¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Cuenta con un poderoso complejo industrial oleaginoso con una capacidad de procesamiento de 205.000 toneladas/día de semillas oleaginosas, el tercero a nivel mundial.

La economía de los Estados Unidos de América es una de las más importantes a nivel mundial. Esta nación cuenta con una superficie de 9,83 millones de kilómetros cuadrados y una población que supera los 300 millones de habitantes. Es el cuarto país con mayor superficie del mundo y el tercero en población. Está compuesto por 50 poderosos estados y un distrito federal. Su PIB (Producto Interno Bruto) nominal ascendía en marzo de 2014 a 17.2 billones de dólares, lo cual representa aproximadamente el 25% del PIB nominal mundial. El PIB per cápita asciende a unos 48.000 U$S, siendo el séptimo más significativo en el mundo. Cuenta con el mayor mercado financiero del planeta y su moneda es el patrón de referencia mundial en los mercados monetarios internacionales.  Participa con el 20% de la producción manufacturera mundial y es una potencia económica, científico-tecnológica, militar y espacial.

En lo referido al mercado mundial de semillas oleaginosas, Estados Unidos de América también es una potencia. Es el principal productor mundial con 93 millones de toneladas según datos de la campaña 2013/2014. En segundo lugar se encuentra Brasil y, tercero, Argentina. En la actual campaña 2014/2015, la producción estadounidense de semilla de soja habría alcanzado la cifra record de 115 millones de toneladas.

Por tal motivo, en la presente nota realizaremos una breve radiografía del mercado de productos oleaginosos de los Estados Unidos de América, puntualizando el análisis sobre: a) el crushing de semillas oleaginosas, b) la producción, consumo doméstico y comercio exterior de aceites y grasas, c) producción, consumo doméstico, exportaciones e importaciones de harinas oleaginosas.

Analicemos en primer lugar el crushing de semillas oleaginosas en Estados Unidos. Como puede verse el principal producto que tritura el complejo industrial americano es el poroto de soja. En el año 2014, el gran país del norte de América molió cerca de 47 millones de toneladas de soja, casi un millón de toneladas más que en el año 2013. El resto de los productos ocupan posiciones de menor relevancia como es el caso de la semilla de colza donde se muelen cerca de 1.753.000 toneladas en el año y la semilla de algodón con 1.649.000 toneladas. El poroto de soja es responsable del 91% de la molienda de semillas oleaginosas en los Estados Unidos, la cual en el año 2014 habría ascendido a 51,3 millones de toneladas a nivel país.

Sin dudas, el complejo industrial oleaginoso de USA es soja-dependiente. Este conjunto de fábricas aceiteras tiene una capacidad de procesamiento de 205.000 toneladas/día de semillas oleaginosas, algo inferior a la que registra la Republica Argentina (206.931 Tn/día) y a la de China (la más importante a nivel mundial) con 360 mil tn/día. Es preciso destacar que la capacidad de molienda de China computa plantas activas como inactivas.

Miremos ahora la producción de aceites y grasas de los Estados Unidos con el consumo de su mercado interno. El aceite de soja es el producto más relevante de la industria de aceites y grasas estadounidense con 9 millones de toneladas de producción en el año 2014. Esta producción se destina –casi en su totalidad- al mercado interno norteamericano, el cual consume aproximadamente 8.500.000 toneladas. El aceite de soja tiene una participación -en términos relativos- del 53% en la producción total de aceites y grasas de dicho país. En segundo lugar se encuentra la producción de sebos y grasas con 3,4 millones de toneladas (2014), también destinada principalmente a los consumidores de ese país: cerca de 2,9 millones de toneladas de este bien se consumen dentro de las fronteras de USA. El tercer producto más importante para industria de aceites y grasas de Estados Unidos es el aceite de maíz con una producción en el 2014 de 1,8 millones de toneladas.

Al chequear producto por producto, las cantidades producidas con sus consumos domésticos se desprende la siguiente conclusión: casi toda la producción de aceites y grasas de los Estados Unidos está dirigida a satisfacer su enorme mercado interno. Esta información puede corroborarse también con las cifras de exportaciones e importaciones de aceites y grasas de esta nación. En lo referido a exportaciones, USA apenas comercializa en el exterior un total de 2,4 millones de toneladas de aceites y grasas, una cifra por cierto muy exigua. La misma está compuesta por 896.000 toneladas de aceite de soja como principal producto. Pensemos que Argentina en el año 2013 despachó al exterior 4.361.000 toneladas de aceite de soja, de manera tal que nuestro país –en ese año- prácticamente quintuplicó las exportaciones estadounidenses.

Los dos productos que le siguen al aceite de soja en materia de exportaciones fueron “sebos y grasas” con 571.000 toneladas despachadas en el 2014 y aceite de maíz con 392 mil toneladas remitidas al exterior. Esta última cifra es ínfima, teniendo en cuenta lo que es Estados Unidos en materia de producción de maíz. En efecto, se prevé que en la campaña 2014/2015 USA producirá unas 361 millones de toneladas de este cereal, en el marco de una producción mundial de 988 millones de toneladas. Afectará aproximadamente unas 130 millones de toneladas de maíz a la producción de etanol. De allí que vender todos los años unas 400.000 toneladas de aceite de maíz no luce como una cifra significativa.

En materia de importaciones de aceites y grasas, hay un hecho que llama la atención. Es la compra de aceite de colza y palma en magnitudes que superan el millón de toneladas con destino al mercado interno estadounidense. De todos modos, el total de compras externas es bajo: cerca de 4 millones de toneladas. Evidentemente, Estados Unidos es un país autosuficiente –en líneas generales- en materia de aceites y grasas con bajas exportaciones. 

Evaluemos a continuación la situación en Estados Unidos de las harinas oleaginosas. El bien que sobresale de manera excluyente en la producción nacional de este rubro es la harina de soja. El 94% de la producción total de harinas oleaginosas del año 2014 corresponde a este bien. Estados Unidos produjo cerca de 37 millones de toneladas de harina de soja en el 2014 sobre una producción total de harinas del orden de las 39 millones de toneladas anuales. De estos 37 millones producidos, USA destinó 27 millones de tn. de harina de soja al mercado interno (para alimentación animal) y algo más de 10 millones de toneladas se vendió en el exterior.

Estas 10 millones de toneladas exportadas de harina de soja se suman a las más de 40 millones de toneladas de poroto de soja que Estados Unidos exportó en el último año, principalmente a China. El país asiático le compra actualmente entre el 58 y el 62% del total de las exportaciones estadounidenses de poroto de soja.

Otro producto que merece un párrafo adicional es la harina de colza. Como Estados Unidos tiene un consumo doméstico de 4,2 millones de toneladas y una mínima producción local, se ve necesitado de importar cerca de 3,3 millones de toneladas en el año 2014.

En síntesis y a modo de conclusión, podemos expresar lo siguiente:

a) Estados Unidos de América es una potencia en el mercado mundial de semillas oleaginosas, siendo el principal productor mundial, seguido por Brasil y Argentina. Principalmente por su producción de poroto de soja.

c) Este complejo industrial muele principalmente poroto de soja. Trituró casi 47 millones de toneladas en el año 2014, representando el 91% de la molienda total de semillas oleaginosas de este país.

d) En materia de aceites y grasas, Estados Unidos es un país autosuficiente que produce principalmente para cubrir las necesidades de su mercado interno. Son irrelevantes sus exportaciones de aceites y grasas.

e) En materia de harinas oleaginosas, el principal bien que produce es harina de soja (37 millones de toneladas en el 2014). El resto de los productos tienen escasa relevancia en la producción total de harinas.

f) Hay una importante producción de harina de soja que se destina el mercado interno para alimentación animal: cerca de 27 millones de toneladas en el año 2014.

f) Las exportaciones estadounidenses están compuestas por casi 10 millones de toneladas anuales  exportadas de harina de soja a las que se suman unas 40 millones de toneladas de poroto de soja que Estados Unidos. El principal comprador de poroto es China.

Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario

Otras Noticias

  • Rindes en Estados Unidos ahora están por debajo de lo esperado

    Las lluvias que se pronostican en Estados Unidos apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    Luego de las importantes subas de la soja del día de ayer que traccionaron también al maíz, vemos hoy una leve baja en el mercado nocturno. Sin embargo los rindes que se vienen comentando en EEUU ahora están por debajo de lo esperado, y las lluvias que se pronostican en ese país apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    En Brasil el clima seco persiste sobre el norte de la zona productiva. No se esperan lluvias en los próximos cinco días, y esto también impulsa al alza.

    El tercer elemento a tener presente es que la demanda sigue activa. Si bien las exportaciones semanales de EEUU estuvieron en torno al millón de toneladas, bajando respecto a lo que vimos semanas previas, de todas formas siguen mostrando un buen nivel. Y la semana que viene con China de regreso en el mercado tras el feriado, podría reactivarse la demanda.

    En el mercado de maíz los analistas privados en general apuntan a que los rindes de maíz suban.

    En nuestro país la siembra de maíz viene a buen ritmo en el centro, pero en el sur los problemas de humedad generan una situación más compleja. Lo mismo ocurre con el trigo, sólo que en este caso como gran parte del área está en las zonas con excesos de humedad, vemos que la mitad de la zona está con problemas.

  • La importación temporaria de soja se duplicó este año

    La retención de mercadería por parte de los productores impulsó el ingreso de mercadería del exterior, que en 2017 fue el doble de 2016

    Las importaciones temporarias de soja duplican a las de 2016 como consecuencia de una mayor demanda de la molienda y una fuerte retención de granos de los productores, según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

    Así lo consignó el economista Federico Di Yenno de la entidad quien señaló que "el panorama de la industria procesadora de soja es totalmente distinto al de la exportación".

    "A pesar de tener márgenes muy ajustados, el procesamiento se mantiene firme. En agosto, la industria reportó un procesamiento de la oleaginosa de 3,7 millones de toneladas, casi igual al procesado en agosto de 2016", indicó.

    El acumulado del 2017 asciende a 29,3 millones de toneladas, ligeramente por detrás de los 30,1 millones de toneladas del 2016.

    "Esto es debido al fuerte y atípico mes de enero de 2016, que alcanzó las 3,9 millones de toneladas procesadas luego de los cambios a nivel aduanero y macroeconómico que postergaron el procesamiento de la oleaginosa hacia el 2016", sostuvo el especialista.

    El dato que sobresale para este sector industrial es el de importaciones de soja de países vecinos, principalmente del Paraguay.

    Según datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)y Aduana, al 20 de septiembre las importaciones temporarias de soja alcanzaban a 1,4 millones de toneladas para todo el 2017.

    "Este dato más que duplica lo importado a igual fecha del año 2016. A los proveedores tradicionales, se suma Brasil, desde donde se han importado 136.000 toneladas de soja para su procesamiento y posterior exportación de subproductos", manifestó.

    Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales, cuando llegaron a importarse 2,2 y 2,8 millones de toneladas de soja, respectivamente.

    Con respecto al mercado del maíz, se marca la diferencia ante el dinamismo, los últimos datos de comercialización señalan que las Declaraciones Juradas de Ventas Externas de exportación de maíz alcanzan las 18,7 millones de toneladas manteniendo un buen ritmo constante los últimos 5 meses y medio.

    "Utilizando datos de Indec, los informes de line-up de Nabsa y datos del SIM Aduana, se puede estimar exportaciones de maíz por aproximadamente 17 millones de toneladas para el período marzo -septiembre", expresó Di Yenno.

    Quedarían pendientes de embarcar 1,7 millones de toneladas de maíz para cumplir con los compromisos declarados por la exportación.

    "Estos compromisos de exportación ya están holgadamente cubiertos en lo que hace a la compra del grano desde el sector exportador. Al 13 de septiembre, los exportadores tenían adquirido unas 20,7 millones de toneladas de maíz", explicó.

    La demanda de China sigue soslayando al mercado de soja argentina en vista de los compromisos asumidos por los exportadores locales.

    Las declaraciones juradas de ventas al exterior de soja alcanzan a 7 millones de toneladas al 20 de septiembre, muy por detrás de los compromisos de exportación a igual altura del ciclo en otras campañas.

    Fuente: AgroClave

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria

    Publicaciones