¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

El autor advierte que la baja calidad proteica de “los porotos” argentinos genera mayores costos en el procesamiento del cultivo. En esta situación, el ambiente influye pero también la genética.

El grano de soja de bajo tenor proteico que producimos en la Argentina es un factor de baja competitividad para la cadena de la soja, que determina la imposibilidad de obtener harinas de la calidad que el mercado requiere. Somos los principales exportadores en este rubro pero hay evidentes perjuicios económicos en el elemento que valoriza a la soja.

Desde hace muchos años, estamos en una pendiente decreciente en los valores de proteína en grano. Es bueno aclarar, que la preocupación no es única de la Argentina, ya que la problemática, se ha instalado en mayor o menor medida en todos los países competidores.

En el quinquenio 1997-2002 en la región central del país estábamos en un nivel de proteína de 39,3% y en el 2012-2017 los valores obtenidos fueron 37,1% (INTA). Esto no permite obtener harinas “High pro” que en los estándares internacionales deben contener un mínimo de 47% de proteína, y que el país ajustó a una base menor del 46,6%, a la cual difícilmente se llega.

En la cadena del cultivo nos hemos reunido en estos días por este tema y consideramos un desafío acercarnos a una posición de consenso para elaborar un plan de trabajo para aumentar el tenor proteico de la soja.

Se conoce la influencia que la interacción del genotipo con el ambiente y el manejo tiene en cuanto al rendimiento en grano, tenor proteico y del aceite, y la calidad de los mismos. Esto ha sido medido y categorizado muy claramente en el trabajo que lleva el INTA y en estos momentos con aportes de universidades (UNR-UCA).

El ambiente climático está definido por la latitud, sumas térmicas en determinados períodos de la soja, estrés térmico e hídrico, que conforman mapas comunes en todos los países productores. La regionalización de nuestro país en cuanto a la calidad de la soja, está hecha, pero es variable a través de los años. Comparativamente nuestra posición geográfica en un clima más templado y frío nos posiciona negativamente frente a países como Brasil y Paraguay, y somos muy similares a EE.UU. y China.

El factor decisivo en el planteo del productor es el rendimiento y no hay un claro incentivo para procurar calidad. Hacia allí apunta el principal objetivo en el mejoramiento genético y en la amplia mayoría de los estudios de respuesta a diferentes manejos y aplicaciones de tecnologías.

Pero el precario estado nutricional de nuestros cultivos, la baja fertilización, la falta de rotaciones, más allá del tema retenciones, y las fechas de siembra adelantadas, que obviamente generan mayores potenciales de rendimiento, suman mucho a la actual situación.

La mayoría de las nuevas variedades tienen una tasa de ganancia genética mayor y constante, y son más aceiteras y menos proteicas, salvo excepciones, como lo documentan los resultados de la Recso. En esta se estableció que el ambiente es el principal factor que influye en los tenores de proteína, pero estudios regionales recientes demostraron que el genotipo tiene más influencia que su interacción con el ambiente.

Si clasificamos las variedades disponibles, hay claros valores extremos y estables, en los porcentajes de aceite, proteína o ambos sumados. Esos mismos trabajos de las universidades demostraron que hay disponibles variedades de altísimo potencial y calidad. Esta es una oportunidad que existe, pero que poco se difunde o conoce.

En el proceso industrial se viene desarrollando una estrategia para evitar castigos en el precio o reducir los descuentos comerciales. Entre los más importantes podemos citar el descascarado del grano en altos porcentajes y la elaboración de harinas más secas. Esto genera menor rendimiento en harinas, un aumento en el costo de energía, menor capacidad de molienda, necesidad de mayores inversiones específicas y mayores mermas. Una estrategia compensatoria es el procesado de soja proveniente del Paraguay, que permite corregir la calidad. Los ítems mencionados, de acuerdo a un estudio de la Bolsa rosarina, cuestan al país 255 millones de dólares, aproximadamente un 3% del total exportado. Estas consecuencias económicas, seguramente se trasmiten a toda la cadena.

Tomando en cuenta a todos estos comentarios, hemos concluido, y sigue en estudio, la posibilidad de que la industria genere un incentivo para producir sojas de mayor contenido proteico, con adecuados niveles de aceite, que incluya un compromiso de sumar un tonelaje a nivel país que permita realizar una corrección en las harinas producidas.

Todos seremos beneficiados.

Fuente: Rodolfo Rossi para Clarín Rural

Otras Noticias

  • ¿Cómo implementar sistemas de gestión de riesgo en la Industria Aceitera?

    Ya llega A&G 109 y nos acerca un tema central único

    En esta edición de A&G abordamos un tema central más que interesante “Cómo implementar sistemas de control de riesgo en la industria aceitera”. Por lo tanto, una vez más, los invitamos a recorrer juntos todas las actualizaciones en la materia, la tecnología de punta, los últimos avances y toda la información que no nos puede faltar a todos los que somos parte de esta industria. Como siempre, esta edición incluye notas de interés, novedades e información general para mantenerlos actualizados junto a la revista líder en producción de conocimiento sobre “grasas y aceites alimentarios” de Latinoamérica.

    Además, incorporamos entrevistas a destacados profesionales como Oscar Baronio de la Dirección de Salud y Seguridad en el Trabajo de Santa Fe quién abordó los riesgos laborales en la industria. Por su parte, Sebastián Vicco indagó sobre cómo prevenir una explosión de polvo en una planta de almacenaje de granos y finalmente, José Morín desarrolló la problemática  del tratamiento de efluentes en la Industria aceitera

    Contamos con un artículo exclusivo provisto por DNV GL sobre estudios cuantitativos en materia de gestión de riesgo con un imperdible análisis de los resultados.

    Los invitamos a leer A&G 109, ¡próximamente!.

     

    ÁREA EDITORIAL:

    Recepción de trabajos

    Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

    (+54 341) 439 1761

     

    SUSCRIPCIONES:

    Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

    (+54 341) 439 1761

    Fuente: Prensa ASAGA

     

  • Todavía está tiempo de asociarse a ASAGA con más beneficios.

    ¡Últimos días para asociarse a la institución a un precio preferencial y por todo un año!

    Sólo durante diciembre será posible asociarse a ASAGA por el precio de una suscripción, se trata de un pago único anual. El objetivo es ampliar la asociación para que todos los que son parte de esta industria puedan recibir los importantes beneficios con los que cuenta actualmente la institución. Si ya se es suscriptor de A&G, puede cambiar a categoría de socio de manera gratuita y comenzar a disfrutar de todas las posibilidades que ofrece nuestra entidad, como por ejemplo:

    • Recepción sin cargo de un ejemplar de la Revista A&G.

    • Acceso a la Revista A&G Digital.

    • Descuentos de hasta un 30% en nuestro programa anual de capacitación (luego de los 3 meses de antigüedad).

    • Acceso al Libro Digital A&G Aniversario (recopilación de artículos técnicos de las ediciones 1 a la 60).

    • Acceso a Webinars sin costo.

    • Acceso a nuestra Biblioteca Técnica.

    • Contacto directo con el resto de Socios a fin de compartir la resolución de los problemas comunes de la Industria.

    • Participar de la Comisión Directiva luego de dos años de antigüedad.

    • Recibir quincenalmente los Newsletters con las novedades del Sector.

    • Además, formará parte de una importante red de profesionales líderes en el sector.

    Para acceder a este beneficio, solo deberán completar el formulario disponible en:

    www.asaga.org.ar. Recuerden que son los últimos días para acceder a este beneficio, por ello los invitamos a que se sumen cuanto antes.

    Sumamos valor, sumamos conocimientos, sumamos profesionales capacitados que se destacan y adquieren nuevas experiencias día a día.

    Lo estamos esperando.

    Más información:
    Tel. + 54 011 4381-0555 / 4382-9122
    Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria

    Publicaciones