Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

El mundo de los granos con los ojos puestos en las nuevas políticas estadounidenses mientras que la soja se toma un respiro a las subas y el trigo local se volvió la estrella.

Con la asunción del nuevo presidente de los EE.UU. el contexto cambió para el mundo y el impacto también se observó en los mercados agrícolas.

Las primeras decisiones se focalizaron en las relaciones comerciales de los EE.UU. con otros países así como la confirmación de la construcción del muro que separa al país con México.

El comercio en el mundo puede mostrar cambios en los próximos meses para favorecer a algunos y perjudicar a otros.

Otra noticia que impacto en el mercado fueron los anuncios relacionados a posibles cambios en el mandato de RFS a partir de las modificaciones en la EPA.

La EPA dijo en un comunicado que está retrasando 30 normas, incluyendo la implementación de los requisitos de 2017 para biocombustibles anunciados en noviembre. Se espera que el RFS del 2017 quede congelado a pesar de las últimas disposiciones del EPA del año pasado, ya que la nueva administración revisara los mismos

A partir de lo mencionado hay preocupación por la demanda interna de maíz y soja estadounidenses, con la EPA retrasando la implementación de los requerimientos de biocombustibles de este año, ciertos analistas advierten que se podría reducir el uso de granos y semillas oleaginosas para producir combustibles renovables.

Como consecuencia del temor a una menor demanda, los precios en Chicago mostraron bajas en la semana finalizada el viernes.

También afecto el comportamiento de los precios la evolución del dólar frente a las demás monedas en el mundo producto de los cambios que se están planteando con el nuevo escenario político en EE.UU. que puede modificar su participación en el comercio mundial.

Siendo EE.UU. un importante jugador en el mercado agrícola, las políticas que se tomen tendrán su impacto en los precios más allá que parte de la atención de los operadores continúa en la situación de Sudamérica.

En Argentina, luego de las intensas lluvias de semanas atrás, el contexto en el cual se desarrollan los cultivos de gruesa mejoro considerablemente, permitiendo avanzar con la siembra de la soja de segunda y el maíz que queda por implantar.

Sin precipitaciones en los últimos días y altas temperaturas, el contexto mejoro cuando hay pronósticos de precipitaciones para los próximos días.

En Brasil el clima fue muy favorable para el desarrollo de los cultivos que hoy se están cosechando aunque hubo precipitaciones durante el fin de semana que retrasaron algunos trabajos de recolección. Sin embargo, las proyecciones de la cosecha de soja y maíz son muy alentadoras para alcanzar una producción récord de la primera y la recuperación de la oferta del cereal que fue afectada el ciclo anterior.

El récord esperado en Brasil para la soja compensaría la caída esperada en nuestro país donde se sembraran casi 700 mil hectáreas menos que la campaña pasada por el aumento del área con cereales y el impacto del clima.

Con mejor clima bajó la soja

Las mejores condiciones climáticas en nuestro país tuvieron impacto en los precios de la oleaginosa.

LA soja disponible después de llegar a los $ 4600 en las semanas anteriores, bajó hasta los $ 4450 para entrega inmediata en Rosario.

La posición de la nueva cosecha también corrió la misma suerte al haber llegado hasta los usd 276 el 18/01/17 en el MATBA para mayo pero cerrando a usd 269,70 el viernes pasado.

Los mejores precios fueron aprovechados solo por algunos productores que aumentaron las ventas o tomaron coberturas con opciones por la baja de las primas de los puts por la suba de los precios futuros.

El interés abierto de la posición mayo indica que 1,28 M ton hay operado de soja frente a las 956 mil del año pasado a la misma fecha cuando los futuros estaban operando a usd 217.

A los contratos institucionalizados le sumamos las 6,63 M ton que informan compradas por el sector exportador y la industria de soja 2016/17 frente a los 3,44 M ton del año pasado a la misma fecha.

Sumando ambas cifras tenemos operaciones por 7,9 M ton de soja nueva que representan casi el 15% de la cosecha si esta se proyecta en 53 M ton frente al 7,5% del 2016.

Los precios que se pudieron obtener anticipadamente por la soja aumentaron los negocios aunque con riesgo productivo puede representar un mayor volumen vendido si el clima continúa afectando a los cultivos.

La estrella es el trigo

Mientras que la soja bajó en los últimos días, el trigo fue el producto que se destacó en las últimas jornadas.

Los precios del cereal disponible mostraron una suba de más de $ 100 en la última semana para quedar a $ 2.800 como precio máximo operado en Rosario Norte y $ 2.700 siendo el valor más frecuente, según el Monitor SIO GRANOS del Ministerio de Agroindustria.

LA mejora que registra el producto responde a la suba del precio FOB del cereal argentino con nuevos negocios al exterior que el exportador está trasladando al mercado interno.

El precio FOB del trigo pan alcanzado los usd 182 por tonelada luego de estar operando a niveles de usd 174 varias semanas.

A partir de dicho valor el FAS teórico del cereal alcanza los usd 167, debajo del precio real del mercado que muestra que el productor está recibiendo el precio lleno por su grano cuando hace mucho tiempo que no lo hacía.

