Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Arysta LifeScience, empresa japonesa líder en la producción de fitosanitarios, presentó su línea de “bio-soluciones” para el mercado de legumbres de invierno.

La producción de alimentos agrícolas ha tenido notables avances durante los últimos años, no obstante la demanda ha crecido a gran velocidad generando la necesidad de incrementar el rendimiento y calidad de los cultivos agrícolas por unidad de superficie. Por ello, la investigación enfocada al desarrollo de productos innovadores que contribuyan con este propósito ha tomado especial importancia, y dentro de estos los reguladores del crecimiento de origen vegetal marcan una brecha tecnológica con la agricultura convencional y su uso se generaliza cada día más. Las “bio-soluciones” permiten al agricultor un aumento de los rendimientos y calidad de las cosechas de forma sustentable y económicamente rentables, con un retorno ampliamente positivo sobre la inversión realizada.

Los fertilizantes foliares y bioestimulantes desarrollados en base a extractos vegetales estimulan en los cultivos la producción de hormonas de origen natural (auxinas, giberelinas, citocininas, ácido indolacético, zeatina, etc.), las cuales desencadenan procesos fisiológicos diversos en las plantas con efectos positivos en varios aspectos, tales como:

1) Germinación más rápida y uniforme,

2) Incremento del número y calidad de las raíces,

3) Aumento de la retención de flores y órganos productivos,

4) Aumento del número de semillas y calidad de los frutos,

5) Resistencia a factores abióticos y bióticos,

6) Mejor color de frutos y mayor vida comercial en la góndola.

Las “bio-soluciones” consisten en un programa de aplicaciones desde el tratamiento de semilla hasta aplicaciones foliares en etapa vegetativa y reproductiva, en general combinados con las aplicaciones convencionales de fitosanitarios.

La línea de nutrición de Arysta LifeScience está constituida por productos de origen natural derivados de extractos vegetales de plantas del desierto mexicano, macro-micronutrientes, ácidos fúlvicos y húmicos, y leonarditas.

La línea de productos de nutrición ha sido extensamente probada en Argentina por 6 temporadas agrícolas (desde 2008-2009) y siempre ha brindado un incremento de rendimiento y calidad en cultivos muy diversos, tales como soja, maíz, trigo, cebada, maní, algodón, caña de azúcar, tabaco, papa, tomate, poroto, garbanzo, arveja, lenteja, hortalizas, vides, chía, etc.

Los incrementos de rendimiento variaron de un 3-10% en general hasta más de 30% en condiciones críticas para el cultivo con respecto a un testigo con fertilización básica de N-P-K pero sin “bio-estimulación”. La respuesta se incrementó a medida que las condiciones climáticas se volvieron más críticas, por ejemplo sequías severas, granizadas intensas o heladas en coincidencia con procesos de floración y/o cuaja de frutos.

El retorno sobre la inversión puede variar de 1 a varias veces (3 ó 4), según el programa adoptado. La respuesta en rendimiento extra y calidad es directamente proporcional al número de productos incorporados en el programa y al número de intervenciones con los productos durante el ciclo del cultivo, lo que está plenamente comprobado a través de los ensayos realizados en ambientes húmedos, subhúmedos y semiáridos de Argentina desde la temporada 2008-2009 hasta la campaña agrícola actual.

La línea de productos bioestimulantes de Arysta abarca productos diversos desde enraizantes hasta promotores de la madurez de los frutos o granos, dentro de los cuales se destacan los siguientes:

- BIOZYME-TF: Promueve una rápida y uniforme germinación, mejora el desarrollo vegetativo de las plantas e incrementa el área foliar y el número de flores fértiles y frutos.

- BIOTRON PLUS: Producto específico que complementa el estado nutricional de los cultivos. Por su contenido de folcisteína y micronutrientes disminuye el estrés de origen abiótico y reduce la acción fitotóxica de algunos herbicidas. Los ácidos húmicos de su formulación permiten mejorar la absorción de otros productos como fungicidas e insecticidas en aplicaciones foliares.

- RAIZAL: Fórmula específica para iniciar y promover en forma continua el crecimiento de raíces activas en todo tipo de cultivo. Contribuye a mejorar la absorción de nutrientes del suelo mediante el desarrollo de raíces en cabellera. El aporte de auxinas y fósforo en aplicaciones foliares durante etapas vegetativas y reproductivas, favorece el desarrollo de ramificaciones laterales y aumenta el rendimiento del cultivo por una mayor fijación y cuaje de semillas y frutos.

- K-FOL: El potasio soluble interviene en la formación y traslado de carbohidratos (materia seca y azúcares), síntesis de proteínas, producción de enzimas y regulación de la transpiración a través de mecanismos de apertura y cierre de estomas. Incrementa el calibre, peso de semillas y firmeza del tegumento.

Resalta el color de granos y frutos, y fortalece los mecanismos de tolerancia y resistencia adquirida de la planta (acción similar a la de los fosfitos).

Arysta LifeScience es una de las empresas de fitosanitarios líderes a nivel mundial y con su casa matriz en Tokio (Japón), ocupando la posición No. 11 en el ranking global (facturación 2013 = USD 1.706 m) y No. 9 en la Región Latinoamericana (facturación 2013 = USD 627 m).

Fuente: Agritotal

Otras Noticias

  • Tablero de Control y Balance de Masas online y con proyección internacional

    El evento se desarrolló mediante streaming en directo con más de 50 participantes  de todas partes del mundo.

    La jornada fue un éxito, decenas de personas de todas partes del mundo se unieron al streaming organizado por ASAGA y patrocinado de Desmet Ballestra para actualizarse sobre el Tablero de Control y Balance de Masa en Plantas de Crushing. Destacamos que todas las charlas se dictaron por streaming directo con plena participación de los inscriptos, pero de una manera organizada para evitar ruidos durante las disertaciones.

    El objetivo era conocer los conceptos y estrategias técnicas acerca de cómo implementar un Tablero de Control en una planta de crushing de semillas oleaginosas. KPI, Informes Gerenciales, entre otros puntos. Asimismo, también se dará teoría y práctica sobre Balance de Masas en la industria aceitera. Se trabajará a través de ejemplos prácticos y didácticos que permitan analizar casos concretos de Balance de Masas. Los asistentes de este taller adquirirán herramientas de guía y optimización de sus tareas en planta.

    La coordinación del evento estuvo a cargo del especialista Aníbal Demarco (DESMET BALLESTRA y ASAGA), quien además disertó junto a Renata Carminato (C&L Consultores) y César Lanati (C&L Consultores).

     

    Más información

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    www.asaga.org.ar

    Tel/Fax: (+54 341) 4391761/4373845

    Fuente: Prensa ASAGA

     
  • Productores de biocombustible se declaran en estado de alerta

    El sector viene operando a la mitad de su capacidad desde fines del 2019.

    El sector de biocombustibles se encuentra en estado de alerta después que los productores aseguraron que permitieron un gran ahorro en importaciones, al rechazar la posibilidad que atribuyen a las petroleras de reducir el corte de las naftas y el diesel, lo que agravaría la caída de producción del sector que opera a la mitad de su capacidad.

    El planteo llegó de manos de la Liga Bioenergética, quienes alertaron por "la gravísima situación que atraviesa la industria de biocombustibles" y que pone en riesgo los 10.000 puestos de trabajo que genera en 10 provincias mediante la industrialización de la producción primaria.

    "La industria de los biocombustibles no está subsidiada, al contrario de otras industrias que necesitan que les garanticen mejores precios que los fijados internacionalmente para hacer inversiones en Argentina", expresó la entidad al resaltar que la actividad "evitó importaciones por más de u$s27.000 millones en el período 2010–2019".

    En ese sentido, los productores plantean que "volver al sistema de exportación primaria del poroto de soja o grano de maíz, además de ser anacrónico, constituye desconocer la importancia del agregado de valor en origen, ya que el país posee el complejo agroexportador más grande y eficiente del mundo que debe ser aprovechado con un desarrollo industrial que aumente los empleos calificados y las inversiones".

    Ante la pretensión de la petroleras de reducir los cortes vigentes del 12% para las naftas y del 10% para el diesel, la Liga Bionergética aseguró que "no se pretende reemplazar" al gas oil o las naftas, sino "complementar" la matriz energética, mediante el aporte de "un combustible de origen vegetal, renovable, menos contaminante y de producción nacional".

    El sector, además, se enfrenta al debate sobre la conveniencia de prorrogar el régimen vigente desde hace más de 10 años para los biocombustibles, y que permitió su desarrollo a través de 54 plantas situadas en 10 provincias (Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero, Córdoba, Tucumán, Jujuy y Salta), y genera más de 60.000 fuentes de trabajo, directas e indirectas.

    El sector también da origen o potencia el desarrollo de otras industrias como productores cañeros, complejo aceitero y pequeñas aceiteras a prensa, empresas de transportes, industria metal-mecánica, y el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas al servicio del sector.

    Los biocombustibles constituyen el último eslabón en la cadena de agregado de valor de la soja, maíz y azúcar, y en el caso del bioetanol y el biodiesel pyme, el 100% de su capacidad de producción se destina al mercado interno.

    La capacidad instalada de biodiesel en el país es superior a 4.5 millones de toneladas anuales, y más del 50% se encuentra hoy ociosa.

     

     

 

 

 

 
 

 

 

 


Publicaciones