¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

El rendimiento de la producción se redujo un 9%, la caída internacional del precio se redujo el 26%, estos variables afectaron a los productores de soya.

El presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Reynaldo Díaz, sostuvo que la gestión 2015 fue un mal año para los agricultores por la caída del precio internacional de los granos, hasta un 26%, y el bajo rendimiento de las áreas de cultivo, en 9%, pese a que éstas se ampliaron hasta 30%.

"Nosotros lo calificamos de malo (este año) en el sentido de que hemos tenido caída de precios en casi todos los productos, especialmente, de manera drástica, en el caso del trigo, maíz y sorgo y también en la soya", señaló Díaz.

El empresario indicó que las condiciones no fueron muy adecuadas para la producción, porque pese al aumento de la superficie sembrada en casi todos los cultivos "el rendimiento ha bajado y esto básicamente por el tema del clima y enfermedades".

"Consideramos que es un momento preciso para que el gobierno nacional priorice la agenda productiva del sector, relacionada a la liberación en la exportación de grano, el acceso al uso de la biotecnología moderna, el mejoramiento de la infraestructura productiva y la logística de exportación y la seguridad jurídica para las tierras productivas; solo así estarán dadas las condiciones para promover una ampliación de la frontera agrícola", apuntó.

Indicó que en el caso de la soya, la producción anual para esta gestión se estima en 2,8 millones de toneladas, lo que representa una disminución de 9% en relación a 2014.

En el caso del trigo, refirió que se batió un récord en superficie sembrada con 150.000 hectáreas, sin embargo, "la producción cayó en casi 30%" en relación a la cosecha de invierno de 2014.

Respecto a los precios, subrayó que en el caso de la soya disminuyeron hasta un 26% con relación a la gestión anterior.

Fuente: El Deber - Bolivia 

Otras Noticias

  • Bayer comprará Monsanto esta semana por US$ 63.000 millones

    Bayer informó además que la empresa fusionada se llamará Bayer, por lo que Monsanto desaparecerá como nombre empresarial aunque sus productos sí lo conservarán.

    La farmacéutica alemana Bayer anunció que el próximo 7 de junio adquirirá la semillera estadounidense Monsanto por US$ 63.000 millones.

    Con todas las autorizaciones en su haber, la firma pidió un crédito de US$ 57.000 millones para financiar su mayor adquisición, la que consideró “un hito estratégico para fortalecer nuestra cartera de negocios de salud y alimentación”, según su presidente, Werner Baumann.

    Adiós Monsanto

    Bayer informó además que la empresa fusionada se llamará Bayer, por lo que Monsanto desaparecerá como nombre empresarial aunque sus productos sí lo conservarán.

    Todo comenzará a regir dentro de dos meses, cuando se cierre la venta de negocios a BASF, que compró unidades de Bayer por 7.600 millones de euros.

    El acuerdo se realizó para cumplir con las condiciones establecidas por las autoridades reguladoras, por lo que Bayer desinvirtió todo su negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas y la granja digital. Además, realizó el traspaso de tres proyectos de investigación en el área de herbicidas y, anteriormente, le vendió el negocio de glufosinato de amonio.

    Cómo sigue el proceso

    Los accionistas de Bayer podrán adquirir por 23 acciones propias 2 acciones nuevas a un precio de 81 euros cada una.

    La compañía alemana al comprar Monsanto pasará a tener 115.000 empleados, descontados los de los negocios desinvertidos, y emitirá deuda en dólares y euros por un volumen de 20.000 millones de euros.

    Fuente: infocampo

     

  • Agroindustria aprobó la soja tolerante a dicamba

    Mediante la Resolución 30/2018, la secretaría de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación autorizó la comercialización del granos de soja que contengan los eventos que confieren tolerancia al herbicida.

    Mediante la Resolución 30/2018, la secretaría de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación autorizó la comercialización del granos de soja, productos y subproductos derivados de éste que contengan los eventos MON-877Ø8-9 x MON-89788-1.

     

    Los nuevos eventos, MON-877Ø8-9 x MON-89788-1 logrados por Monsanto, le confieren al cultivo tolerancia al herbicida Dicamba. Precisamente, el evento logró la introducción estable del gen dmo que produce la enzima dicamba monooxigenasa la cual oxigena el ácido 2-metoxi-3,6-diclorobenzoico-(Dicamba) impidiendo su acción lo cual le cofiere a la planta, tolerancia al herbicida. Además este evento, se apila con  MON-89788-1 que confiere resistencia a glifosato.

    Previa a la aprobación de los nuevos materiales, se habrían realizado los estudios pertinentes en los cuales la CONABIA y el SENASA habrían dado su visto bueno diciendo que: “los riesgos derivados de la liberación de este organismo vegetal genéticamente modificados (OVGM) en el agroecosistema, en cultivo a gran escala, no son significativamente diferentes de los inherentes al cultivo de soja no GM” y que  “no se encontraron objeciones científicas para su aprobación desde el punto de vista de la aptitud alimentaria humana y animal”,  respectivamente.

    Por lo cual, aquellas variedades que posean estos evento, podrán ser utilizadas como materia prima para su procesamiento agroindustrial y con fines de uso alimentario humano y animal, como cualquier otro evento autorizado.

    Fuente: infocampo

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria


    Publicaciones