¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Cómo cambiar la tendencia negativa de los precios ante una oferta en constante aumento.

El USDA continúa anunciando cancelaciones de embarques de soja estadounidense a China y cambios de destino. En lo que eso sucede, el comercio tiene la percepción de que estos eventos se darán con más frecuencia en la medida que la cosecha Brasilera esté disponible.

Las estimaciones de producción de soja de Brasil se centran cada vez más en valores cercanos a los 93 mill de t, desde los 96 planteados, Mato Grosso lleva cosechado el 6% del área con rendimientos del orden de los 31 qq/ha y los productores con más del 50% vendido al momento. Mientras que en Argentina, sostienen una producción por encima de los 56-57 mill de t. Parece que la tendencia del momento es bajar los números Brasileros y aumentar los Argentinos, y como el orden de los factores no afecta el producto, la oferta cada vez se hace más real independientemente de donde provenga. En este sentido nos encontramos con la dificultad de hallar alguna fuerza que CAMBIE la tendencia de los precios solo por factores meramente fundamentales. Entrando Sudamérica en el juego comercial en las próximas semanas será interesante seguir de cerca el comportamiento de las bases de soja y su complejo para poder delimitar el comportamiento del mercado.

Por otro lado, el mercado comienza a brindarle su atención a la nueva campaña de USA, y en el próximo Outlook del USDA del 19 al 20 de febrero tendremos un bosquejo para empezar a diagramar lo que será la estructura de oferta y demanda y su correlación en términos de precios. De todos modos, el Baseline desde donde se establecen las bases para el presupuesto del congreso para coberturas de precios, préstamos y todo tipo de programas dirigidos al sector. Lanzo sus números y proyecciones hasta el 2025, los números gruesos para el 2015, hablan de un área sembrada de 89 mill de acres de maíz con un rendimiento estimado en 165.8 BPA y que dejaría un carry over en el orden de los 1.959 mill de bushels. Como resultado, los stocks de maíz en USA quedarían el mismo nivel que esta campaña, teniendo en cuenta solo un rendimiento promedio. En el caso de la soja, la historia es bastante parecida, el área que indica el Baseline para el 2015 es de 86 mill de acres y los stocks en Estados Unidos al final de la próxima campaña están estimados en cerca de 500 mill de busheles; dicho valor es mayor al que está finalizando la campaña en curso.

Todo esto, lógicamente no genera números muy prósperos para el sector productivo, pero de algún modo si han ayudado y ayudan a que la demanda pueda recuperarse. De este modo, por ejemplo se ha incrementado enormemente la exportación de DDGs (subproducto del etanol) durante el 2014. China ha importado cerca de 6 mill de t durante el 2014, mientras que en el 2013 había importado solo 3, y el resto de los importadores han incrementado en 1 mill de t. Cada vez más productos de uso alternativo de maíz dominan el mercado, fructuosa, aceite de maíz, gluten de maíz entre otros.

De todos modos el comportamiento, no es directamente proporcional. La baja en los precios de los commodities agrícolas no necesariamente registra un aumento en el consumo inmediato, ya que la demanda debe generarse, y para que ello ocurra, la población humana como así también de animales de consumo debería incrementar en la misma proporción, algo que en la realidad no sucede al mismo ritmo.

Este desfasaje nos lleva a analizar los mercados por periodos y tomarlos con seriedad, NO sabemos lo que puede ocurrir en materia de precios. Pero si estamos seguros de que si conocemos los márgenes que le dejan rentabilidad a las empresas, debemos tomarlos, administrar riesgos y llevar una política de costos prolija y detallada que nos permita ser eficientes y competitivos para atravesar estos ciclos.

Fuente: Cadena3

Otras Noticias

  • Rindes en Estados Unidos ahora están por debajo de lo esperado

    Las lluvias que se pronostican en Estados Unidos apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    Luego de las importantes subas de la soja del día de ayer que traccionaron también al maíz, vemos hoy una leve baja en el mercado nocturno. Sin embargo los rindes que se vienen comentando en EEUU ahora están por debajo de lo esperado, y las lluvias que se pronostican en ese país apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    En Brasil el clima seco persiste sobre el norte de la zona productiva. No se esperan lluvias en los próximos cinco días, y esto también impulsa al alza.

