Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, la producción argentina de la oleaginosa alcanzaría las 3,3 millones de toneladas.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) pronosticó en su informe mensual que la Argentina producirá 3,3 millones de toneladas de girasol en la campaña 2016/17,  lo que significa esto es un 22% más que el ciclo previo. 

Esta cantidad de toneladas se haría  en un área sembrada de 1,6 millones de hectáreas, lo mismo que estima la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. En comparación con el informe presentado en agosto pasado por el organismo internacional,  se incrementó la producción en el país en 500.000 toneladas adicionales.

Asimismo,  la Bolsa de Cereales publicó el en su informe semanal sobre la situación de la campaña en curso detallando que  hubo un crecimiento interanual del 31% y subas en todas las regiones girasoleras alcanzando las 1,6 millones de hectáreas.

En el norte del país la mejora es del 50%, con crecimientos de 58% y 39% interanual para las regiones NEA y Centro-Norte de Santa Fe, respectivamente, en las que se lograrían 285.000 y 195.000 hectáreas para cada una. En estas últimas zonas se encuentran implantadas el 90% y 75% de las hectáreas con destino girasol.

Mientras que en las provincias de Buenos Aires y La Pampa, donde se encuentran cinco de las principales regiones girasoleras, la mejora sería del 24,1%, al pasar de 838.000 a 1.040.000 hectáreas. En tanto, en el resto del país el crecimiento de área alcanza el 29%, al pasar de 62.000 a 80.000 hectáreas.

Con respecto a las condiciones ambientales, en el NEA el nivel de humedad es adecuado y sólo se registraron heladas en sectores aislados del núcleo chaqueño, lo que provocó daños en lotes que se encontraban diferenciando hojas. En ese sentido, no se descarta la posibilidad de que se produzca una disminución en el stand de plantas, aunque este fenómeno no impactaría en la intención de siembra regional.

También en el centro-norte de Santa Fe hay buena humedad y los lotes tempranos transitan la etapa de diferenciación foliar, mientras que los tardíos continúan en estado de emergencia, “ambos con baja presión de sanidad”. También se obtuvieron buenos resultados en la emergencia de plantas, aunque en Reconquista se relevaron algunas pérdidas “debido a la calidad del material de siembra”.

Y aunque en el sur bonaerense restan varias semanas para el inicio de la siembra, las condiciones de humedad se mantienen óptimas y se espera un incremento en la intención de siembra, principalmente sobre la región costera de la provincia de Buenos Aires.

Fuente: Clarín Rural

Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones