Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Gracias al grupo de Post-cosecha de Granos de la EEA INTA Balcarce, la tecnología automatizada ya está disponible en la Argentina y se exportó a Italia.

El grupo de Post-cosecha de Granos de la EEA INTA Balcarce desarrolló y patentó un sistema de secado en silo a baja temperatura totalmente automatizado. Este sistema permite secar granos (ej. maíz) desde 22% de humedad hasta 14,5% final en aproximadamente 25-35 días, maximizando la calidad del grano y con una muy alta eficiencia energética.

Este sistema cuenta con un ventilador de alta capacidad, un calentador, una central meteorológica y un avanzado sistema de control que permite sacar el máximo provecho a las condiciones del aire para el secado del grano. El encendido del ventilador, del quemador y el incremento de temperatura necesario (usualmente entre 3 y 5°C sobre la temperatura ambiente) son calculadas en tiempo real. A su vez, el sistema está conectado a internet y permite su monitoreo y control a distancia, desde una PC o desde un teléfono móvil. Este desarrollo tecnológico en Argentina se ha probado en el secado de maíz, maíz pisingallo y soja, está siendo producido y comercializado por la empresa Relevar de Junín a través de un convenio con el INTA.

IMG_8197En la región de Piamonte, Italia, la producción de maíz tiene diversos problemas en la etapa de post-cosecha. Por un lado, los requisitos de calidad son muy exigentes, especialmente en lo que se refiere a inocuidad y en particular la presencia de micotoxinas. Demorar la cosecha para esperar que el cultivo se seque en el campo se relaciona con mayor riesgo de desarrollo de hongos y micotoxinas. Por ello, la cosecha anticipada (a 22% de humedad) y su posterior secado forman parte de un esquema de manejo para reducir esta problemática.

Un productor de 150-300Tn de maíz, si no cuenta con capacidad de secado propia, tiene serios problemas logísticos para la cosecha, además de tener que afrontar los costos de enviar al acopio la mercadería húmeda. Por otra parte el secado a alta temperatura consume, en comparación con el secado en silo a baja temperatura, mucha energía calórica (gas o gasoil típicamente), lo cual incrementa notablemente el costo del secado. Adicionalmente, los sistemas de secado a alta temperatura requieren mucho más caudal de aire que los sistemas de baja temperatura, con el consecuente incremento en la velocidad del aire y la emisión de polvo al ambiente, lo cual debido a regulaciones ambientales europeas, está penalizado.

Por los motivos expuestos la Universidad de Torino, a través del profesor Dr. Remigio Berruto, comenzó a buscar sistemas alternativos para ofrecer soluciones tecnológicas para el secado de granos. El INTA realizó los convenios pertinentes con la universidad y en el año 2013 se exportaron dos unidades de Italia para realizar pruebas que han tenido resultados totalmente exitosos. Una unidad de secado está ubicada en un establecimiento agrícola en las cercanías de Torino. El propietario Mario Tamagnone, tras dos años de prueba manifiesta que está totalmente satisfecho con la tecnología.

Silo Secador APA través de ella pudo lograr todos los objetivos planteados: mejorar la eficiencia energética del secado, reducir costos, eliminar la emisión de polvo, maximizar la calidad del grano y mejorar la logística de la operación. Los análisis de eficiencia de secado y de calidad de grano lo realizó la Universidad de Torino, destacando la calidad final del grano y la alta eficiencia energética del sistema.

Por otra parte, el productor destaca la facilidad de manejo del sistema y la posibilidad de monitorearlo y controlarlo a distancia, lo cual hace más fácil su trabajo y le permite ser más eficiente en el uso de su tiempo. En estos momentos está pensando en convertir sus otros silos en silos secadores para tener mayor capacidad de secado. Las perspectivas de esta tecnología argentina en Europa son muy importantes para los próximos años.

El escenario  en Argentina es igualmente promisorio. La demanda de los consumidores de alta calidad, trazabilidad y bajo impacto ambiental se traslada a los mercados internacionales transfiriendo esa demanda a los países exportadores como Argentina. Sumado al alto costo de la energía junto a otros factores ha despertado el interés de la industria local y de productores en el silo secador desarrollado por INTA quienes ya han instalado las primeras unidades..

 

* Artículo elaborado por el Ing. Agr. Diego De La Torre, del INTA EEA Balcarce, publicado en la revista “GRANOS, de la semilla al consumo, Post-cosecha Latinoamericana” en su última edición.

Fuente: Infocampo.com

Otras Noticias

  • Tablero de Control y Balance de Masas online y con proyección internacional

    El evento se desarrolló mediante streaming en directo con más de 50 participantes  de todas partes del mundo.

    La jornada fue un éxito, decenas de personas de todas partes del mundo se unieron al streaming organizado por ASAGA y patrocinado de Desmet Ballestra para actualizarse sobre el Tablero de Control y Balance de Masa en Plantas de Crushing. Destacamos que todas las charlas se dictaron por streaming directo con plena participación de los inscriptos, pero de una manera organizada para evitar ruidos durante las disertaciones.

    El objetivo era conocer los conceptos y estrategias técnicas acerca de cómo implementar un Tablero de Control en una planta de crushing de semillas oleaginosas. KPI, Informes Gerenciales, entre otros puntos. Asimismo, también se dará teoría y práctica sobre Balance de Masas en la industria aceitera. Se trabajará a través de ejemplos prácticos y didácticos que permitan analizar casos concretos de Balance de Masas. Los asistentes de este taller adquirirán herramientas de guía y optimización de sus tareas en planta.

    La coordinación del evento estuvo a cargo del especialista Aníbal Demarco (DESMET BALLESTRA y ASAGA), quien además disertó junto a Renata Carminato (C&L Consultores) y César Lanati (C&L Consultores).

     

    Más información

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    www.asaga.org.ar

    Tel/Fax: (+54 341) 4391761/4373845

    Fuente: Prensa ASAGA

     
  • Productores de biocombustible se declaran en estado de alerta

    El sector viene operando a la mitad de su capacidad desde fines del 2019.

    El sector de biocombustibles se encuentra en estado de alerta después que los productores aseguraron que permitieron un gran ahorro en importaciones, al rechazar la posibilidad que atribuyen a las petroleras de reducir el corte de las naftas y el diesel, lo que agravaría la caída de producción del sector que opera a la mitad de su capacidad.

    El planteo llegó de manos de la Liga Bioenergética, quienes alertaron por "la gravísima situación que atraviesa la industria de biocombustibles" y que pone en riesgo los 10.000 puestos de trabajo que genera en 10 provincias mediante la industrialización de la producción primaria.

    "La industria de los biocombustibles no está subsidiada, al contrario de otras industrias que necesitan que les garanticen mejores precios que los fijados internacionalmente para hacer inversiones en Argentina", expresó la entidad al resaltar que la actividad "evitó importaciones por más de u$s27.000 millones en el período 2010–2019".

    En ese sentido, los productores plantean que "volver al sistema de exportación primaria del poroto de soja o grano de maíz, además de ser anacrónico, constituye desconocer la importancia del agregado de valor en origen, ya que el país posee el complejo agroexportador más grande y eficiente del mundo que debe ser aprovechado con un desarrollo industrial que aumente los empleos calificados y las inversiones".

    Ante la pretensión de la petroleras de reducir los cortes vigentes del 12% para las naftas y del 10% para el diesel, la Liga Bionergética aseguró que "no se pretende reemplazar" al gas oil o las naftas, sino "complementar" la matriz energética, mediante el aporte de "un combustible de origen vegetal, renovable, menos contaminante y de producción nacional".

    El sector, además, se enfrenta al debate sobre la conveniencia de prorrogar el régimen vigente desde hace más de 10 años para los biocombustibles, y que permitió su desarrollo a través de 54 plantas situadas en 10 provincias (Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero, Córdoba, Tucumán, Jujuy y Salta), y genera más de 60.000 fuentes de trabajo, directas e indirectas.

    El sector también da origen o potencia el desarrollo de otras industrias como productores cañeros, complejo aceitero y pequeñas aceiteras a prensa, empresas de transportes, industria metal-mecánica, y el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas al servicio del sector.

    Los biocombustibles constituyen el último eslabón en la cadena de agregado de valor de la soja, maíz y azúcar, y en el caso del bioetanol y el biodiesel pyme, el 100% de su capacidad de producción se destina al mercado interno.

    La capacidad instalada de biodiesel en el país es superior a 4.5 millones de toneladas anuales, y más del 50% se encuentra hoy ociosa.

     

     

 

 

 

 
 

 

 

 


Publicaciones