Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Cómo cambiar la tendencia negativa de los precios ante una oferta en constante aumento.

El USDA continúa anunciando cancelaciones de embarques de soja estadounidense a China y cambios de destino. En lo que eso sucede, el comercio tiene la percepción de que estos eventos se darán con más frecuencia en la medida que la cosecha Brasilera esté disponible.

Las estimaciones de producción de soja de Brasil se centran cada vez más en valores cercanos a los 93 mill de t, desde los 96 planteados, Mato Grosso lleva cosechado el 6% del área con rendimientos del orden de los 31 qq/ha y los productores con más del 50% vendido al momento. Mientras que en Argentina, sostienen una producción por encima de los 56-57 mill de t. Parece que la tendencia del momento es bajar los números Brasileros y aumentar los Argentinos, y como el orden de los factores no afecta el producto, la oferta cada vez se hace más real independientemente de donde provenga. En este sentido nos encontramos con la dificultad de hallar alguna fuerza que CAMBIE la tendencia de los precios solo por factores meramente fundamentales. Entrando Sudamérica en el juego comercial en las próximas semanas será interesante seguir de cerca el comportamiento de las bases de soja y su complejo para poder delimitar el comportamiento del mercado.

Por otro lado, el mercado comienza a brindarle su atención a la nueva campaña de USA, y en el próximo Outlook del USDA del 19 al 20 de febrero tendremos un bosquejo para empezar a diagramar lo que será la estructura de oferta y demanda y su correlación en términos de precios. De todos modos, el Baseline desde donde se establecen las bases para el presupuesto del congreso para coberturas de precios, préstamos y todo tipo de programas dirigidos al sector. Lanzo sus números y proyecciones hasta el 2025, los números gruesos para el 2015, hablan de un área sembrada de 89 mill de acres de maíz con un rendimiento estimado en 165.8 BPA y que dejaría un carry over en el orden de los 1.959 mill de bushels. Como resultado, los stocks de maíz en USA quedarían el mismo nivel que esta campaña, teniendo en cuenta solo un rendimiento promedio. En el caso de la soja, la historia es bastante parecida, el área que indica el Baseline para el 2015 es de 86 mill de acres y los stocks en Estados Unidos al final de la próxima campaña están estimados en cerca de 500 mill de busheles; dicho valor es mayor al que está finalizando la campaña en curso.

Todo esto, lógicamente no genera números muy prósperos para el sector productivo, pero de algún modo si han ayudado y ayudan a que la demanda pueda recuperarse. De este modo, por ejemplo se ha incrementado enormemente la exportación de DDGs (subproducto del etanol) durante el 2014. China ha importado cerca de 6 mill de t durante el 2014, mientras que en el 2013 había importado solo 3, y el resto de los importadores han incrementado en 1 mill de t. Cada vez más productos de uso alternativo de maíz dominan el mercado, fructuosa, aceite de maíz, gluten de maíz entre otros.

De todos modos el comportamiento, no es directamente proporcional. La baja en los precios de los commodities agrícolas no necesariamente registra un aumento en el consumo inmediato, ya que la demanda debe generarse, y para que ello ocurra, la población humana como así también de animales de consumo debería incrementar en la misma proporción, algo que en la realidad no sucede al mismo ritmo.

Este desfasaje nos lleva a analizar los mercados por periodos y tomarlos con seriedad, NO sabemos lo que puede ocurrir en materia de precios. Pero si estamos seguros de que si conocemos los márgenes que le dejan rentabilidad a las empresas, debemos tomarlos, administrar riesgos y llevar una política de costos prolija y detallada que nos permita ser eficientes y competitivos para atravesar estos ciclos.

Fuente: Cadena3

Otras Noticias

  • Tablero de Control y Balance de Masas online y con proyección internacional

    El evento se desarrolló mediante streaming en directo con más de 50 participantes  de todas partes del mundo.

    La jornada fue un éxito, decenas de personas de todas partes del mundo se unieron al streaming organizado por ASAGA y patrocinado de Desmet Ballestra para actualizarse sobre el Tablero de Control y Balance de Masa en Plantas de Crushing. Destacamos que todas las charlas se dictaron por streaming directo con plena participación de los inscriptos, pero de una manera organizada para evitar ruidos durante las disertaciones.

    El objetivo era conocer los conceptos y estrategias técnicas acerca de cómo implementar un Tablero de Control en una planta de crushing de semillas oleaginosas. KPI, Informes Gerenciales, entre otros puntos. Asimismo, también se dará teoría y práctica sobre Balance de Masas en la industria aceitera. Se trabajará a través de ejemplos prácticos y didácticos que permitan analizar casos concretos de Balance de Masas. Los asistentes de este taller adquirirán herramientas de guía y optimización de sus tareas en planta.

    La coordinación del evento estuvo a cargo del especialista Aníbal Demarco (DESMET BALLESTRA y ASAGA), quien además disertó junto a Renata Carminato (C&L Consultores) y César Lanati (C&L Consultores).

     

    Más información

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    www.asaga.org.ar

    Tel/Fax: (+54 341) 4391761/4373845

    Fuente: Prensa ASAGA

     
  • Productores de biocombustible se declaran en estado de alerta

    El sector viene operando a la mitad de su capacidad desde fines del 2019.

    El sector de biocombustibles se encuentra en estado de alerta después que los productores aseguraron que permitieron un gran ahorro en importaciones, al rechazar la posibilidad que atribuyen a las petroleras de reducir el corte de las naftas y el diesel, lo que agravaría la caída de producción del sector que opera a la mitad de su capacidad.

    El planteo llegó de manos de la Liga Bioenergética, quienes alertaron por "la gravísima situación que atraviesa la industria de biocombustibles" y que pone en riesgo los 10.000 puestos de trabajo que genera en 10 provincias mediante la industrialización de la producción primaria.

    "La industria de los biocombustibles no está subsidiada, al contrario de otras industrias que necesitan que les garanticen mejores precios que los fijados internacionalmente para hacer inversiones en Argentina", expresó la entidad al resaltar que la actividad "evitó importaciones por más de u$s27.000 millones en el período 2010–2019".

    En ese sentido, los productores plantean que "volver al sistema de exportación primaria del poroto de soja o grano de maíz, además de ser anacrónico, constituye desconocer la importancia del agregado de valor en origen, ya que el país posee el complejo agroexportador más grande y eficiente del mundo que debe ser aprovechado con un desarrollo industrial que aumente los empleos calificados y las inversiones".

    Ante la pretensión de la petroleras de reducir los cortes vigentes del 12% para las naftas y del 10% para el diesel, la Liga Bionergética aseguró que "no se pretende reemplazar" al gas oil o las naftas, sino "complementar" la matriz energética, mediante el aporte de "un combustible de origen vegetal, renovable, menos contaminante y de producción nacional".

    El sector, además, se enfrenta al debate sobre la conveniencia de prorrogar el régimen vigente desde hace más de 10 años para los biocombustibles, y que permitió su desarrollo a través de 54 plantas situadas en 10 provincias (Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero, Córdoba, Tucumán, Jujuy y Salta), y genera más de 60.000 fuentes de trabajo, directas e indirectas.

    El sector también da origen o potencia el desarrollo de otras industrias como productores cañeros, complejo aceitero y pequeñas aceiteras a prensa, empresas de transportes, industria metal-mecánica, y el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas al servicio del sector.

    Los biocombustibles constituyen el último eslabón en la cadena de agregado de valor de la soja, maíz y azúcar, y en el caso del bioetanol y el biodiesel pyme, el 100% de su capacidad de producción se destina al mercado interno.

    La capacidad instalada de biodiesel en el país es superior a 4.5 millones de toneladas anuales, y más del 50% se encuentra hoy ociosa.

     

     

 

 

 

 
 

 

 

 


Publicaciones