    El tercer elemento a tener presente es que la demanda sigue activa. Si bien las exportaciones semanales de EEUU estuvieron en torno al millón de toneladas, bajando respecto a lo que vimos semanas previas, de todas formas siguen mostrando un buen nivel. Y la semana que viene con China de regreso en el mercado tras el feriado, podría reactivarse la demanda.

    En el mercado de maíz los analistas privados en general apuntan a que los rindes de maíz suban.

    En nuestro país la siembra de maíz viene a buen ritmo en el centro, pero en el sur los problemas de humedad generan una situación más compleja. Lo mismo ocurre con el trigo, sólo que en este caso como gran parte del área está en las zonas con excesos de humedad, vemos que la mitad de la zona está con problemas.

  • La importación temporaria de soja se duplicó este año

    La retención de mercadería por parte de los productores impulsó el ingreso de mercadería del exterior, que en 2017 fue el doble de 2016

    Las importaciones temporarias de soja duplican a las de 2016 como consecuencia de una mayor demanda de la molienda y una fuerte retención de granos de los productores, según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

    Así lo consignó el economista Federico Di Yenno de la entidad quien señaló que "el panorama de la industria procesadora de soja es totalmente distinto al de la exportación".

    "A pesar de tener márgenes muy ajustados, el procesamiento se mantiene firme. En agosto, la industria reportó un procesamiento de la oleaginosa de 3,7 millones de toneladas, casi igual al procesado en agosto de 2016", indicó.

    El acumulado del 2017 asciende a 29,3 millones de toneladas, ligeramente por detrás de los 30,1 millones de toneladas del 2016.

    "Esto es debido al fuerte y atípico mes de enero de 2016, que alcanzó las 3,9 millones de toneladas procesadas luego de los cambios a nivel aduanero y macroeconómico que postergaron el procesamiento de la oleaginosa hacia el 2016", sostuvo el especialista.

    El dato que sobresale para este sector industrial es el de importaciones de soja de países vecinos, principalmente del Paraguay.

    Según datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)y Aduana, al 20 de septiembre las importaciones temporarias de soja alcanzaban a 1,4 millones de toneladas para todo el 2017.

    "Este dato más que duplica lo importado a igual fecha del año 2016. A los proveedores tradicionales, se suma Brasil, desde donde se han importado 136.000 toneladas de soja para su procesamiento y posterior exportación de subproductos", manifestó.

    Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales, cuando llegaron a importarse 2,2 y 2,8 millones de toneladas de soja, respectivamente.

    Con respecto al mercado del maíz, se marca la diferencia ante el dinamismo, los últimos datos de comercialización señalan que las Declaraciones Juradas de Ventas Externas de exportación de maíz alcanzan las 18,7 millones de toneladas manteniendo un buen ritmo constante los últimos 5 meses y medio.

    "Utilizando datos de Indec, los informes de line-up de Nabsa y datos del SIM Aduana, se puede estimar exportaciones de maíz por aproximadamente 17 millones de toneladas para el período marzo -septiembre", expresó Di Yenno.

    Quedarían pendientes de embarcar 1,7 millones de toneladas de maíz para cumplir con los compromisos declarados por la exportación.

    "Estos compromisos de exportación ya están holgadamente cubiertos en lo que hace a la compra del grano desde el sector exportador. Al 13 de septiembre, los exportadores tenían adquirido unas 20,7 millones de toneladas de maíz", explicó.

    La demanda de China sigue soslayando al mercado de soja argentina en vista de los compromisos asumidos por los exportadores locales.

    Las declaraciones juradas de ventas al exterior de soja alcanzan a 7 millones de toneladas al 20 de septiembre, muy por detrás de los compromisos de exportación a igual altura del ciclo en otras campañas.

    Fuente: AgroClave

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria

    Publicaciones