Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Se destacan a nivel mundial JBS (segunda luedo de Nestlé), 3G Capital y BRF

La demanda china, un poder de compra nacional en alza y tierras y mano de obra baratas alentaron el crecimiento de conglomerados brasileños de la alimentación en el ámbito internacional, aunque se perfilan nubes en el horizonte.

3G Capital, el fondo de inversión del multimillonario brasileño Jorge Paulo Lemann, acaba de participar en la fusión entre los gigantes Heinz y Kraft Foods que se convertirá en la quinta empresa mundial del sector agroalimentario, especializada en condimentos, salchichas, quesos para untar y cafés solubles. Junto a su socio el multimillonario estadounidense Warren Buffett, el fondo posee un 51% del nuevo grupo.

A mediados de marzo, fue el grupo brasileño JBS, líder mundial de la carne, que se convirtió en la segunda empresa alimentaria del mundo después de Nestlé, gracias a una intensa estrategia de adquisiciones en el plano internacional.

Lo mismo para el mastodonte del pollo BRF, primer exportador mundial, que inauguró en noviembre una fábrica de u$s 141 millones en Abu Dabi. A pesar de perfiles diferentes, estos grupos tienen algo en común: "En ausencia de subsidios, como en Europa o Estados Unidos, tienen la obligación de ser eficaces, so pena de quedar fuera del mercado", subraya el jurista André Cutait de Arruda Sampaio.

"El bajo precio de la tierra y de la mano de obra constituyen importantes ventajas comparativas para el sector agrolimentario brasileño", completa la economista Maria de Albuquerque David, profesora de la Universidad estatal de Río (UERJ).

"Hace unas décadas, vivíamos en un Brasil con poca libertad, a raíz de la dictadura militar (1964-1985). Teníamos el 'complejo tupiniquim', el del amerindio que no sale demasiado de su playa. Pero con la democratización y el fin de la oposición este-oeste, se levantaron las barreras", dice el economista Gilberto Braga.

Jorge Paulo Lemann, el hombre más rico de Brasil, plantó las bases de su imperio en el mundo de la bebida: fruto de fusiones sucesivas, AB InBev posee hoy un 20% de la cerveza del planeta con marcas como Stella Artois, Corona o Budweiser. El fondo 3G Capital deglutió luego la cadena de comida rápida Burger King, el grupo Heinz y finalmente la cadena de cafeterías canadienses Tim Hortons. Las empresas controladas por los tres socios del fondo valen en total u$s 260.000 millones.

Estimulado por la demanda china de carne y de soja, de la cual Brasil es el segundo productor mundial, así como por el creciente poder de compra de los brasileños, el sector agroalimentario nacional logró importantes excedentes. "El agronegocio es dinámico porque juega en los dos tableros: Brasil y las exportaciones, dejando de lado el menos atractivo según los períodos", subraya Maria de Albuquerque David.

BRF exporta pollo a 110 países y posee otras 10 instalaciones industriales en la Argentina, Holanda y Reino Unido.

Nacido en una carnicería en el centro del país, el grupo JBS obtiene hoy 80% de sus ingresos en el extranjero, de Australia a Estados Unidos. Es propiedad en un 25% del BNDES, el banco estatal de fomento.

¿Corren el riesgo estos mastodontes de tener un destino a la Eike Batista, el magnate brasileño del petróleo que hace unos meses se declaró en quiebra? "No hay ningún riesgo. Batista era un vendedor de sueños, con proyectos inmaduros. En el sector agroalimentario hablamos de empresas establecidas desde hace tiempo, con experiencia y un profundo conocimiento de su mercado", asegura Gilberto Braga.

Pero hay otras amenazas. Endeudamiento elevado, economía brasileña morosa, declive de los precios de las materias primas, costo del transporte prohibitivo, inversiones costosas a raíz de las altas tasas de interés son otros tantos elementos que pueden frenar la máquina.

"Es un momento crítico, donde vamos a ver si son realmente buenos administradores", asegura Maria de Albuquerque David. "3G Capital hizo cortes drásticos en los gastos y racionalizó la producción. Quizás los gigantes de la carne harán la misma cosa".

JBS anunció a comienzos de marzo que no contempla nuevas adquisiciones en 2015.

Fuente: Ámbito Financiero

Otras Noticias

  • Tablero de Control y Balance de Masas online y con proyección internacional

    El evento se desarrolló mediante streaming en directo con más de 50 participantes  de todas partes del mundo.

    La jornada fue un éxito, decenas de personas de todas partes del mundo se unieron al streaming organizado por ASAGA y patrocinado de Desmet Ballestra para actualizarse sobre el Tablero de Control y Balance de Masa en Plantas de Crushing. Destacamos que todas las charlas se dictaron por streaming directo con plena participación de los inscriptos, pero de una manera organizada para evitar ruidos durante las disertaciones.

    El objetivo era conocer los conceptos y estrategias técnicas acerca de cómo implementar un Tablero de Control en una planta de crushing de semillas oleaginosas. KPI, Informes Gerenciales, entre otros puntos. Asimismo, también se dará teoría y práctica sobre Balance de Masas en la industria aceitera. Se trabajará a través de ejemplos prácticos y didácticos que permitan analizar casos concretos de Balance de Masas. Los asistentes de este taller adquirirán herramientas de guía y optimización de sus tareas en planta.

    La coordinación del evento estuvo a cargo del especialista Aníbal Demarco (DESMET BALLESTRA y ASAGA), quien además disertó junto a Renata Carminato (C&L Consultores) y César Lanati (C&L Consultores).

     

    Más información

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    www.asaga.org.ar

    Tel/Fax: (+54 341) 4391761/4373845

    Fuente: Prensa ASAGA

     
  • Productores de biocombustible se declaran en estado de alerta

    El sector viene operando a la mitad de su capacidad desde fines del 2019.

    El sector de biocombustibles se encuentra en estado de alerta después que los productores aseguraron que permitieron un gran ahorro en importaciones, al rechazar la posibilidad que atribuyen a las petroleras de reducir el corte de las naftas y el diesel, lo que agravaría la caída de producción del sector que opera a la mitad de su capacidad.

    El planteo llegó de manos de la Liga Bioenergética, quienes alertaron por "la gravísima situación que atraviesa la industria de biocombustibles" y que pone en riesgo los 10.000 puestos de trabajo que genera en 10 provincias mediante la industrialización de la producción primaria.

    "La industria de los biocombustibles no está subsidiada, al contrario de otras industrias que necesitan que les garanticen mejores precios que los fijados internacionalmente para hacer inversiones en Argentina", expresó la entidad al resaltar que la actividad "evitó importaciones por más de u$s27.000 millones en el período 2010–2019".

    En ese sentido, los productores plantean que "volver al sistema de exportación primaria del poroto de soja o grano de maíz, además de ser anacrónico, constituye desconocer la importancia del agregado de valor en origen, ya que el país posee el complejo agroexportador más grande y eficiente del mundo que debe ser aprovechado con un desarrollo industrial que aumente los empleos calificados y las inversiones".

    Ante la pretensión de la petroleras de reducir los cortes vigentes del 12% para las naftas y del 10% para el diesel, la Liga Bionergética aseguró que "no se pretende reemplazar" al gas oil o las naftas, sino "complementar" la matriz energética, mediante el aporte de "un combustible de origen vegetal, renovable, menos contaminante y de producción nacional".

    El sector, además, se enfrenta al debate sobre la conveniencia de prorrogar el régimen vigente desde hace más de 10 años para los biocombustibles, y que permitió su desarrollo a través de 54 plantas situadas en 10 provincias (Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero, Córdoba, Tucumán, Jujuy y Salta), y genera más de 60.000 fuentes de trabajo, directas e indirectas.

    El sector también da origen o potencia el desarrollo de otras industrias como productores cañeros, complejo aceitero y pequeñas aceiteras a prensa, empresas de transportes, industria metal-mecánica, y el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas al servicio del sector.

    Los biocombustibles constituyen el último eslabón en la cadena de agregado de valor de la soja, maíz y azúcar, y en el caso del bioetanol y el biodiesel pyme, el 100% de su capacidad de producción se destina al mercado interno.

    La capacidad instalada de biodiesel en el país es superior a 4.5 millones de toneladas anuales, y más del 50% se encuentra hoy ociosa.

     

     

 

 

 

 
 

 

 

 


Publicaciones