Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Los acumulados pluviales más importantes se registraron en el sur de Santa Fe y son importantes para aliviar la situación del maíz, que estaba muy estresado.

Las lluvias del sábado a la tarde aliviaron los cuadros de maíz de primera que estaban "estresados" por la crítica falta de agua en la zona núcleo. Pero de acuerdo a un informe de la Bolsa rosarina las precipitaciones fueron escasas y solo el 40% de la zona núcleo recibió más de 30 milímetros.

"Los mayores acumulados se midieron en una estrecha franja que llegó hasta Monte Buey, en el este de Córdoba y se extendió hasta Rosario. Allí, hubo lluvias de 50 a 60 milímetros. Se trata de 1,7 millones de hectáreas que recibieron un gran auxilio del agua", destacan los técnicos de la entidad. El problema es que al alejarse unos kilómetros, los montos de lluvias caen en picada.

Desde mediados de diciembre, un 10% de los maíces de la región ya se encontraban floreciendo, muchos de ellos con un fuerte estrés hídrico. Un 40% de los cuadros ingresa esta semana a floración. "Por eso, las zonas que recibieron estas lluvias tendrán una gran ventaja por sobre el resto", adelanta la BCR.

En las áreas menos favorecidas, hay mucha preocupación. Se trata de 6 millones de hectáreas que siguen a la espera de nuevas lluvias para sembrar, mientras observan cómo los cultivos se deterioran.

El informe de la Bolsa rosarina además señala que hubo lluvias en el centro de Buenos Aires, con montos de entre 5 y 30 milímetros, y en el sureste bonaerense las descargas pluviales fueron más importantes: entre 30 y 80 milímetros.

La provincia de Entre Ríos también recibió interesantes una oferta de agua relevante en la franja este. "Los acumulados estuvieron entre los 30 y los 50 milímetros", destaca la BCR.

Fuente: Clarín

Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones