Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Se espera durante diciembre la comunicación oficial para tramitar la reapertura del mercado en una plaza que supo demandar anualmente hasta un millón de toneladas de biodiesel.

La Argentina aguarda durante diciembre la comunicación oficial de la Unión Europea, para tramitar la reapertura del mercado de biocombustibles en el Viejo Continente, una plaza que supo demandar anualmente hasta un millón de toneladas de biodiesel.

Según admitió a DyN Guillermo García, directivo de la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), "en estos días la Unión Europea tiene que dar una respuesta y estamos a la expectativas de de esto" por parte de las autoridades en Bruselas.

García comentó que la reanudación de los envíos de biocombustibles a Europa, frenados desde fines del 2014, puede "llevar un período de discusión entre las partes de entre seis meses a un año", y consideró que cualquier posición europea va a requerir "una contrapropuesta" argentina.

El conflicto con Europa por la decisión de frenar las exportaciones argentinas de biocombustible se inició en noviembre de 2014, cuando la Unión Europea dispuso aplicar medidas antidumping que llevó al cierre del mercado, hecho que llegó a Argentina a judicializar internacionalmente esta cuestión.

Allí, y luego de intensas gestiones tanto de privados como gubernamentales, la Organización Mundial de Comercio (OMC) pidió a Europa que reviera su medida precautoria por considerar que el esquema de cálculo empleado no eran correctos.

Por ello, García comentó que "en estos días queremos tener la resolución de la agenda de negociación con Europa, quien debe decir que período de gestiones tenemos por delante: no implica esto que a comienzos del 2017 estemos entrando nuevamente a Europa".

Para Argentina, el mercado de biocombustible europea representaba la compra de 1 millón de toneladas anuales de biodiesel, algo que en parte y tras la prohibición fue reemplazado en la actualidad Estados Unidos como principal mercado de exportación.

Actualmente las plantas aceiteras y productoras de biocombustible están operando al 50 por ciento de su capacidad instalada, con ventas al exterior que mejoraron sensiblemente respecto de las concretadas en el año pasado.

"Este año vamos a terminar con exportaciones por 1,5 millón de toneladas, cuando en el 2015 dicha cifra fue de 800 mil. El mercado estadounidense tomó la posta y reemplazo a Europa", explicó García.

Desde CARBIO y también desde Cancillería, se trabaja en la presentación de un nuevo recurso ante la OMC para revertir las acciones antidumping adoptadas por Perú, que trabó los envíos de biocombustible argentino

Fuente: Agencia DyN

Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones