¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

El Gobierno presentó en el Departamento de Comercio norteamericano una propuesta de "acuerdo de suspensión"

WASHINGTON.- El Gobierno presentó ante el Departamento de Comercio de Estados Unidos una propuesta para alcanzar un "acuerdo de suspensión", que intenta frenar la fuerte suba de aranceles que aplicó el gobierno de Donald Trump a las exportaciones argentinas de biodiésel, dejándolas fuera de mercado.

Fuentes que siguen las tratativas comerciales en Washington confirmaron a LA NACION que el gobierno de Mauricio Macri intentará negociar un acuerdo que permita, al menos, reducir los aranceles del 50,29 al 64,17% que impuso el Departamento de Comercio ante los reclamos de la Junta Nacional de Biodiésel (NBB, según sus siglas en inglés) por supuesto dumping y "subsidios masivos".

Un vocero del Departamento de Comercio no respondió una consulta de LA NACION sobre la presentación argentina. Doug Whitehead, directivo de la NBB, dijo que esperan que la decisión se confirme y evitó referirse a una posible negociación con los productores argentinos.

El Gobierno espera recibir una respuesta del gobierno norteamericano la semana próxima y utilizar el "acuerdo de suspensión" para negociar un pacto definitivo que permita destrabar los envíos argentinos, claves para equilibrar la balanza comercial, hoy favorable a Estados Unidos. Pero el fuerte aumento arancelario impuesto por el gobierno de Trump ya dejó a la Argentina mal parada, al asestar un golpe del cual no se avecina una recuperación total.

Aun si se alcanzara un acuerdo final, las empresas argentinas terminarían vendiendo un volumen menor y con menores márgenes, ya que la suba de aranceles no desaparecería del todo, y el techo que fijó Estados Unidos fue mucho más alto que el deseado por la Argentina. En el Gobierno preveían que el Departamento de Comercio elevaría los aranceles para la Argentina como un paso previo hacia un acuerdo final. Pero nunca se imaginaron la magnitud de la suba, que cayó muy mal. El ministro de Producción, Francisco Cabrera, uno de los funcionarios de confianza del presidente Macri que maneja las discusiones comerciales con el secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo que la suba estuvo "totalmente fuera de escala". "Esperábamos que ese arancel preliminar estuviera en el orden del 25 por ciento y no en el 57 por ciento promedio, como ocurrió", cuestionó Cabrera.

Ahora, sólo resta negociar. En Washington aún se destaca la buena sintonía política que existe entre ambos gobiernos, pero, a la vez, advierten ahora que eso no necesariamente arrojará buenos resultados.

 "La sintonía de la relación hace pensar que podría ser posible avanzar en el camino para obtener resultados. Después, que se obtenga o no es otra cosa. Pero existe voluntad política", afirmó una fuente que sigue de cerca las tratativas comerciales. "Estados Unidos negocia con mucha dureza", agregó.

 No obstante, la fuente aclaró que lograr un acuerdo "no implica reconocer la existencia alguna de subsidio al biodiésel argentino ni la existencia de daño a la industria estadounidense producto de las exportaciones argentinas".

La disputa con el gobierno de Estados Unidos se suma a la que Argentina mantiene con la Unión Europea. La semana próxima, el 7 de septiembre, la Comisión Europea tiene previsto decidir el arancel que le fijará al biodiésel argentino, luego del fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) favorable a la Argentina. Europa aún no autorizó la apertura del mercado. Lo iba a decidir el 10 de este mes, pero postergó la decisión.

La Argentina es el principal exportador mundial de biodiésel, que representa alrededor de un cuarto de las exportaciones anuales a Estados Unidos.

Fuente: La Nación

Otras Noticias

  • Rindes en Estados Unidos ahora están por debajo de lo esperado

    Las lluvias que se pronostican en Estados Unidos apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    Luego de las importantes subas de la soja del día de ayer que traccionaron también al maíz, vemos hoy una leve baja en el mercado nocturno. Sin embargo los rindes que se vienen comentando en EEUU ahora están por debajo de lo esperado, y las lluvias que se pronostican en ese país apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    En Brasil el clima seco persiste sobre el norte de la zona productiva. No se esperan lluvias en los próximos cinco días, y esto también impulsa al alza.