Este mercado muestra que a pesar de la gran oferta (con una producción 2016/17 alcanzando las 16,5 M ton), cuando hay libertad de negocios, sin intervención del gobierno, los precios reflejan la realidad del mercado llegando al exterior a pesar de la gran competencia mundial.

Argentina con la recuperación de la cosecha podría exportar hasta 10 M ton de trigo (hoy ya hay DVJE por un total de 5,35 M ton) con gran diversidad de destinos y abasteciendo a Brasil con mejores precios y mayor volumen.

Lo que viene…

El mercado de granos se enfrenta no solo a la volatilidad propia del impacto del clima sobre las producciones, sino a los cambios políticos y económicos que enfrentara los EE.UU. en el nuevo gobierno de Trump.

Son variables a seguir:

-          Evolución del dólar

-          Políticas comerciales de EE.UU.

-          Comportamiento de los fondos de inversión

-          Clima en Sudamérica

-          Avance de la cosecha en Sudamérica

Fuente: Agrositio

Otras Noticias

  • Tablero de Control y Balance de Masas online y con proyección internacional

    El evento se desarrolló mediante streaming en directo con más de 50 participantes  de todas partes del mundo.

    La jornada fue un éxito, decenas de personas de todas partes del mundo se unieron al streaming organizado por ASAGA y patrocinado de Desmet Ballestra para actualizarse sobre el Tablero de Control y Balance de Masa en Plantas de Crushing. Destacamos que todas las charlas se dictaron por streaming directo con plena participación de los inscriptos, pero de una manera organizada para evitar ruidos durante las disertaciones.

    El objetivo era conocer los conceptos y estrategias técnicas acerca de cómo implementar un Tablero de Control en una planta de crushing de semillas oleaginosas. KPI, Informes Gerenciales, entre otros puntos. Asimismo, también se dará teoría y práctica sobre Balance de Masas en la industria aceitera. Se trabajará a través de ejemplos prácticos y didácticos que permitan analizar casos concretos de Balance de Masas. Los asistentes de este taller adquirirán herramientas de guía y optimización de sus tareas en planta.

    La coordinación del evento estuvo a cargo del especialista Aníbal Demarco (DESMET BALLESTRA y ASAGA), quien además disertó junto a Renata Carminato (C&L Consultores) y César Lanati (C&L Consultores).

     

    Más información

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    www.asaga.org.ar

    Tel/Fax: (+54 341) 4391761/4373845

    Fuente: Prensa ASAGA

     
  • Productores de biocombustible se declaran en estado de alerta

    El sector viene operando a la mitad de su capacidad desde fines del 2019.

    El sector de biocombustibles se encuentra en estado de alerta después que los productores aseguraron que permitieron un gran ahorro en importaciones, al rechazar la posibilidad que atribuyen a las petroleras de reducir el corte de las naftas y el diesel, lo que agravaría la caída de producción del sector que opera a la mitad de su capacidad.

    El planteo llegó de manos de la Liga Bioenergética, quienes alertaron por "la gravísima situación que atraviesa la industria de biocombustibles" y que pone en riesgo los 10.000 puestos de trabajo que genera en 10 provincias mediante la industrialización de la producción primaria.

    "La industria de los biocombustibles no está subsidiada, al contrario de otras industrias que necesitan que les garanticen mejores precios que los fijados internacionalmente para hacer inversiones en Argentina", expresó la entidad al resaltar que la actividad "evitó importaciones por más de u$s27.000 millones en el período 2010–2019".

    En ese sentido, los productores plantean que "volver al sistema de exportación primaria del poroto de soja o grano de maíz, además de ser anacrónico, constituye desconocer la importancia del agregado de valor en origen, ya que el país posee el complejo agroexportador más grande y eficiente del mundo que debe ser aprovechado con un desarrollo industrial que aumente los empleos calificados y las inversiones".

    Ante la pretensión de la petroleras de reducir los cortes vigentes del 12% para las naftas y del 10% para el diesel, la Liga Bionergética aseguró que "no se pretende reemplazar" al gas oil o las naftas, sino "complementar" la matriz energética, mediante el aporte de "un combustible de origen vegetal, renovable, menos contaminante y de producción nacional".

    El sector, además, se enfrenta al debate sobre la conveniencia de prorrogar el régimen vigente desde hace más de 10 años para los biocombustibles, y que permitió su desarrollo a través de 54 plantas situadas en 10 provincias (Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero, Córdoba, Tucumán, Jujuy y Salta), y genera más de 60.000 fuentes de trabajo, directas e indirectas.

    El sector también da origen o potencia el desarrollo de otras industrias como productores cañeros, complejo aceitero y pequeñas aceiteras a prensa, empresas de transportes, industria metal-mecánica, y el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas al servicio del sector.

    Los biocombustibles constituyen el último eslabón en la cadena de agregado de valor de la soja, maíz y azúcar, y en el caso del bioetanol y el biodiesel pyme, el 100% de su capacidad de producción se destina al mercado interno.

    La capacidad instalada de biodiesel en el país es superior a 4.5 millones de toneladas anuales, y más del 50% se encuentra hoy ociosa.

     

     

 

 

 

 
 

 

 

 


Publicaciones