¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Argentina’s journey from using industrially-produced trans fats to improving heart health began in 1990. Researchers turned their attention to the country’s high rate of heart disease, seeking causes and solutions.

As global awareness grew on trans fats’ role in cardiovascular diseases, health officials knew they had to take a stand. Partnerships formed between the agricultural and health ministries, the business and consumer sectors, and academia.The Government’s final decision to adopt a mandatory approach helped the country virtually rid its food of industrially-produced trans fats by 2014.

Cardiovascular diseases are Argentina’s main cause of death, and trans fat elimination is seen as having the biggest potential impact on the general population.

“Eliminating trans fat is a priority for the entire region,” says Dr. Fabio Gomes, Regional Nutrition Advisor at the Pan American Health Organization (PAHO), the Regional Office of the Americas for WHO. “Reducing trans fat consumption by just 2% to 4% of total calories could prevent an estimated 30 000 to 225 000 heart attacks in Latin America and the Caribbean.”

The work has paid off. A 2015 study published in the WHO Bulletin estimated that anywhere from 301 to 1517 cardiac deaths per year were averted by eliminating industrially-produced trans fats in Argentina (1).  The study also found that replacing industrially-produced trans fat will save between US$17 million and $87 million in healthcare costs annually.

Several factors were in Argentina’s favor, including the availability of plant-based alternative fats enabled by increased production of sunflower oil high in oleic acid.

In 1990, La Plata National University, the Buenos Aires Scientific Investigations Commission, and the Buenos Aires Health Ministry began studying the high incidence of coronary death. Companies began investigating and using industrial trans fat alternatives, including interesterified vegetable oils (saturated and unsaturated vegetable oils blended to increase the melting point); semisolid fats comprised of milk-fat fractions and sunflower oil; and stearins of different melting points derived from modified sunflower oil.

While trans fat labeling became mandatory in 2006, limiting them in food was voluntary until 2008, with some companies already substituting other fats.

In 2008, the PAHO-backed Trans Fat Free Americas Declaration called for limiting industrially-produced trans fat to less than 2% of total fat in oils and margarines, and less than 5% of total fat in other foods. The declaration recommended mandatory labeling of trans fat content in foods, standardized across the Americas, and when possible, replacement with unsaturated fats.

The Argentine Commission for the Elimination of Trans Fats was formed soon after. The Ministry of Health brought together consumer groups, academia and the food industry, as well as:

the National Institute of Nutrition (part of the health ministry),

the National Institute of Industrial Technology (part of the Ministry of Economics),

the Ministry of Agribusiness, and

the Argentinian Association of Fats and Oils.

Three inter-agency subgroups were created, leading to changes in 2010 in the Argentinian food code, el Código Alimentario Argentino (CAA), and a new guide for small and medium businesses on how to replace industrially-produced trans fats. The CAA amendments established deadlines for industry to comply with the limits: two years to meet the 2% limit of industrially-produced trans fats in margarines and vegetable oils, and approximately five years for the 5% limit in other products. By 2014 the code was almost fully implemented.

The efforts met little resistance because the changes were easy and inexpensive. By 2014, most companies were complying. A study found 73% of the food products screened were in compliance by 2014, with overall compliance rising to 93% by 2015.

Dr. Fabio Gomes describes Argentina’s approach to eliminating trans fat as "innovative and pioneering".  He notes the Government managed to “take the lead in enacting a mandatory approach towards the virtual elimination of trans fats from the food system." “This model is inspiring other countries," he adds.

(1)    Rubinstein, Adolfo, et al. "Eliminating artificial trans fatty acids in Argentina: estimated effects on the burden of coronary heart disease and costs." Bulletin of the World Health Organization 93 (2015): 614-622.

Fuente: WHO – World Health Organization 

Otras Noticias

  • Bolivia apuesta fuerte al bioetanol para mejorar la calidad de sus combustibles

    Bolivia está a puertas de iniciar la producción masiva de bioetanol para sustituir la importación de aditivos para gasolina y diésel, utilizados para mejorar el rendimiento de ambos combustibles, luego de realizarse pruebas que han sido calificadas como "óptimas".

    El proyecto está en gran medida relacionado con el ingenio azucarero de Guabirá, de administración privada, situado en la ciudad de Montero colindante con Santa Cruz, la urbe más grande y poblada de Bolivia, y al que podrían sumarse otras plantas del país.

    En declaraciones a los medios durante una visita organizada por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), el presidente del directorio del ingenio azucarero Guabirá, Mariano Aguilera, destacó que con la producción del combustible "no vamos a importar" otros aditivos para combustibles.

