Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

En un nuevo estudio, científicos dieron con un gen que se comporta de forma similar a un termostato y podría ayudar al desarrollo de cultivos resistentes a la sequía.

De acuerdo con investigadores de la Duke University, este gen llamado OSCA1 codifica una proteína en la membrana de las células de las plantas que logra sentir el cambio en la disponibilidad de agua y ajusta la maquinaria de conservación de agua de la planta de forma acorde.

Se espera que la escasez de agua se vuelva más frecuente y severa si el cambio climático se continúa acentuando  en la dirección actual y afecta los patrones de lluvia haciéndolos menos confiables y previsibles. Junto con una expectativa de crecimiento de la población mundial de 2000 a 3000 millones de habitantes para el año 2050, los investigadores de todo el mundo están buscando formas de producir más alimentos con menos agua.

Los investigadores esperan que la ingeniería genética se sume a las técnicas que permitan a los cultivos soportar calurosos veranos con escasa agua. Pero desarrollar plantas que puedan soportar la sequía ha probado ser una tarea difícil, principalmente porque las plantas utilizan muchas estrategias diferentes para sobrellevar la deshidratación y cientos de genes están involucrados.

Este gen, OSCA1, que permite que el calcio se incremente en las células en tiempos de sequía, fue identificado en la planta de Arabidopsis thaliana, una pequeña planta relacionada con la canola que se convirtió en la “rata de laboratorio” de esta investigación.

El equipo de investigación planea comenzar a manipular la actividad del gen OSCA1 y los genes relacionados y ver cómo responden esas plantas a la sequía, información que podría llevar a cultivos que respondan más rápido y eficientemente a la deshidratación.

Fuente: Francomanopicardi

Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones