¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Rosario fue sede del encuentro nacional del que surgieron proyectos tecnológicos para el desarrollo de la agroindustria

oluciones a diferentes problemáticas del sector agropecuario nacional se presentaron en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), donde la semana pasada se celebró simultáneamente el Hackaton Agro _organizado por el gobierno nacional con el apoyo de la casa mercantil y otras entidades públicas_ y el Foro de Innovación de la BCR, con la participación de más de 300 personas, entre emprendedores, profesionales y estudiantes participaron de la primera jornada de la actividades. En ambos eventos hubo una selección y premiación de los proyectos más destacados.

El Hackaton Agro es una iniciativa conjunta entre los Ministerios de Modernización, Agroindustria, Producción y Ciencia y Tecnología de la Nación; con el apoyo de la Bolsa de Comercio, el Club de Emprendedores de Rosario, y Santalab, el laboratorio de innovación de la provincia de Santa Fe. En una especie de maratón para pensar y diseñar soluciones tecnológicas relacionadas con la agroindustria, y el primer piso de la Bolsa sirvió como un espacio de encuentro para estudiantes, profesionales y emprendedores de todas las disciplinas vinculadas con la actividad agropecuaria y las tecnologías de la información: agrónomos, desarrolladores de software, diseñadores, programadores y productores.

Durante dos jornadas, el Hackaton Agro reunió a equipos interdisciplinarios que generaron un total de 85 proyectos enmarcados en los cuatro "desafíos" que propuso la organización: producción sustentable, logística, infraestructura y acuicultura. El objetivo fue identificar oportunidades y generar soluciones ante las diferentes problemáticas del sector agropecuario nacional, proponiendo futuros escenarios, nuevos desafíos, la ampliación de mercados e identificación de nuevas tecnologías, entre otros propósitos.

De las propuestas surgieron tres ganadoras, cuyos autores en principio recibirán premios en incubación y en capital semilla, de 30 mil a 70 mil pesos. El primer puesto ($70.000) lo ganó el equipo del rosarino Juan Manuel Baruffaldi, con su iniciativa Deep Agro, un sistema de reconocimiento de malezas en video para fumigación inteligente utilizando técnicas de "machine learning". De esta manera se puede realizar una aspersión selectiva de la maleza sobre campo con cultivo. El método es compatible además con técnicas de robótica para remover la maleza con actuadores mecánicos sin el uso de agroquímicos.

El segundo lugar ($50.000) se otorgó a César Riat (Bahía Blanca), que postuló una iniciativa de similares características al anterior: automatizar la detección y control de calidad del trigo, mediante inteligencia artificial por reconocimiento de imágenes, tomadas a su vez por cámaras de distintos dispositivos (celular, tablet, entre otros), procesadas a través de una página web. "El fin es automatizar esta tarea que es manual y repetitiva y también abaratar costos, ya que una sola persona con esta herramienta suplantaría el trabajo de una ventena", señaló el autor en su proyecto denominado "Camwheat".

El tercer premio ($30.000) se entregó a la iniciativa de José Robetto y Mariano Pinochietto (Mar del Plata), quienes presentaron un sistema de riego inteligente que ya desarrollan en su emprendimiento Kiwi Ponce. En rigor, proponen implementar una plataforma que incorpore a un asesor permitiéndole ingresar información vital de estudios de suelo (capacidad de campo y punto de marchitez) para que un dispositivo electrónico instalado en el campo tome decisiones inteligentes para efectuar el riego en función a la lectura de tensiómetros digitales. El resultado que se pretende es el de un riego que se ajuste a la demanda del cultivo, involucrando al asesor y efectuando un uso más eficiente de los recursos.

Acompañamiento. "Lo que va a salir de esta plataforma de innovación en agro son prototipos e ideas para después continuar con un proceso de acompañamiento para diseñarlos, y terminar en un producto de aquellos que sean finalistas y ganadores", explicó María de Aranzazu Echezarreta, directora de Innovación Pública de la Nación.

La funcionaria explicó a La Capital que los proyectos seleccionados como ganadores ingresan a un programa de acompañamiento de doce semanas de duración, asistidos por "los cuatro Ministerios que están involucrados, fortaleciendo los proyectos para mejorar los prototipos. Esto se hace a través de reuniones con expertos, charlas, proporción de contenidos y distintos apoyos de acuerdo a la naturaleza del proyecto".

 

"Así se dio el Hackaton del año pasado, en Tandil, el cual arrojó proyectos que resolvían algunos de los problemas que se habían planteado: pesca, logística, emergencias y educación. Este año los cuatro ejes son producción sustentable, infraestructura, logística y acuicultura", explicó.

Consultada sobre en qué instancia están esas iniciativas de 2016, Echezarreta reconoció que "estamos retomando" sólo una de ellas relacionada con el rubro pesca. El resto, "todavía no se han desarrollado. Están madurando. Por el tipo de proyecto, su naturaleza, hay varias cuestiones (a destrabar) que inciden en la posibilidad de que un proyecto avance, que se perpetúe en el tiempo".

La directora de Innovación destacó la importancia de "que estos espacios sirvan como plataformas de innovación para los distintos ministerios y para las distintas comunidades vinculadas al sector, para empezar a aplicar herramientas de tecnología como el sector agro en este caso, herramientas de inteligencia de datos, reconocimiento de imágenes y otras nuevas. Son oportunidades que hasta ahora no habían permeado".

"La idea es que varios actores se vinculen, que tanto empresas como universidades, academias, sector público trabajen juntos en este espacio y durante el proceso, para construir estas soluciones", remató Echezarreta.

Fuente: La Capital

Otras Noticias

  • Rindes en Estados Unidos ahora están por debajo de lo esperado

    Las lluvias que se pronostican en Estados Unidos apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    Luego de las importantes subas de la soja del día de ayer que traccionaron también al maíz, vemos hoy una leve baja en el mercado nocturno. Sin embargo los rindes que se vienen comentando en EEUU ahora están por debajo de lo esperado, y las lluvias que se pronostican en ese país apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    En Brasil el clima seco persiste sobre el norte de la zona productiva. No se esperan lluvias en los próximos cinco días, y esto también impulsa al alza.

    El tercer elemento a tener presente es que la demanda sigue activa. Si bien las exportaciones semanales de EEUU estuvieron en torno al millón de toneladas, bajando respecto a lo que vimos semanas previas, de todas formas siguen mostrando un buen nivel. Y la semana que viene con China de regreso en el mercado tras el feriado, podría reactivarse la demanda.

    En el mercado de maíz los analistas privados en general apuntan a que los rindes de maíz suban.

    En nuestro país la siembra de maíz viene a buen ritmo en el centro, pero en el sur los problemas de humedad generan una situación más compleja. Lo mismo ocurre con el trigo, sólo que en este caso como gran parte del área está en las zonas con excesos de humedad, vemos que la mitad de la zona está con problemas.

  • La importación temporaria de soja se duplicó este año

    La retención de mercadería por parte de los productores impulsó el ingreso de mercadería del exterior, que en 2017 fue el doble de 2016

    Las importaciones temporarias de soja duplican a las de 2016 como consecuencia de una mayor demanda de la molienda y una fuerte retención de granos de los productores, según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

    Así lo consignó el economista Federico Di Yenno de la entidad quien señaló que "el panorama de la industria procesadora de soja es totalmente distinto al de la exportación".

    "A pesar de tener márgenes muy ajustados, el procesamiento se mantiene firme. En agosto, la industria reportó un procesamiento de la oleaginosa de 3,7 millones de toneladas, casi igual al procesado en agosto de 2016", indicó.

    El acumulado del 2017 asciende a 29,3 millones de toneladas, ligeramente por detrás de los 30,1 millones de toneladas del 2016.

    "Esto es debido al fuerte y atípico mes de enero de 2016, que alcanzó las 3,9 millones de toneladas procesadas luego de los cambios a nivel aduanero y macroeconómico que postergaron el procesamiento de la oleaginosa hacia el 2016", sostuvo el especialista.

    El dato que sobresale para este sector industrial es el de importaciones de soja de países vecinos, principalmente del Paraguay.

    Según datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)y Aduana, al 20 de septiembre las importaciones temporarias de soja alcanzaban a 1,4 millones de toneladas para todo el 2017.

    "Este dato más que duplica lo importado a igual fecha del año 2016. A los proveedores tradicionales, se suma Brasil, desde donde se han importado 136.000 toneladas de soja para su procesamiento y posterior exportación de subproductos", manifestó.

    Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales, cuando llegaron a importarse 2,2 y 2,8 millones de toneladas de soja, respectivamente.

    Con respecto al mercado del maíz, se marca la diferencia ante el dinamismo, los últimos datos de comercialización señalan que las Declaraciones Juradas de Ventas Externas de exportación de maíz alcanzan las 18,7 millones de toneladas manteniendo un buen ritmo constante los últimos 5 meses y medio.

    "Utilizando datos de Indec, los informes de line-up de Nabsa y datos del SIM Aduana, se puede estimar exportaciones de maíz por aproximadamente 17 millones de toneladas para el período marzo -septiembre", expresó Di Yenno.

    Quedarían pendientes de embarcar 1,7 millones de toneladas de maíz para cumplir con los compromisos declarados por la exportación.

    "Estos compromisos de exportación ya están holgadamente cubiertos en lo que hace a la compra del grano desde el sector exportador. Al 13 de septiembre, los exportadores tenían adquirido unas 20,7 millones de toneladas de maíz", explicó.

    La demanda de China sigue soslayando al mercado de soja argentina en vista de los compromisos asumidos por los exportadores locales.

    Las declaraciones juradas de ventas al exterior de soja alcanzan a 7 millones de toneladas al 20 de septiembre, muy por detrás de los compromisos de exportación a igual altura del ciclo en otras campañas.

    Fuente: AgroClave

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria

    Publicaciones