Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Por: Juan Pablo Marino

La soja se disparó este martes un 5,6% a u$s 395,37 la tonelada en el mercado de Chicago, lo que representa su mayor valor en más de un año y medio, luego de que EEUU proyectara que la oferta mundial del cultivo será más ajustada de lo previsto en los próximos dos años debido a cosechas menores a las estimadas, entre ellas la de Argentina.

De este modo, el pronóstico del USDA, que incluyó además una baja en la cosecha estadounidense y brasileña y un incremento de la demanda a nivel mundial, le dio un fuerte impulso al precio del poroto, que trepó más de u$s 21 y alcanzó su máximo valor desde septiembre de 2014 (cuando operaba en niveles de u$s 400).

A su vez, la suba intradiaria de 5,6% que registró la soja que la mayor en los últimos cinco años y medio (el 8 de octubre de 2010 había escalado un 6,6% a u$s 417,05).

En concreto, el Departamento de Agricultura (USDA) estadounidense bajó la previsión de la cosecha de soja argentina en 2,5 millones de toneladas, hasta los 56,5 millones, debido a las fuertes lluvias que golpearon al cultivo en el país durante abril.

"El dato del USDA está bastante en línea con lo que proyectamos nosotros, unos 56 millones de toneladas", señala a este medio el Ing. Esteban Copati, jefe de estimaciones agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. De todos modos,advierte que "el rango del mercado se está moviendo hoy por hoy entre 55 a 57 millones".

Sin embargo, otras proyecciones locales ya ubican la cifra por debajo de los 55 millones de toneladas. "Según nuestras estimaciones, la campaña de soja va a terminar cerca de los 54,8 millones de toneladas, con lo cual estaríamos perdiendo 5,2 millones de toneladas", dijo a ámbito.com Ernesto Ambrosetti, economista jefe de la Sociedad Rural Argentina (SRA). "Esto representa unos u$s 1.500 millones de ingresos perdidos", subrayó.

El pasado 21 de abril pasado la Bolsa de Cereales de Buenos Aires ya había realizado un ajuste importante en las previsiones de la cosecha de soja. "Con el fuerte retraso del avance de cosecha que veíamos, pasamos de u$s 60 millones a 56 millones de toneladas", resalta Copati.

Asimismo, desde esa plaza calculan que "hay alrededor de 1,56 millón de hectáreas que ya se dan por perdidas". "Son lotes que están encharcados o que tienen un impacto negativo sobre el potencial de rendimiento. También estimamos que hay otras 700 mil hectáreas con riesgos de perderse", alerta Copati.

La zona núcleo argentina sufrió lluvias constantes durante unas tres semanas el mes pasado, lo que provocó graves pérdidas de superficie y mermas en los rendimientos del poroto. "No se pudo recolectar el cultivo y se produjeron aperturas de vainas en las plantas", explicaron desde SRA.

Ya para la campaña 2016/17, el Gobierno estadounidense calculó la producción de la oleaginosa argentina en 57 millones de toneladas.

Ambrosetti prevé que de "de acá a noviembre, que es cuando se empieza a sembrar la soja nueva, se supone que va a cambiar bastante toda la situación climática porque entraríamos en una niña que tiende a ser más seco por abajo del promedio histórico".

Pese a la difícil situación actual, el USDA mantuvo su proyección de exportaciones de soja argentina 2015/16 en 11,4 millones de toneladas, mientras que calculó los embarques de la oleaginosa de la próxima campaña en 10,65 millones de toneladas.

Impulsados también por el informe del USDA, el maíz ganó en Chicago un 2,9% a u$s 149,01 la tonelada y el trigo ascendió un 1% a u$s 165,90.

Con respecto al maíz 2015/16, redujo su cálculo de cosecha en 1 millón de toneladas, a 27 millones, de los que se exportarán 18 millones de toneladas. Por otro lado, para la temporada 2016/17, el USDA dijo que prevé una producción de 34 millones de toneladas del cereal en Argentina y embarques del cereal por 23 millones de toneladas.

En tanto, para la campaña de trigo del ciclo 2016/17, cuya siembra comenzará en las próximas semanas en Argentina, el USDA estimó una cosecha de 14,5 millones de toneladas, por encima de los 11,3 millones recolectados en la campaña previa.

Analistas estiman que, para el próximo reporte de junio, el USDA podría ajustar a la baja nuevamente la cosecha de soja argentina, pero en forma leve por lo que no esperan grandes cambios en el valor de la oleaginosa.

De todos modos, advierten que el mercado de granos se encamina a ser "una plaza climática", donde los precios estarán cada vez más afectados por la evolución del clima en EEUU y en Sudamérica, y no tanto por el juego de oferta y demanda entre los jugadores que intervienen.

Fuente: ámbito.com, 10/05/16

Otras Noticias

  • Tablero de Control y Balance de Masas online y con proyección internacional

    El evento se desarrolló mediante streaming en directo con más de 50 participantes  de todas partes del mundo.

    La jornada fue un éxito, decenas de personas de todas partes del mundo se unieron al streaming organizado por ASAGA y patrocinado de Desmet Ballestra para actualizarse sobre el Tablero de Control y Balance de Masa en Plantas de Crushing. Destacamos que todas las charlas se dictaron por streaming directo con plena participación de los inscriptos, pero de una manera organizada para evitar ruidos durante las disertaciones.

    El objetivo era conocer los conceptos y estrategias técnicas acerca de cómo implementar un Tablero de Control en una planta de crushing de semillas oleaginosas. KPI, Informes Gerenciales, entre otros puntos. Asimismo, también se dará teoría y práctica sobre Balance de Masas en la industria aceitera. Se trabajará a través de ejemplos prácticos y didácticos que permitan analizar casos concretos de Balance de Masas. Los asistentes de este taller adquirirán herramientas de guía y optimización de sus tareas en planta.

    La coordinación del evento estuvo a cargo del especialista Aníbal Demarco (DESMET BALLESTRA y ASAGA), quien además disertó junto a Renata Carminato (C&L Consultores) y César Lanati (C&L Consultores).

     

    Más información

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    www.asaga.org.ar

    Tel/Fax: (+54 341) 4391761/4373845

    Fuente: Prensa ASAGA

     
  • Productores de biocombustible se declaran en estado de alerta

    El sector viene operando a la mitad de su capacidad desde fines del 2019.

    El sector de biocombustibles se encuentra en estado de alerta después que los productores aseguraron que permitieron un gran ahorro en importaciones, al rechazar la posibilidad que atribuyen a las petroleras de reducir el corte de las naftas y el diesel, lo que agravaría la caída de producción del sector que opera a la mitad de su capacidad.

    El planteo llegó de manos de la Liga Bioenergética, quienes alertaron por "la gravísima situación que atraviesa la industria de biocombustibles" y que pone en riesgo los 10.000 puestos de trabajo que genera en 10 provincias mediante la industrialización de la producción primaria.

    "La industria de los biocombustibles no está subsidiada, al contrario de otras industrias que necesitan que les garanticen mejores precios que los fijados internacionalmente para hacer inversiones en Argentina", expresó la entidad al resaltar que la actividad "evitó importaciones por más de u$s27.000 millones en el período 2010–2019".

    En ese sentido, los productores plantean que "volver al sistema de exportación primaria del poroto de soja o grano de maíz, además de ser anacrónico, constituye desconocer la importancia del agregado de valor en origen, ya que el país posee el complejo agroexportador más grande y eficiente del mundo que debe ser aprovechado con un desarrollo industrial que aumente los empleos calificados y las inversiones".

    Ante la pretensión de la petroleras de reducir los cortes vigentes del 12% para las naftas y del 10% para el diesel, la Liga Bionergética aseguró que "no se pretende reemplazar" al gas oil o las naftas, sino "complementar" la matriz energética, mediante el aporte de "un combustible de origen vegetal, renovable, menos contaminante y de producción nacional".

    El sector, además, se enfrenta al debate sobre la conveniencia de prorrogar el régimen vigente desde hace más de 10 años para los biocombustibles, y que permitió su desarrollo a través de 54 plantas situadas en 10 provincias (Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero, Córdoba, Tucumán, Jujuy y Salta), y genera más de 60.000 fuentes de trabajo, directas e indirectas.

    El sector también da origen o potencia el desarrollo de otras industrias como productores cañeros, complejo aceitero y pequeñas aceiteras a prensa, empresas de transportes, industria metal-mecánica, y el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas al servicio del sector.

    Los biocombustibles constituyen el último eslabón en la cadena de agregado de valor de la soja, maíz y azúcar, y en el caso del bioetanol y el biodiesel pyme, el 100% de su capacidad de producción se destina al mercado interno.

    La capacidad instalada de biodiesel en el país es superior a 4.5 millones de toneladas anuales, y más del 50% se encuentra hoy ociosa.

     

     

 

 

 

 
 

 

 

 


Publicaciones