¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

En esta provincia se siembran unas 3.000 hectáreas del cultivo. Su aceite se vende al exterior para su utilización en la industria cosmética.
La provincia de La Rioja no solo se caracteriza por las producciones olivícolas y vitivinícolas, si no que hay una alternativa que crece silenciosamente pero velozmente. Es el aceite de jojoba, un cultivo tradicionalmente para uso industrial que tiene múltiples aplicaciones, fundamentalmente el destino principal es para la industria de la cosmética.

Esta provincia hace 20 años que se metió de lleno en esta actividad, sobre todo en cercanías a Bañado de los Pantanos, una pequeña localidad del departamento Arauco, en el norte de La Rioja. Hay aproximadamente 3.000 hectáreas implantadas que se las reparten entre 10 y 15 productores que ya venden el producto industrializado. Así, la Argentina, junto a Israel, son los principales productores de este aceite.

La totalidad de la producción de jojoba se exporta a los mercados de Alemania, Francia, Japón y Estados Unidos y genera divisas por un valor de U$S 10 millones anuales. El kilo de aceite varía entre U$S 10 y U$S 15. Argentina es un país fijador de precios.

La conversión es muy buena: Con 2 kilos y medio de semilla se hace un litro de aceite. El porcentaje de aceite que contiene la semilla es del 50%.
"Se puede decir que hoy es rentable la producción. Pero hemos pasado años muy duros", reconoció a Clarín Rural Luis Bustillo, quien fue uno de los que introdujo esta especie a la Argentina. A su vez, una parte de la producción se exporta como semilla a un valor comercial de U$S 5 el kilo.
El especialista hizo un poco de historia y recordó los inicios de esta oleaginosa. "Este cultivo es nuevo, con reciente domesticación de la planta. Se introdujo en la Argentina en 1981 con una iniciativa privada. Administraba un campo en Río Negro y junto a la familia dueña del campo donde trabajaba, en busca de nuevas producciones para la zona, nos dimos cuenta que era especial para otro tipo de ambiente. Era ideal para los suelos arenosos de la provincia de La Rioja, que era donde vivía (y sigue viviendo)", especificó.
Según el experto, el punto más crítico de la jojoba es que requiere de horas de frío para florecer pero es sensible a las heladas. "Se ubica bien en zonas de pocas helada pero no tropicales porque la planta necesita del frío para poder desarrollarse de forma correcta", describió.
En cuanto al manejo, Bustillo, quien se desempeña actualmente como Secretario de Industria de La Rioja, explicó que se puede sembrar en otoño y en primavera. "La siembra otoñal tiene como característica que se implanta en suelos calientes y esto genera que se arraigue la planta pero hay riesgos con las heladas. Y la primaveral es más segura pero el crecimiento radicular es mas lento", señaló el experto.
Y a partir de los 5 años comienza recién la planta a producir comercialmente (se paga los costos de producción). "Al octavo año la planta alcanza su potencial con 2.500 kilos. Ahora hay plantas de 30 años produciendo muy bien", añadió.
En este sentido, aclaró que la idea es invertir en genética para no perder la posición internacional que se logró en los últimos años Asimismo, la fertilización, el riego, la elección del lugar para sembrar y la poda son claves para lograr altos rindes. "El punto débil son los hongos de la raíz que complican el desarrollo de la planta", culminó.

Otras Noticias

  • Bayer comprará Monsanto esta semana por US$ 63.000 millones

    Bayer informó además que la empresa fusionada se llamará Bayer, por lo que Monsanto desaparecerá como nombre empresarial aunque sus productos sí lo conservarán.

    La farmacéutica alemana Bayer anunció que el próximo 7 de junio adquirirá la semillera estadounidense Monsanto por US$ 63.000 millones.

    Con todas las autorizaciones en su haber, la firma pidió un crédito de US$ 57.000 millones para financiar su mayor adquisición, la que consideró “un hito estratégico para fortalecer nuestra cartera de negocios de salud y alimentación”, según su presidente, Werner Baumann.

    Adiós Monsanto

    Bayer informó además que la empresa fusionada se llamará Bayer, por lo que Monsanto desaparecerá como nombre empresarial aunque sus productos sí lo conservarán.

    Todo comenzará a regir dentro de dos meses, cuando se cierre la venta de negocios a BASF, que compró unidades de Bayer por 7.600 millones de euros.

    El acuerdo se realizó para cumplir con las condiciones establecidas por las autoridades reguladoras, por lo que Bayer desinvirtió todo su negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas y la granja digital. Además, realizó el traspaso de tres proyectos de investigación en el área de herbicidas y, anteriormente, le vendió el negocio de glufosinato de amonio.

    Cómo sigue el proceso

    Los accionistas de Bayer podrán adquirir por 23 acciones propias 2 acciones nuevas a un precio de 81 euros cada una.

    La compañía alemana al comprar Monsanto pasará a tener 115.000 empleados, descontados los de los negocios desinvertidos, y emitirá deuda en dólares y euros por un volumen de 20.000 millones de euros.

    Fuente: infocampo

     

  • Agroindustria aprobó la soja tolerante a dicamba

    Mediante la Resolución 30/2018, la secretaría de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación autorizó la comercialización del granos de soja que contengan los eventos que confieren tolerancia al herbicida.

    Mediante la Resolución 30/2018, la secretaría de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación autorizó la comercialización del granos de soja, productos y subproductos derivados de éste que contengan los eventos MON-877Ø8-9 x MON-89788-1.

     

    Los nuevos eventos, MON-877Ø8-9 x MON-89788-1 logrados por Monsanto, le confieren al cultivo tolerancia al herbicida Dicamba. Precisamente, el evento logró la introducción estable del gen dmo que produce la enzima dicamba monooxigenasa la cual oxigena el ácido 2-metoxi-3,6-diclorobenzoico-(Dicamba) impidiendo su acción lo cual le cofiere a la planta, tolerancia al herbicida. Además este evento, se apila con  MON-89788-1 que confiere resistencia a glifosato.

    Previa a la aprobación de los nuevos materiales, se habrían realizado los estudios pertinentes en los cuales la CONABIA y el SENASA habrían dado su visto bueno diciendo que: “los riesgos derivados de la liberación de este organismo vegetal genéticamente modificados (OVGM) en el agroecosistema, en cultivo a gran escala, no son significativamente diferentes de los inherentes al cultivo de soja no GM” y que  “no se encontraron objeciones científicas para su aprobación desde el punto de vista de la aptitud alimentaria humana y animal”,  respectivamente.

    Por lo cual, aquellas variedades que posean estos evento, podrán ser utilizadas como materia prima para su procesamiento agroindustrial y con fines de uso alimentario humano y animal, como cualquier otro evento autorizado.

    Fuente: infocampo

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria


    Publicaciones