¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Las empresas norteamericanas que poseen plantas de biodiésel en la Argentina no acompañaron en los Estados Unidos la denuncia de una entidad que allí ellas mismas integran y que denunció al biodiésel argentino por supuesto dumping.

Cargill, Bunge y Dreyfus, que tienen plantas de biodiésel en la Argentina, son miembros en los Estados Unidos de la National Biodiesel Board (NBB). Esa entidad se quejó ante el Departamento de Comercio norteamericano por el biodiésel argentino y de Indonesia y el organismo aceptó la presentación del caso, si bien todavía no resolvió.

Pese a estar en la NBB, Cargill, Bunge y Dreyfus no acompañaron la denuncia de esa entidad, según señalaron autoridades de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio). Inclusive, Cargill y Dreyfus hicieron un alegato ante las autoridades de Comercio de EE.UU. a favor del biodiésel argentino.

El biocombustible argentino enfrenta dificultades en EE.UU.. Foto: Archivo

"En su presentación ante el gobierno de los Estados Unidos, las empresas que operan plantas de biodiésel allí y cuentan con plantas de biodiésel en la Argentina han cuestionado con datos y evidencia empírica los argumentos que han sostenido quienes defienden el antidumping", señalaron en Carbio a LA NACION.

Según trascendió, la decisión de la NBB de impulsar el antidumping contra el biodiésel argentino "se hizo sin el voto de numerosos socios que tenían derecho a voto y se enteraron de dicha decisión y de la iniciación del proceso por los diarios".

Por el temor a la imposición de aranceles, como informó LA NACION en EE.UU., principal destino del biodiésel argentino, se paralizaron las compras del biocombustible y solo se están concretando embarques anteriores .

Además de Cargill, Dreyfus y Bunge, tampoco acompañaron la denuncia otras empresas que tienen negocios en la Argentina, aunque no del biocombustible, pero integran la NBB. Son la empresa de maquinaria agrícola John Deere, la cerealera CHS y la química Dow.

 

Fuente: La Nación

 

Otras Noticias

  • Bayer comprará Monsanto esta semana por US$ 63.000 millones

    Bayer informó además que la empresa fusionada se llamará Bayer, por lo que Monsanto desaparecerá como nombre empresarial aunque sus productos sí lo conservarán.

    La farmacéutica alemana Bayer anunció que el próximo 7 de junio adquirirá la semillera estadounidense Monsanto por US$ 63.000 millones.

    Con todas las autorizaciones en su haber, la firma pidió un crédito de US$ 57.000 millones para financiar su mayor adquisición, la que consideró “un hito estratégico para fortalecer nuestra cartera de negocios de salud y alimentación”, según su presidente, Werner Baumann.

    Adiós Monsanto

    Bayer informó además que la empresa fusionada se llamará Bayer, por lo que Monsanto desaparecerá como nombre empresarial aunque sus productos sí lo conservarán.

    Todo comenzará a regir dentro de dos meses, cuando se cierre la venta de negocios a BASF, que compró unidades de Bayer por 7.600 millones de euros.

    El acuerdo se realizó para cumplir con las condiciones establecidas por las autoridades reguladoras, por lo que Bayer desinvirtió todo su negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas y la granja digital. Además, realizó el traspaso de tres proyectos de investigación en el área de herbicidas y, anteriormente, le vendió el negocio de glufosinato de amonio.

    Cómo sigue el proceso

    Los accionistas de Bayer podrán adquirir por 23 acciones propias 2 acciones nuevas a un precio de 81 euros cada una.

    La compañía alemana al comprar Monsanto pasará a tener 115.000 empleados, descontados los de los negocios desinvertidos, y emitirá deuda en dólares y euros por un volumen de 20.000 millones de euros.

    Fuente: infocampo

     

  • Agroindustria aprobó la soja tolerante a dicamba

    Mediante la Resolución 30/2018, la secretaría de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación autorizó la comercialización del granos de soja que contengan los eventos que confieren tolerancia al herbicida.

    Mediante la Resolución 30/2018, la secretaría de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación autorizó la comercialización del granos de soja, productos y subproductos derivados de éste que contengan los eventos MON-877Ø8-9 x MON-89788-1.

     

    Los nuevos eventos, MON-877Ø8-9 x MON-89788-1 logrados por Monsanto, le confieren al cultivo tolerancia al herbicida Dicamba. Precisamente, el evento logró la introducción estable del gen dmo que produce la enzima dicamba monooxigenasa la cual oxigena el ácido 2-metoxi-3,6-diclorobenzoico-(Dicamba) impidiendo su acción lo cual le cofiere a la planta, tolerancia al herbicida. Además este evento, se apila con  MON-89788-1 que confiere resistencia a glifosato.

    Previa a la aprobación de los nuevos materiales, se habrían realizado los estudios pertinentes en los cuales la CONABIA y el SENASA habrían dado su visto bueno diciendo que: “los riesgos derivados de la liberación de este organismo vegetal genéticamente modificados (OVGM) en el agroecosistema, en cultivo a gran escala, no son significativamente diferentes de los inherentes al cultivo de soja no GM” y que  “no se encontraron objeciones científicas para su aprobación desde el punto de vista de la aptitud alimentaria humana y animal”,  respectivamente.

    Por lo cual, aquellas variedades que posean estos evento, podrán ser utilizadas como materia prima para su procesamiento agroindustrial y con fines de uso alimentario humano y animal, como cualquier otro evento autorizado.

    Fuente: infocampo

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria


    Publicaciones