    El tercer elemento a tener presente es que la demanda sigue activa. Si bien las exportaciones semanales de EEUU estuvieron en torno al millón de toneladas, bajando respecto a lo que vimos semanas previas, de todas formas siguen mostrando un buen nivel. Y la semana que viene con China de regreso en el mercado tras el feriado, podría reactivarse la demanda.

    En el mercado de maíz los analistas privados en general apuntan a que los rindes de maíz suban.

    En nuestro país la siembra de maíz viene a buen ritmo en el centro, pero en el sur los problemas de humedad generan una situación más compleja. Lo mismo ocurre con el trigo, sólo que en este caso como gran parte del área está en las zonas con excesos de humedad, vemos que la mitad de la zona está con problemas.

  • La importación temporaria de soja se duplicó este año

    La retención de mercadería por parte de los productores impulsó el ingreso de mercadería del exterior, que en 2017 fue el doble de 2016

    Las importaciones temporarias de soja duplican a las de 2016 como consecuencia de una mayor demanda de la molienda y una fuerte retención de granos de los productores, según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

    Así lo consignó el economista Federico Di Yenno de la entidad quien señaló que "el panorama de la industria procesadora de soja es totalmente distinto al de la exportación".

    "A pesar de tener márgenes muy ajustados, el procesamiento se mantiene firme. En agosto, la industria reportó un procesamiento de la oleaginosa de 3,7 millones de toneladas, casi igual al procesado en agosto de 2016", indicó.

    El acumulado del 2017 asciende a 29,3 millones de toneladas, ligeramente por detrás de los 30,1 millones de toneladas del 2016.

    "Esto es debido al fuerte y atípico mes de enero de 2016, que alcanzó las 3,9 millones de toneladas procesadas luego de los cambios a nivel aduanero y macroeconómico que postergaron el procesamiento de la oleaginosa hacia el 2016", sostuvo el especialista.

    El dato que sobresale para este sector industrial es el de importaciones de soja de países vecinos, principalmente del Paraguay.

    Según datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)y Aduana, al 20 de septiembre las importaciones temporarias de soja alcanzaban a 1,4 millones de toneladas para todo el 2017.

    "Este dato más que duplica lo importado a igual fecha del año 2016. A los proveedores tradicionales, se suma Brasil, desde donde se han importado 136.000 toneladas de soja para su procesamiento y posterior exportación de subproductos", manifestó.

    Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales, cuando llegaron a importarse 2,2 y 2,8 millones de toneladas de soja, respectivamente.

    Con respecto al mercado del maíz, se marca la diferencia ante el dinamismo, los últimos datos de comercialización señalan que las Declaraciones Juradas de Ventas Externas de exportación de maíz alcanzan las 18,7 millones de toneladas manteniendo un buen ritmo constante los últimos 5 meses y medio.

    "Utilizando datos de Indec, los informes de line-up de Nabsa y datos del SIM Aduana, se puede estimar exportaciones de maíz por aproximadamente 17 millones de toneladas para el período marzo -septiembre", expresó Di Yenno.

    Quedarían pendientes de embarcar 1,7 millones de toneladas de maíz para cumplir con los compromisos declarados por la exportación.

    "Estos compromisos de exportación ya están holgadamente cubiertos en lo que hace a la compra del grano desde el sector exportador. Al 13 de septiembre, los exportadores tenían adquirido unas 20,7 millones de toneladas de maíz", explicó.

    La demanda de China sigue soslayando al mercado de soja argentina en vista de los compromisos asumidos por los exportadores locales.

    Las declaraciones juradas de ventas al exterior de soja alcanzan a 7 millones de toneladas al 20 de septiembre, muy por detrás de los compromisos de exportación a igual altura del ciclo en otras campañas.

    Fuente: AgroClave

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria

    Publicaciones