Institucionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales  

A&G habló con la investigadora Martha Cuniberti obre la caída de la proteína de soja en Argentina. Ella realizó un trabajo sobre este tema en el Laboratorio de Calidad Industrial de Cereales Oleaginosas de la Estación Experimental Agropecuaria Marcos Juarez del INTA.

-¿Podría describir la situación de la última campaña en la que se registra mermas en la proteína del poroto de soja?

- En principio los rendimientos se incrementaron en forma significativa, pero con una caída muy pronunciada en el tenor  de proteína. Sumado a ello, en esta cosecha, el rinde de aceite que normalmente suele ser mayor en correspondencia  con los rindes altos, fue inferior a lo esperado. La razón de ser de ello se debe a que en el llenado de las vainas no hubo buena luminosidad y días soleados, como lo requiere la concentración de aceite en el grano. De allí que el Pro-Fat (proteína+aceite) fuera también el más bajo de los últimos 16 años, provocando que en la harina de soja de alta proteína, calidad HIPRO (90% de la producción), se hiciera casi imposible llegar al límite requerido para la exportación.

- ¿Cómo se resolvió este problema para hacer frente a la comercialización internacional?

- Se debió modificar la base de comercialización para la harina de soja de origen argentino, disminuyéndola de 47% a 46,5% con penalidad de 1 punto y la tolerancia de 46% a 45,5% con penalidad de 2 puntos. Por su parte, el complejo sojero debió bajar la humedad de 12,5% a 10%, con una disminución de 2,5% , es decir por debajo de  la base para concentrar la proteína de la harina de soja y poder alcanzar de esta manera valores aceptables .. Esto trae problemas de logística en la carga, transporte y descarga de mercadería por ser demasiado  seca y con menor granulometría , además de tener mayor exposición a la contaminación y consiguiente  aumento en la presencia de salmonellas, micotoxinas, etc.

- ¿Cómo afecta esto a la cadena en su conjunto?

- Estas pérdidas se trasladan desde el productor que recibe un precio menor al que recibiría en un año normal, a la industria que disminuyó su capacidad de molienda en un 20% y al país por disminución de las primas de harina argentina, implicando una caída importante en los ingresos por exportación, como primer exportador mundial de harinas proteicas.

- ¿Cómo fueron las concentraciones en años anteriores?

- En la última cosecha, el promedio de proteína se ubicó en 37,1% y el de aceite fue de 22,1% frente al promedio de 16 años previos que fue de 38,7% y 22,7%, respectivamente, considerando estos valores en base seca. En soja de primera, el promedio fue más bajo aún con 36,3%. En cuanto al Pro- Fat, éste fue de 59,2%, cuando el promedio para ese período fue de 61,4%. Es importante remarcar que un valor alto de este parámetro es deseado por la industria, ya que al extraer el aceite  los fosfátidos (gomas), estos compuestos se adicionan  a la harina , haciendo que la proteína de la harina en proporción aumente con un adecuado Profat.

- ¿Qué factores influyen en la calidad final del poroto?

- En la expresión de la calidad influyen factores ambientales, genéticos y de manejo de cultivo, siendo el ambiente el más importante para la expresión de la cantidad de proteína y el aceite.

- ¿Cómo se compone el mapa de la calidad teniendo en cuenta las zonas de nuestro país?

- La calidad industrial de la soja argentina se caracteriza por presentar altos contenidos de aceite y relativamente baja proteína, sobre todo en la zona Pampeana Norte y Pampeana Sur. Las variedades más difundidas fueron seleccionadas para altos rendimientos y en general, suelen poseer alto contenido de aceite y baja proteína. En zonas de menor latitud (norte del país) esta relación no se cumple, dando valores altos de proteína y aceite a la vez, sobre todo de proteína.

Las altas temperaturas y el estrés  hídrico, durante el  llenado de grano producen alteración en el contenido de proteína y de aceite. La temperatura influye sobre la proteína, sobre todo el estrés térmico  haciendo que ésta suba por caída del rinde, pero hay además co-existen otros factores ambientales que intervienen en la definición de la cantidad de proteína de la soja de cada campaña. En el aceite el efecto de las temperaturas durante el llenado de grano es más directo, a mayor temperatura, mayor aceite.

- ¿Qué papeles juegan el clima, las estaciones y los genotipos en la determinación de la proteína?

- Podríamos mencionar el Grupo de Madurez (GM). En soja de primavera hay una tendencia a mayor proteína y aceite. En relación a la soja de primera, al aumentar los rindes cae la proteína, con buenos valores de aceite y teniendo en cuenta la soja de segunda, en ésta sube la proteína y disminuye  el aceite. De acuerdo a estudios realizados por nosotros , en los años 2000 y 2006, concluimos que la proteína puede aumentar 1,5% en promedio por cada aumento en el GM y el aceite se reduce en aproximadamente un 0,98% en la fecha de siembra de enero, no siendo significativo el efecto en los períodos  de noviembre y diciembre. Hay una tendencia a mayor contenido de proteína y menor aceite en los GM más largos.

Si bien existe interacción genotipo - ambiente en la expresión del contenido de aceite y proteína, los valores relativos entre las variedades se mantienen en un promedio de ambientes. Para cada región o grupo de madurez (GM) se cuenta con diversidad en cuanto a contenido de proteína, aceite y Pro-fat. Dentro de las variedades más sembradas existen algunas que se destacan genéticamente por su alto contenido de proteína como NA5009RG, NA4990RG y NA3731RG en los ensayos de la RECSO de las campañas 2009/10, 10/11, 11/12 y 12/13. Otras variedades se destacan en aceite como DM 3810, DM 4670, DM 4210 y DM 4970 desde la campaña 2010/11 hasta la 12/13. Las variedades DM 3700, DM 4210 y SPS 3900 se destacan por su elevado  Pro-fat.

- ¿Existe una salida a este problema desde el punto de vista científico?

 - Ya que el ambiente no se puede controlar, se debe partir por mejorar la genética para este carácter, generando variedades estables en distintos ambientes para alta proteína. Luego a nivel del productor, la genética debe ser acompañada de un adecuado manejo del cultivo que potencia el nivel proteico.

Fuente: Prensa ASAGA

 





Publicaciones


Más información:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.




Publicaciones


Más información:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.