¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Rosario fue sede del encuentro nacional del que surgieron proyectos tecnológicos para el desarrollo de la agroindustria

oluciones a diferentes problemáticas del sector agropecuario nacional se presentaron en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), donde la semana pasada se celebró simultáneamente el Hackaton Agro _organizado por el gobierno nacional con el apoyo de la casa mercantil y otras entidades públicas_ y el Foro de Innovación de la BCR, con la participación de más de 300 personas, entre emprendedores, profesionales y estudiantes participaron de la primera jornada de la actividades. En ambos eventos hubo una selección y premiación de los proyectos más destacados.

El Hackaton Agro es una iniciativa conjunta entre los Ministerios de Modernización, Agroindustria, Producción y Ciencia y Tecnología de la Nación; con el apoyo de la Bolsa de Comercio, el Club de Emprendedores de Rosario, y Santalab, el laboratorio de innovación de la provincia de Santa Fe. En una especie de maratón para pensar y diseñar soluciones tecnológicas relacionadas con la agroindustria, y el primer piso de la Bolsa sirvió como un espacio de encuentro para estudiantes, profesionales y emprendedores de todas las disciplinas vinculadas con la actividad agropecuaria y las tecnologías de la información: agrónomos, desarrolladores de software, diseñadores, programadores y productores.

Durante dos jornadas, el Hackaton Agro reunió a equipos interdisciplinarios que generaron un total de 85 proyectos enmarcados en los cuatro "desafíos" que propuso la organización: producción sustentable, logística, infraestructura y acuicultura. El objetivo fue identificar oportunidades y generar soluciones ante las diferentes problemáticas del sector agropecuario nacional, proponiendo futuros escenarios, nuevos desafíos, la ampliación de mercados e identificación de nuevas tecnologías, entre otros propósitos.

De las propuestas surgieron tres ganadoras, cuyos autores en principio recibirán premios en incubación y en capital semilla, de 30 mil a 70 mil pesos. El primer puesto ($70.000) lo ganó el equipo del rosarino Juan Manuel Baruffaldi, con su iniciativa Deep Agro, un sistema de reconocimiento de malezas en video para fumigación inteligente utilizando técnicas de "machine learning". De esta manera se puede realizar una aspersión selectiva de la maleza sobre campo con cultivo. El método es compatible además con técnicas de robótica para remover la maleza con actuadores mecánicos sin el uso de agroquímicos.

El segundo lugar ($50.000) se otorgó a César Riat (Bahía Blanca), que postuló una iniciativa de similares características al anterior: automatizar la detección y control de calidad del trigo, mediante inteligencia artificial por reconocimiento de imágenes, tomadas a su vez por cámaras de distintos dispositivos (celular, tablet, entre otros), procesadas a través de una página web. "El fin es automatizar esta tarea que es manual y repetitiva y también abaratar costos, ya que una sola persona con esta herramienta suplantaría el trabajo de una ventena", señaló el autor en su proyecto denominado "Camwheat".

El tercer premio ($30.000) se entregó a la iniciativa de José Robetto y Mariano Pinochietto (Mar del Plata), quienes presentaron un sistema de riego inteligente que ya desarrollan en su emprendimiento Kiwi Ponce. En rigor, proponen implementar una plataforma que incorpore a un asesor permitiéndole ingresar información vital de estudios de suelo (capacidad de campo y punto de marchitez) para que un dispositivo electrónico instalado en el campo tome decisiones inteligentes para efectuar el riego en función a la lectura de tensiómetros digitales. El resultado que se pretende es el de un riego que se ajuste a la demanda del cultivo, involucrando al asesor y efectuando un uso más eficiente de los recursos.

Acompañamiento. "Lo que va a salir de esta plataforma de innovación en agro son prototipos e ideas para después continuar con un proceso de acompañamiento para diseñarlos, y terminar en un producto de aquellos que sean finalistas y ganadores", explicó María de Aranzazu Echezarreta, directora de Innovación Pública de la Nación.

La funcionaria explicó a La Capital que los proyectos seleccionados como ganadores ingresan a un programa de acompañamiento de doce semanas de duración, asistidos por "los cuatro Ministerios que están involucrados, fortaleciendo los proyectos para mejorar los prototipos. Esto se hace a través de reuniones con expertos, charlas, proporción de contenidos y distintos apoyos de acuerdo a la naturaleza del proyecto".

 

"Así se dio el Hackaton del año pasado, en Tandil, el cual arrojó proyectos que resolvían algunos de los problemas que se habían planteado: pesca, logística, emergencias y educación. Este año los cuatro ejes son producción sustentable, infraestructura, logística y acuicultura", explicó.

