Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
 

De acuerdo con las resoluciones que fue publicando la Secretaría de Energía hay 11 plantas de bioetanol de maíz habilitadas para abastecer el corte interno con nafta. En la lista aparecen Bio 4 -la empresa de Río Cuarto integrada por productores agropecuarios asociados-; Promaíz, vinculada a la aceitera y exportadora AGD; Bio ACa, de la Asociación de Cooperativas Argentinas que se está levantando en Villa María; o Diaser, una empresa de capitales nacionales radicada en San Luis.

La capacidad de producción total de estos once emprendimientos ronda el millón de metros cúbicos, que deberían concretarse a partir de mediados del año que viene. La producción autorizada de bioetanol de maíz contrasta marcadamente con el originado en la caña de azúcar, donde los proyectos de los ingenios autorizados por la Secretaría de Energía suman unos 270.000 metros cúbicos.

¿Está naciendo un nuevo eslabón dentro de la cadena de valor de este cereal de verano? Directivos vinculados a esta cadena sostienen que hay una base firme para responder positivamente a esta pregunta. Calculan que al menos un millón de toneladas de maíz terminarán siendo volcadas a la producción de biocombustibles. En este 2013 se estima que sobre un consumo de 7,2 millones de metros cúbicos de naftas habrá un aporte de la agroindustria de 580.000 m3 de bioetanol tanto de maíz como de caña, y que en 2014, sobre un consumo de 8 millones de m3, un millón provendrá del campo. Esto significaría pasar de un corte de 8% a otro de 12%. Para 2017, ese corte habría crecido, precisamente, al 17% según las expectativas oficiales. En tanto, hay otros proyectos de producción de etanol de maíz, aunque con fines alimentarios y no energéticos.

Además, hay proyectos de generación de energía eléctrica a partir de silaje de maíz, como el de Bio-eléctrica, en Córdoba, que también incorpora un uso más del maíz al sector industrial.

Marcelo Otero, directivo en esa empresa al igual que en Bio 4, sostiene que la propuesta para la provincia mediterránea es la realización de 60 plantas de 1 Mw/hora, que consumiría la producción de unas 30.000 hectáreas de maíz.

De acuerdo al Indec, la producción concreta de bioetanol en 2012 fue de casi 200.000 toneladas (el Indec lo expresa en unidades de peso y no de volumen) versus las 19.000 que se habían producido en 2009. La información del primer trimestre de 2013 da cuenta de la producción de bioetanol prácticamente se duplica respecto de 2012. Si se mantiene la tendencia, los números de 2013 podría terminar siendo muy alentadores.

Industria estratégica

Para la cadena del maíz, la demanda interna resulta vital, particularmente para las regiones alejadas de los puertos, donde la componente flete se puede llegar a quedar con la rentabilidad del cultivo. Por otra parte, junto con el bioetanol queda un subproducto rico en energía y proteína para la producción ganadera.

De esta manera, la radicación de una planta de bioetanol de maíz implica también el desarrollo de la producción de proteínas animales en la región de origen del cereal.

En la medida que más maíz quede dentro de las fronteras argentinas para ser transformado, más posibilidades habrá de que el agro gane participación en la renta de la cadena. El riesgo es que ocurra lo mismo que sucedió con el biodiésel, que cuando la industria se encontraba en plena expansión, el cambio de reglas de juego (menor precio para el cupo y más derechos de exportación) la paralizó.

Las mismas estadísticas del Indec dan cuenta del desbarajuste armado en ese agronegocio. Frente a las 710.000 toneladas producidas en el primer trimestre de 2012, las 389.000 de igual lapso pero de 2013 significan una caída de 45% interanual, lo que se refleja básicamente en la menor exportación y consiguiente ingreso de divisas. El maíz y su bioetanol pueden ser una solución tanto para el productor rural como para la sociedad en su conjunto gracias a la sustitución de la energía importada. Esperemos que así se entienda y cuente con el apoyo del Estado.

Fuente: El Cronista





Publicaciones


Más información:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.




Publicaciones


Más información:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.