que la vinculación entre lo público/privado es necesario para delinear estas políticas que nos acompañan.

-Uno de los conceptos que se viene desarrollando es el agregado de valor. En este sentido, ¿cómo ven este aspecto?

-En este concepto se focaliza en la industrialización del grano. Pero en realidad, a nosotros nos llega la semilla, con un agregado de valor enorme, donde empresas están generando eventos biotecnológicos, tratamiento de semillas. Además hay una enorme generación de productos para enfermedades, plagas y malezas y sin olvidar la maquinaria agrícola.

-Ahora hablando un poco más de la institución y en este año particular donde cumplen 25 años de existencia, ¿cómo ves a la entidad?

-Tenemos la satisfacción de liderar un movimiento de productores con alta adopción de tecnología y con la idea puesta en la innovación, no sólo tecnológica, sino organizacional e institucional. Tenemos un liderazgo a nivel mundial inédita en el mundo. Tenemos estudios e información de esta producción sustentable en cada uno de los ejes de la sustentabilidad que pregonamos, como son el tema productivo/económico, ambiental y social.

-¿Cómo ves el futuro de la Asociación?

-Estamos trabajando intensamente puertas adentro, porque queremos llegar al 2020 como aliados estratégicos del Estado. Donde el municipio, tanto local, provincial y nacional, sepan que en Aapresid encontrarán la tranquilidad de que se está ejecutando una pro- ducción sustentable, un trabajo en red público/privado, una innovación permanente basado en la ciencia y donde la preocupación estará siempre en la cobertura de nuestra demanda no sólo nacional sino del mundo. Además queremos seguir trabajando fuertemente con la validación científica de todas las Buenas Prácticas Agrícolas que pregonamos y tener cercanía con la sociedad que trabajamos.

-Para ir terminando Pilu, ¿cuál es el balance de este nuevo congreso?

-Este año cumplimos 25 años de existencia de la entidad y una de las prioridades fue homenajear a los pioneros/fundadores que tuvieron “La Misión” de instalar la siembra directa y lo lograron con creces, ya que en la actualidad más del 90% de la superficie está bajo este sistema.

Fuente: Infocampo 

Otras Noticias

  • Tablero de Control y Balance de Masas online y con proyección internacional

    El evento se desarrolló mediante streaming en directo con más de 50 participantes  de todas partes del mundo.

    La jornada fue un éxito, decenas de personas de todas partes del mundo se unieron al streaming organizado por ASAGA y patrocinado de Desmet Ballestra para actualizarse sobre el Tablero de Control y Balance de Masa en Plantas de Crushing. Destacamos que todas las charlas se dictaron por streaming directo con plena participación de los inscriptos, pero de una manera organizada para evitar ruidos durante las disertaciones.

    El objetivo era conocer los conceptos y estrategias técnicas acerca de cómo implementar un Tablero de Control en una planta de crushing de semillas oleaginosas. KPI, Informes Gerenciales, entre otros puntos. Asimismo, también se dará teoría y práctica sobre Balance de Masas en la industria aceitera. Se trabajará a través de ejemplos prácticos y didácticos que permitan analizar casos concretos de Balance de Masas. Los asistentes de este taller adquirirán herramientas de guía y optimización de sus tareas en planta.

    La coordinación del evento estuvo a cargo del especialista Aníbal Demarco (DESMET BALLESTRA y ASAGA), quien además disertó junto a Renata Carminato (C&L Consultores) y César Lanati (C&L Consultores).

     

    Más información

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    www.asaga.org.ar

    Tel/Fax: (+54 341) 4391761/4373845

    Fuente: Prensa ASAGA

     
  • Productores de biocombustible se declaran en estado de alerta

    El sector viene operando a la mitad de su capacidad desde fines del 2019.

    El sector de biocombustibles se encuentra en estado de alerta después que los productores aseguraron que permitieron un gran ahorro en importaciones, al rechazar la posibilidad que atribuyen a las petroleras de reducir el corte de las naftas y el diesel, lo que agravaría la caída de producción del sector que opera a la mitad de su capacidad.

    El planteo llegó de manos de la Liga Bioenergética, quienes alertaron por "la gravísima situación que atraviesa la industria de biocombustibles" y que pone en riesgo los 10.000 puestos de trabajo que genera en 10 provincias mediante la industrialización de la producción primaria.

    "La industria de los biocombustibles no está subsidiada, al contrario de otras industrias que necesitan que les garanticen mejores precios que los fijados internacionalmente para hacer inversiones en Argentina", expresó la entidad al resaltar que la actividad "evitó importaciones por más de u$s27.000 millones en el período 2010–2019".

    En ese sentido, los productores plantean que "volver al sistema de exportación primaria del poroto de soja o grano de maíz, además de ser anacrónico, constituye desconocer la importancia del agregado de valor en origen, ya que el país posee el complejo agroexportador más grande y eficiente del mundo que debe ser aprovechado con un desarrollo industrial que aumente los empleos calificados y las inversiones".

    Ante la pretensión de la petroleras de reducir los cortes vigentes del 12% para las naftas y del 10% para el diesel, la Liga Bionergética aseguró que "no se pretende reemplazar" al gas oil o las naftas, sino "complementar" la matriz energética, mediante el aporte de "un combustible de origen vegetal, renovable, menos contaminante y de producción nacional".

    El sector, además, se enfrenta al debate sobre la conveniencia de prorrogar el régimen vigente desde hace más de 10 años para los biocombustibles, y que permitió su desarrollo a través de 54 plantas situadas en 10 provincias (Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero, Córdoba, Tucumán, Jujuy y Salta), y genera más de 60.000 fuentes de trabajo, directas e indirectas.

    El sector también da origen o potencia el desarrollo de otras industrias como productores cañeros, complejo aceitero y pequeñas aceiteras a prensa, empresas de transportes, industria metal-mecánica, y el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas al servicio del sector.

    Los biocombustibles constituyen el último eslabón en la cadena de agregado de valor de la soja, maíz y azúcar, y en el caso del bioetanol y el biodiesel pyme, el 100% de su capacidad de producción se destina al mercado interno.

    La capacidad instalada de biodiesel en el país es superior a 4.5 millones de toneladas anuales, y más del 50% se encuentra hoy ociosa.

     

     

 

 

 

 
 

 

 

 


Publicaciones