Consultada sobre en qué instancia están esas iniciativas de 2016, Echezarreta reconoció que "estamos retomando" sólo una de ellas relacionada con el rubro pesca. El resto, "todavía no se han desarrollado. Están madurando. Por el tipo de proyecto, su naturaleza, hay varias cuestiones (a destrabar) que inciden en la posibilidad de que un proyecto avance, que se perpetúe en el tiempo".

La directora de Innovación destacó la importancia de "que estos espacios sirvan como plataformas de innovación para los distintos ministerios y para las distintas comunidades vinculadas al sector, para empezar a aplicar herramientas de tecnología como el sector agro en este caso, herramientas de inteligencia de datos, reconocimiento de imágenes y otras nuevas. Son oportunidades que hasta ahora no habían permeado".

"La idea es que varios actores se vinculen, que tanto empresas como universidades, academias, sector público trabajen juntos en este espacio y durante el proceso, para construir estas soluciones", remató Echezarreta.

Fuente: La Capital

Otras Noticias

  • Descubrieron cómo convertir arena del desierto en tierra fértil para la siembra de cultivos

    Se trata de “NanoClay “, es una arcilla líquida que permite que los suelos áridos del desierto, se conviertan en un lugar óptimo para la siembra.

    Quienes crearon este producto, fueron científicos que la empresa Desert Control, fundada por el científico noruego Kristian Olesen. Desarrollaron esta tecnología llamada Liquid NanoClay “Nano Arcilla Líquida” (LNC) que combina las nanopartículas de arcilla y agua para transformarlas en un nuevo material.

    Los investigadores aseguran que la arena desértica tiene una baja capacidad de retención de líquidos, lo cual hace que sea prácticamente imposible cultivar.

    Cuando se mezcla con la arena del desierto, el LNC permite que el suelo arenoso retenga el agua haciendo del desierto un suelo fértil, según indican. Cambia completamente sus propiedades físicas.

    El proceso para transformar el suelo árido en fértil es “muy simple”. Según indican, “el componente se aplica en el sistema de irrigación común a lo largo del área que queramos tratar. El suelo con el nuevo componente conserva el agua como una esponja, creando una capa de 40 a 60 cm de tierra fértil”.

    “Este proceso no incorpora ningún agente químico. Puede convertir cualquier suelo arenoso de mala calidad en tierras agrícolas de alto rendimiento en sólo siete horas. El suelo requiere un retratamiento del 15%-20% después de cuatro o cinco años si la tierra está labrada y si no está labrada, el tratamiento dura más tiempo” indican desde la compañía.

    Realizaron a la vez, pruebas en el desierto de los Emiratos Arabes, una región que se necesita tres veces más agua para la irrigación en comparación con lugares de clima templado, el consumo de agua se redujo en un 50%, lo que garantiza el doble de la superficie de siembra con la misma cantidad de agua.

    “El costo del tratamiento por hectárea de desierto varía de $1,800-$9,500 (£1,300-£6,900) dependiendo del tamaño del proyecto, lo que actualmente lo hace demasiado caro para la mayoría de los agricultores” indicó uno de los investigadores y agregó que “la idea de la empresa es vender inicialmente la arcilla líquida a los gobiernos, para después continuar con el sector privado”.

    Fuente: Infocampo.com

  • China sigue los pasos de Argentina para la conservación de suelos

    Aplicarán un reglamento de prácticas agrícolas para frenar la erosión producida por la labranza y los cultivos extensivos en los suelos negros del noreste.

    (Xinhua) - Un reglamento para la conservación del suelo negro entrará en vigor el próximo 1 de julio en la provincia de Jilin, noreste de China.

    El documento legal, que también fija el 25 de junio como el Día de la Conservación del Suelo Negro de Jilin, especifica cómo controlar la pérdida del suelo, aumentar la densidad de materia orgánica y preservar la humedad y la fertilidad del suelo.

    "El reglamento llena un vacío legal y fortalecerá la protección del suelo negro", dijo Yu Ping, miembro de la Comisión de Asuntos Legislativos del Comité Permanente de la Asamblea Popular Provincial de Jilin.

    El suelo negro, que en China cubre las provincias de Heilongjiang, Liaoning y Jilin y parte de la región autónoma de Mongolia Interior, es una de las tres áreas de suelo negro más grandes del mundo.

    Debido a su alta densidad de materia orgánica, es muy adecuado para la agricultura. Sin embargo, los cultivos a largo plazo y el uso excesivo de fertilizantes han causado la degeneración de los suelos, amenazando el medio ambiente y la producción de granos.

    Estudios realizados en la zona dan cuenta de que el espesor del suelo ha disminuido drásticamente de más de 60 centímetros en 1950 a menos de 30 cm en la actualidad.

    Fuente: Clarín

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria


    Publicaciones