    Aguilera resaltó el resultado "óptimo" que han dado los primeros 10.000 litros de bioetanol fabricados en el ingenio de Guabirá, que se entregaron a la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

    Esta cantidad de combustible se puso a prueba en vehículos de distinta data que recorrieron regiones tropicales y de altitud con buenos resultados, mencionó Aguilera. "En este momento tenemos cinco millones (de litros) para entregar a YPFB", recalcó el empresario. 

    Aguilera señaló que han hecho "grandes inversiones" y que únicamente se aguarda una ley nacional que regule las características de la producción y venta del bioetanol.

    En mayo de este año el Gobierno boliviano y los productores de caña de Santa Cruz acordaron trabajar en la producción de este combustible que implica, entre otras cosas, la extensión del los cultivos de caña.

    Se espera que, para este fin, en los próximos años se inviertan alrededor de 1.500 millones de dólares y que el área de plantación del principal insumo del bioetanol pase de las 151.000 a las 330.000 hectáreas, de acuerdo a estimaciones del IBCE.

    Aguilera citó que Guabirá tiene "en este momento" una capacidad de destilación de 600.000 litros diarios que, pretende se incremente a 1 millón. Al mismo tiempo se pondrá en funcionamiento una planta deshidratadora de alcohol, "la más grande del país", capaz de tratar un millón de litros por día, señaló.

    Aguilera detalló que el proceso de extensión de cultivos de caña de azúcar ya ha comenzado durante esta gestión y que han llegado a las 9.000 hectáreas, que han supuesto una inversión de 9 millones de dólares. "Guabirá tiene planificado invertir más de 40 millones de dólares en dos años", subrayó Aguilera.

    El bioetanol o alcohol anhidro se caracteriza por estar libre de agua mediante un proceso de deshidratación que tiene el objetivo de conseguir un ciento por ciento de consistencia, explicó Samuel Oporto, un ingeniero industrial que trabaja en el ingenio Guabirá.

    Habitualmente se somete a este proceso el alcohol que se extrae de la caña de azúcar o del sorgo, del que se obtiene el alcohol anhidro útil para posteriormente incorporarlo a la gasolina y subir su octanaje.

    Aguilera aseguró que la expansión que este proyecto puede tener "es muy grande" y citó los casos de los países vecinos de Bolivia que han decidido producir el combustible y que en ninguno de ellos se ha retirado de esta producción. "El (país) que ha entrado a la era de los biocombustibles no se ha salido, todos están fomentando", recalcó.

    El empresario añadió que con este proyecto "ganamos todos", en referencia a los trabajadores, empresarios, Gobierno y consumidores. Al respecto, consideró que el bioetanol es un combustible amigable con el medio ambiente, renovable y que además permitirá el ahorro de divisas, hasta ahora destinadas a la importación de aditivos de gasolina.

    Fuente: Clarin

  • Prohibieron el glifosato en Brasil y comenzó una batalla legal

    El ministro de Agricultura, Blairo Maggi, anunció que el gobierno recurrirá la decisión para intentar revertirla antes de la próxima cosecha. "Suspender el registro de ese producto sería un retroceso ambiental gigantesco", afirmó.

    La decisión llega en momentos en que el gigante agroquímico Monsanto, adquirido recientemente por la alemana Bayer, enfrenta su primer juicio en Estados Unidos por el presunto vínculo entre el cáncer y sus productos a base de glifosato.
     
    El ministro de Agricultura, Blairo Maggi, quien también es el principal productor de soja del mundo, anunció que el gobierno recurrirá la decisión para intentar revertirla antes de la próxima cosecha.

    "Todo el sistema de siembra directa está basado en el glifosato" y suspender el registro de ese producto "sería un retroceso ambiental gigantesco", afirmó Maggi en declaraciones al diario Valor.

    El glifosato es el herbicida más utilizado en el mundo bajo distintas marcas.

    "Como todos los productos herbicidas, el glifosato es revisado rutinariamente por las autoridades reguladoras para garantizar que pueda ser utilizado de forma segura", afirmó en un comunicado enviado a la AFP la asesoría de Monsanto, una de las principales empresas que produce y comercializa productos a base de glifosato en Brasil.

    Para Monsanto, no existe ningún vínculo entre el glifosato y el cáncer, por lo que no hay motivo alguno para advertir sobre el peligro de utilizar esta sustancia.

    Bayer atribuyó por su lado la orden judicial a una voluntad de "acelerar la actualización (...) de las evaluaciones sanitarias" por parte de Anvisa. "Partimos del principio de que el gobierno brasileño tomará todas las medidas necesarias para anular esa decisión", dijo el grupo alemán a la AFP.

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria


    Publicaciones