¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Un consorcio formado por un fondo de inversión asiático, el Gobierno chino e infinidad de agricultores -cada ciudadano chino ostenta la quinta parte de una hectárea como superficie de cultivo- ha puesto en marcha una explotación piloto que consta en la actualidad de 70 ha de olivar y planea plantar 1.000 más cada año hasta llegar a un total de 20.000.

España, el mayor productor de aceite de oliva entre los 47 que existen en todo el mundo, exporta a más 160 países; sin embargo, sólo el 10% va a parar a países que son consumidores exclusivamente. Un dato que pone de manifiesto que son los países productores los que consumen más aceite de oliva; concretamente, en un país productor se consume, de media, siete veces más zumo de aceituna que en un país que sólo es consumidor.

Ante estas cifras, una estrategia adecuada para incentivar el consumo de aceite de oliva en países potencialmente atractivos como son China e India -que engloban a más del 35% de la población mundial y donde la presencia del olivo hasta ahora era únicamente testimonial- pasa por la potenciación y mejora de sus olivares y, por consiguiente, el incremento de la producción.

Durante los últimos días hemos tenido la oportunidad de viajar por la zona olivarera de China, localizada en las provincias de Gansu, Shaanxi y Sichuan, con especial hincapié en la última de ellas,  cuyo enclave geográfico permite un clima adecuado para el desarrollo del cultivo. Es aquí donde un consorcio formado por un fondo de inversión asiático, el gobierno chino e infinidad de agricultores -cada ciudadano chino ostenta la quinta parte de una ha. como superficie de cultivo- ha  puesto en marcha una plantación de 70 ha. de olivar superintensivo de riego con un marco de 4 x 2 como explotación piloto.

Este olivar se completa con un plan cuyo horizonte temporal comprende dos décadas durante las cuales se prevé plantar en torno a 1.000 hectáreas hasta llegar a las 20.000.

Fuente: mercacei.com

Otras Noticias

  • Bayer comprará Monsanto esta semana por US$ 63.000 millones

    Bayer informó además que la empresa fusionada se llamará Bayer, por lo que Monsanto desaparecerá como nombre empresarial aunque sus productos sí lo conservarán.

    La farmacéutica alemana Bayer anunció que el próximo 7 de junio adquirirá la semillera estadounidense Monsanto por US$ 63.000 millones.

    Con todas las autorizaciones en su haber, la firma pidió un crédito de US$ 57.000 millones para financiar su mayor adquisición, la que consideró “un hito estratégico para fortalecer nuestra cartera de negocios de salud y alimentación”, según su presidente, Werner Baumann.

    Adiós Monsanto

    Bayer informó además que la empresa fusionada se llamará Bayer, por lo que Monsanto desaparecerá como nombre empresarial aunque sus productos sí lo conservarán.

    Todo comenzará a regir dentro de dos meses, cuando se cierre la venta de negocios a BASF, que compró unidades de Bayer por 7.600 millones de euros.

    El acuerdo se realizó para cumplir con las condiciones establecidas por las autoridades reguladoras, por lo que Bayer desinvirtió todo su negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas y la granja digital. Además, realizó el traspaso de tres proyectos de investigación en el área de herbicidas y, anteriormente, le vendió el negocio de glufosinato de amonio.

    Cómo sigue el proceso

    Los accionistas de Bayer podrán adquirir por 23 acciones propias 2 acciones nuevas a un precio de 81 euros cada una.

    La compañía alemana al comprar Monsanto pasará a tener 115.000 empleados, descontados los de los negocios desinvertidos, y emitirá deuda en dólares y euros por un volumen de 20.000 millones de euros.

    Fuente: infocampo

     

  • Agroindustria aprobó la soja tolerante a dicamba

    Mediante la Resolución 30/2018, la secretaría de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación autorizó la comercialización del granos de soja que contengan los eventos que confieren tolerancia al herbicida.

    Mediante la Resolución 30/2018, la secretaría de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación autorizó la comercialización del granos de soja, productos y subproductos derivados de éste que contengan los eventos MON-877Ø8-9 x MON-89788-1.

     

    Los nuevos eventos, MON-877Ø8-9 x MON-89788-1 logrados por Monsanto, le confieren al cultivo tolerancia al herbicida Dicamba. Precisamente, el evento logró la introducción estable del gen dmo que produce la enzima dicamba monooxigenasa la cual oxigena el ácido 2-metoxi-3,6-diclorobenzoico-(Dicamba) impidiendo su acción lo cual le cofiere a la planta, tolerancia al herbicida. Además este evento, se apila con  MON-89788-1 que confiere resistencia a glifosato.

    Previa a la aprobación de los nuevos materiales, se habrían realizado los estudios pertinentes en los cuales la CONABIA y el SENASA habrían dado su visto bueno diciendo que: “los riesgos derivados de la liberación de este organismo vegetal genéticamente modificados (OVGM) en el agroecosistema, en cultivo a gran escala, no son significativamente diferentes de los inherentes al cultivo de soja no GM” y que  “no se encontraron objeciones científicas para su aprobación desde el punto de vista de la aptitud alimentaria humana y animal”,  respectivamente.

    Por lo cual, aquellas variedades que posean estos evento, podrán ser utilizadas como materia prima para su procesamiento agroindustrial y con fines de uso alimentario humano y animal, como cualquier otro evento autorizado.

    Fuente: infocampo

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria


    Publicaciones