¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

En el Espacio Joven se exhiben incubadoras de empresas con apps y soluciones tecnológicas
Expoagro tiene su mini Silicon Valley. Dentro del Espacio Joven se muestran apps y otras soluciones de tecnología de la información para aumentar la productividad del agro. En el medio de chacareros con boinas se escuchan conversaciones con palabras como "crowdfunding", "start ups" y "big data".
Una de ellas Auravant, que mediante la lectura de imágenes aéreas tomadas desde un drone o un satélite recoge información para aplicar la dosis justa de fertilizantes. Fundada por dos jóvenes recibidos en el ITBA con experiencia en empresas de telecomunicaciones, la firma, impulsada por el fondo de capital emprendedor Nxtp.labs, busca inversores.
Leandro Sabignoso, CEO de Auravant, explica que ya comenzaron a brindar servicios a productores en 1000 hectáreas y tienen proyectado extenderse a 30.000 hectáreas. "Estimamos que mediante la lectura de imágenes y la sugerencia de la correcta aplicación de fertilizantes se pueden lograr ahorros de hasta 70 dólares por tonelada según las pruebas realizadas en campos del sur de Santa Fe", dice.
"Nuestro próximo proyecto es brindar servicios de big data para la aplicación de herbicidas", se entusiasma Nicolás Larrandart.
Hay más incubadoras que están lanzadas a vincular la revolución de la tecnología con la innovación agrícola. Algunas fueron desarrolladas en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (Fauba). Mediante IncUBAgro se creó Arandú, con docentes y estudiantes que investigan y desarrollan herramientas de control biológico para el control de plagas. Otras se dedican a la comercialización ganadera en Internet o crearon un software para administrar y gestionar las campañas agrícolas.
Las soluciones que se muestran son extensas. Dentro del CREA Lab se ofrece una app como "Huber", similar a Uber, pero para el transporte de cargas. Otra es "Wuabi", una plataforma de financiamiento colectivo para que ahorristas pequeños y medianos inviertan en empresas agropecuarias. Y también se destaca "VAQapp" para comercializar ganado vacuno.
Otros protagonistas fueron los ganadores del último Hackaton Agro 2016, impulsado por los Ministerios de Agroindustria, Ciencia y Modernización, junto con la Fundación Sadosky, para desarrollar soluciones informáticas para los problemas del agro. "Buscamos que personas idóneas en un tema se junten con programadores para encontrar soluciones informáticas a distintos problemas", explica Rodrigo Bunge, subsecretario de Información y Estadística Pública del Ministerio de Agroindustria al presentar una aplicación creada por estudiantes de la UBA para detectar, mediante algoritmos, anomalías en las actas de pesca que obtuvo el primer premio en el concurso.
En esa suerte de hervidero del Espacio Joven, hay lugar para el desarrollo personal y la formación dirigencial. Las facultades muestran la oferta de carreras agropecuarias disponibles. Por su parte, los ateneos juveniles de Confederaciones Rurales Argentinas, Sociedad Rural, la Asociación de Cooperativas Argentinas y la Federación Agraria Argentina cuentan sus proyectos de capacitación y formación de futuros dirigentes agroindustriales.
Fuente: La Nación

Otras Noticias

  • Bayer comprará Monsanto esta semana por US$ 63.000 millones

    Bayer informó además que la empresa fusionada se llamará Bayer, por lo que Monsanto desaparecerá como nombre empresarial aunque sus productos sí lo conservarán.

    La farmacéutica alemana Bayer anunció que el próximo 7 de junio adquirirá la semillera estadounidense Monsanto por US$ 63.000 millones.

    Con todas las autorizaciones en su haber, la firma pidió un crédito de US$ 57.000 millones para financiar su mayor adquisición, la que consideró “un hito estratégico para fortalecer nuestra cartera de negocios de salud y alimentación”, según su presidente, Werner Baumann.

    Adiós Monsanto

    Bayer informó además que la empresa fusionada se llamará Bayer, por lo que Monsanto desaparecerá como nombre empresarial aunque sus productos sí lo conservarán.

    Todo comenzará a regir dentro de dos meses, cuando se cierre la venta de negocios a BASF, que compró unidades de Bayer por 7.600 millones de euros.

    El acuerdo se realizó para cumplir con las condiciones establecidas por las autoridades reguladoras, por lo que Bayer desinvirtió todo su negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas y la granja digital. Además, realizó el traspaso de tres proyectos de investigación en el área de herbicidas y, anteriormente, le vendió el negocio de glufosinato de amonio.

    Cómo sigue el proceso

    Los accionistas de Bayer podrán adquirir por 23 acciones propias 2 acciones nuevas a un precio de 81 euros cada una.

    La compañía alemana al comprar Monsanto pasará a tener 115.000 empleados, descontados los de los negocios desinvertidos, y emitirá deuda en dólares y euros por un volumen de 20.000 millones de euros.

    Fuente: infocampo

     

  • Agroindustria aprobó la soja tolerante a dicamba

    Mediante la Resolución 30/2018, la secretaría de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación autorizó la comercialización del granos de soja que contengan los eventos que confieren tolerancia al herbicida.

    Mediante la Resolución 30/2018, la secretaría de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación autorizó la comercialización del granos de soja, productos y subproductos derivados de éste que contengan los eventos MON-877Ø8-9 x MON-89788-1.

     

    Los nuevos eventos, MON-877Ø8-9 x MON-89788-1 logrados por Monsanto, le confieren al cultivo tolerancia al herbicida Dicamba. Precisamente, el evento logró la introducción estable del gen dmo que produce la enzima dicamba monooxigenasa la cual oxigena el ácido 2-metoxi-3,6-diclorobenzoico-(Dicamba) impidiendo su acción lo cual le cofiere a la planta, tolerancia al herbicida. Además este evento, se apila con  MON-89788-1 que confiere resistencia a glifosato.

    Previa a la aprobación de los nuevos materiales, se habrían realizado los estudios pertinentes en los cuales la CONABIA y el SENASA habrían dado su visto bueno diciendo que: “los riesgos derivados de la liberación de este organismo vegetal genéticamente modificados (OVGM) en el agroecosistema, en cultivo a gran escala, no son significativamente diferentes de los inherentes al cultivo de soja no GM” y que  “no se encontraron objeciones científicas para su aprobación desde el punto de vista de la aptitud alimentaria humana y animal”,  respectivamente.

    Por lo cual, aquellas variedades que posean estos evento, podrán ser utilizadas como materia prima para su procesamiento agroindustrial y con fines de uso alimentario humano y animal, como cualquier otro evento autorizado.

    Fuente: infocampo

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria


    Publicaciones