¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Se destacan a nivel mundial JBS (segunda luedo de Nestlé), 3G Capital y BRF

La demanda china, un poder de compra nacional en alza y tierras y mano de obra baratas alentaron el crecimiento de conglomerados brasileños de la alimentación en el ámbito internacional, aunque se perfilan nubes en el horizonte.

3G Capital, el fondo de inversión del multimillonario brasileño Jorge Paulo Lemann, acaba de participar en la fusión entre los gigantes Heinz y Kraft Foods que se convertirá en la quinta empresa mundial del sector agroalimentario, especializada en condimentos, salchichas, quesos para untar y cafés solubles. Junto a su socio el multimillonario estadounidense Warren Buffett, el fondo posee un 51% del nuevo grupo.

A mediados de marzo, fue el grupo brasileño JBS, líder mundial de la carne, que se convirtió en la segunda empresa alimentaria del mundo después de Nestlé, gracias a una intensa estrategia de adquisiciones en el plano internacional.

Lo mismo para el mastodonte del pollo BRF, primer exportador mundial, que inauguró en noviembre una fábrica de u$s 141 millones en Abu Dabi. A pesar de perfiles diferentes, estos grupos tienen algo en común: "En ausencia de subsidios, como en Europa o Estados Unidos, tienen la obligación de ser eficaces, so pena de quedar fuera del mercado", subraya el jurista André Cutait de Arruda Sampaio.

"El bajo precio de la tierra y de la mano de obra constituyen importantes ventajas comparativas para el sector agrolimentario brasileño", completa la economista Maria de Albuquerque David, profesora de la Universidad estatal de Río (UERJ).

"Hace unas décadas, vivíamos en un Brasil con poca libertad, a raíz de la dictadura militar (1964-1985). Teníamos el 'complejo tupiniquim', el del amerindio que no sale demasiado de su playa. Pero con la democratización y el fin de la oposición este-oeste, se levantaron las barreras", dice el economista Gilberto Braga.

Jorge Paulo Lemann, el hombre más rico de Brasil, plantó las bases de su imperio en el mundo de la bebida: fruto de fusiones sucesivas, AB InBev posee hoy un 20% de la cerveza del planeta con marcas como Stella Artois, Corona o Budweiser. El fondo 3G Capital deglutió luego la cadena de comida rápida Burger King, el grupo Heinz y finalmente la cadena de cafeterías canadienses Tim Hortons. Las empresas controladas por los tres socios del fondo valen en total u$s 260.000 millones.

Estimulado por la demanda china de carne y de soja, de la cual Brasil es el segundo productor mundial, así como por el creciente poder de compra de los brasileños, el sector agroalimentario nacional logró importantes excedentes. "El agronegocio es dinámico porque juega en los dos tableros: Brasil y las exportaciones, dejando de lado el menos atractivo según los períodos", subraya Maria de Albuquerque David.

BRF exporta pollo a 110 países y posee otras 10 instalaciones industriales en la Argentina, Holanda y Reino Unido.

Nacido en una carnicería en el centro del país, el grupo JBS obtiene hoy 80% de sus ingresos en el extranjero, de Australia a Estados Unidos. Es propiedad en un 25% del BNDES, el banco estatal de fomento.

¿Corren el riesgo estos mastodontes de tener un destino a la Eike Batista, el magnate brasileño del petróleo que hace unos meses se declaró en quiebra? "No hay ningún riesgo. Batista era un vendedor de sueños, con proyectos inmaduros. En el sector agroalimentario hablamos de empresas establecidas desde hace tiempo, con experiencia y un profundo conocimiento de su mercado", asegura Gilberto Braga.

Pero hay otras amenazas. Endeudamiento elevado, economía brasileña morosa, declive de los precios de las materias primas, costo del transporte prohibitivo, inversiones costosas a raíz de las altas tasas de interés son otros tantos elementos que pueden frenar la máquina.

"Es un momento crítico, donde vamos a ver si son realmente buenos administradores", asegura Maria de Albuquerque David. "3G Capital hizo cortes drásticos en los gastos y racionalizó la producción. Quizás los gigantes de la carne harán la misma cosa".

JBS anunció a comienzos de marzo que no contempla nuevas adquisiciones en 2015.

Fuente: Ámbito Financiero

Otras Noticias

  • Rindes en Estados Unidos ahora están por debajo de lo esperado

    Las lluvias que se pronostican en Estados Unidos apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    Luego de las importantes subas de la soja del día de ayer que traccionaron también al maíz, vemos hoy una leve baja en el mercado nocturno. Sin embargo los rindes que se vienen comentando en EEUU ahora están por debajo de lo esperado, y las lluvias que se pronostican en ese país apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    En Brasil el clima seco persiste sobre el norte de la zona productiva. No se esperan lluvias en los próximos cinco días, y esto también impulsa al alza.

    El tercer elemento a tener presente es que la demanda sigue activa. Si bien las exportaciones semanales de EEUU estuvieron en torno al millón de toneladas, bajando respecto a lo que vimos semanas previas, de todas formas siguen mostrando un buen nivel. Y la semana que viene con China de regreso en el mercado tras el feriado, podría reactivarse la demanda.

    En el mercado de maíz los analistas privados en general apuntan a que los rindes de maíz suban.

    En nuestro país la siembra de maíz viene a buen ritmo en el centro, pero en el sur los problemas de humedad generan una situación más compleja. Lo mismo ocurre con el trigo, sólo que en este caso como gran parte del área está en las zonas con excesos de humedad, vemos que la mitad de la zona está con problemas.

  • La importación temporaria de soja se duplicó este año

    La retención de mercadería por parte de los productores impulsó el ingreso de mercadería del exterior, que en 2017 fue el doble de 2016

    Las importaciones temporarias de soja duplican a las de 2016 como consecuencia de una mayor demanda de la molienda y una fuerte retención de granos de los productores, según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

    Así lo consignó el economista Federico Di Yenno de la entidad quien señaló que "el panorama de la industria procesadora de soja es totalmente distinto al de la exportación".

    "A pesar de tener márgenes muy ajustados, el procesamiento se mantiene firme. En agosto, la industria reportó un procesamiento de la oleaginosa de 3,7 millones de toneladas, casi igual al procesado en agosto de 2016", indicó.

    El acumulado del 2017 asciende a 29,3 millones de toneladas, ligeramente por detrás de los 30,1 millones de toneladas del 2016.

    "Esto es debido al fuerte y atípico mes de enero de 2016, que alcanzó las 3,9 millones de toneladas procesadas luego de los cambios a nivel aduanero y macroeconómico que postergaron el procesamiento de la oleaginosa hacia el 2016", sostuvo el especialista.

    El dato que sobresale para este sector industrial es el de importaciones de soja de países vecinos, principalmente del Paraguay.

    Según datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)y Aduana, al 20 de septiembre las importaciones temporarias de soja alcanzaban a 1,4 millones de toneladas para todo el 2017.

    "Este dato más que duplica lo importado a igual fecha del año 2016. A los proveedores tradicionales, se suma Brasil, desde donde se han importado 136.000 toneladas de soja para su procesamiento y posterior exportación de subproductos", manifestó.

    Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales, cuando llegaron a importarse 2,2 y 2,8 millones de toneladas de soja, respectivamente.

    Con respecto al mercado del maíz, se marca la diferencia ante el dinamismo, los últimos datos de comercialización señalan que las Declaraciones Juradas de Ventas Externas de exportación de maíz alcanzan las 18,7 millones de toneladas manteniendo un buen ritmo constante los últimos 5 meses y medio.

    "Utilizando datos de Indec, los informes de line-up de Nabsa y datos del SIM Aduana, se puede estimar exportaciones de maíz por aproximadamente 17 millones de toneladas para el período marzo -septiembre", expresó Di Yenno.

    Quedarían pendientes de embarcar 1,7 millones de toneladas de maíz para cumplir con los compromisos declarados por la exportación.

    "Estos compromisos de exportación ya están holgadamente cubiertos en lo que hace a la compra del grano desde el sector exportador. Al 13 de septiembre, los exportadores tenían adquirido unas 20,7 millones de toneladas de maíz", explicó.

    La demanda de China sigue soslayando al mercado de soja argentina en vista de los compromisos asumidos por los exportadores locales.

    Las declaraciones juradas de ventas al exterior de soja alcanzan a 7 millones de toneladas al 20 de septiembre, muy por detrás de los compromisos de exportación a igual altura del ciclo en otras campañas.

    Fuente: AgroClave

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria

    Publicaciones