Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que la cosecha comenzó con viento a favor, y que aun aumentando la proyección, no descartan que el volumen sea aún superior al previsto.
“Comenzó la recolección de los primeros cuadros de soja en las regiones Núcleo Norte y Centro-Norte de Córdoba, registrando muy buenos rendimientos que fuerzan la tendencia alcista sobre las expectativas de producción en el centro de la región agrícola nacional. Bajo este escenario, la proyección de producción para la campaña en curso se eleva a 56.500.000 toneladas, sin descartar incluso la posibilidad de finalizar el ciclo con un volumen aún superior al actualmente previsto. Esta nueva proyección se ubica un 3,1 % por encima a nuestras expectativas sostenidas hasta el informe previo y de concretarse reflejaría un incremento interanual de 500.000 toneladas (Producción 2015/16: 56 MTn)”, informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.
A la fecha, “una importante proporción de lotes de primera transitan estadíos de madurez fisiológica en todas las regiones bajo estudio y restan pocas semanas para ingresar al período de mayor actividad de cosecha. En paralelo, cuadros de segunda se encuentran diferenciando vainas o llenando grano, manteniendo buenas condiciones hídricas en la mayor parte del área sembrada. Las frecuentes y abundantes lluvias registradas desde el principio de la campaña, generaron pérdidas de áreas en relieves bajos sobre el centro de la región agrícola, pero acompañaron de buena forma las etapas de crecimiento y desarrollo del cultivo en las regiones productivas más importantes de nuestro país. Es por ello que las expectativas de rinde fueron mejorando a medida que el cultivo transitaba etapas críticas y las productividades regionales actualmente relevadas se ubican por encima de los promedios históricos en la gran mayoría de las Zonas-PAS, obligándonos a incrementar la proyección de producción nacional”, agrega el Panorama Agrícola Semanal.
Sobre el norte de la región agrícola, “más precisamente en la región NOA, se relevaron lotes que aún mantienen regular oferta hídrica, pese a ello la mayor parte del área sembrada cuenta con buena humedad en los suelos. Lotes de primera transitan etapas de llenado de grano, mientras que los lotes de segunda más demorados se encuentran diferenciando vainas. En términos generales, el cultivo mantiene una buena sanidad, solo se relevó presión de picudo y escape de malezas en zonas puntuales de la región. Hacia el este, en la región NEA se relevan varios cuadros de primera transitando diferenciación de vainas. La oferta hídrica es adecuada y la condición del cultivo varía de buena a excelente. Salvo en sectores afectados por excesos hídricos sobre el sudoeste chaqueño, las expectativas de rinde relevadas superan ampliamente a la media histórica regional”, indicó la BCBA.
Sobre el centro de la región agrícola, “en donde se concentra el 73 % de la superficie implantada a nivel nacional, las expectativas de rinde fueron incrementándose durante las semanas previas, ubicándose actualmente por sobre las medias históricas en cada región. Pese a esto último y según los resultados de nuestro relevamiento semanal, ninguna zona bajo estudio prevé alcanzar rendimientos récords durante la presente campaña. Puntualmente en los Núcleo Norte y Núcleo Sur, se espera finalizar el ciclo con rendimientos regionales entre 37 y 38 qq/Ha y los promedios disminuyen hacia la periferia de ambas regiones. Los primeros lotes recolectados durante los días previos en el Centro-Norte de Córdoba arrojaron productividades de 26 a 45 qq/Ha, mientras que en el Núcleo Norte los primeros rendimientos relevados oscilaron de 37 a 48 qq/Ha. Hacia el sur, las expectativas de rinde disminuyen como consecuencia al fuerte déficit hídrico que afectó gran parte del Sudeste y Sudoeste de Buenos Aires y Sur de La Pampa. La mayor proporción del área implantada en ambas regiones transita etapas finales de llenado de grano, aunque aún se relevan lotes de segunda recién iniciando etapas de diferenciación de vainas. Finalmente sobre el centro de la provincia se relevan excesos hídricos que incrementarían la pérdida de lotes en las etapas finales del ciclo, como así también reducirían parte del potencial de rinde en cuadros afectados. Pese a esto último, la mayor parte de la superficie aún refleja una buena condición de cultivo, con expectativas de rinde inferiores al ciclo previo pero aún por encima al promedio de las últimas cinco campañas”, concluyó el PAS de la fecha.
Fuente: Infocampo.com.ar
Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones