Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Representa una caída interanual de 4,5 %. Se perdieron 400 mil hectáreas de soja por anegamientos.

Tras una semana sin lluvias, buenas temperaturas y días soleados, comienzan a recuperarse los lotes de soja comprometidos por excesos hídricos en el centro de la región agrícola. Sobre una superficie estimada de 770.000 hectáreas de soja afectadas, las pérdidas se ubican por debajo a las 400.000 hectáreas y sobre las 370.000 hectáreas remanentes disminuye el riesgo de pérdida, según indicó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) en su Panorama Agrícola Semanal (PAS).

En paralelo, se retomaron las labores de siembra, que a la fecha cubren un 99,5 % de la 19.200.000 hectáreas previstas a nivel nacional y la superficie aún pendiente se ubica en las regiones NOA, NEA y centro norte de Santa Fe.

Respecto a la evolución de los cuadros implantados, la mayor parte de las siembra de primera en el centro de la región agrícola comienzan a transitar etapas reproductivas críticas para la formación de rendimiento, con una condición de cultivo que varía de buena a muy buena y solo un bajo porcentaje de lotes fueron reportados en regular estado. Similar panorama se relevó en lotes de segunda que en su mayoría se encuentran vegetando o aun transitando etapas de siembra/emergencia, informó el PAS.

Hacia el norte del país, los lotes implantados transitan etapas vegetativas, en su mayoría en buena condición. En el sudeste y sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa, lotes comprometidos por déficit hídrico se encuentran en regular condición, esta superficie equivale a poco más del 7 % de la actual estimación de superficie nacional.

Bajo este escenario,la primera proyección de producción para la campaña en curso de la BCBA asciende a 53.500.000 toneladas, cifra que refleja una caída interanual de 4,5 % (Producción soja 2015/16: 56 M tn), en mayor medida explicado por la reducción del área implantada (Sup. sembrada soja 2015/16: 20,1 M ha).

Las regiones Núcleo Norte y Núcleo Sur participan conjuntamente con el 28 % del área nacional sembrada y a escala regional un 85 % de la superficie implantada corresponde a lotes de primera que en su mayoría inicia diferenciación de vainas (R3) en buena a muy buena condición de cultivo. El 15 % remanente en la región son lotes de segunda que comienzan a vegetar o aún transitan etapas de siembra/emergencia, con una condición de cultivo que varía de buena a regular debido a los excesos hídricos que afectaron ambas regiones. En el Centro Norte y Sur de Córdoba se encuentra otro 20 % de la superficie implantada a escala nacional y en ambas regiones la condición del cultivo varía de buena a muy buena, en lotes de primera que inician diferenciación de vainas (R3), mientras que los cuadros de segunda vegetan bajo una condición predominantemente buena. Sobre el Oeste de Buenos Aires y Norte de La Pampa, se relevaron lluvias dispares que repusieron humedad de forma oportuna en lotes de primera que inician diferenciación de vainas, un 90 % de estos lotes refleja una condición de cultivo buena a muy buena. En paralelo, los cuadros de segunda transitan etapas vegetativas también en buena a muy buena condición. En cambio hacia el sur bonaerense no se logra revertir el fuerte déficit hídrico que condicionó la siembra y ahora afecta el normal desarrollo de los cuadros implantados. Puntualmente en la región Sudeste de Buenos Aires solo una baja proporción del área mantiene una condición de cultivo buena, mientras que la mayor parte de la superficie sembrada transita floración (R1-R2) bajo una condición regular a mala, reportó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Fuente: Infocampo

Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones