¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

La autoridad más importante del Fondo Monetario para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, estuvo participando días atrás en la presentación oficial del Balance 2014 y las Perspectivas 2015 del Banco Central y el Ministerio de Hacienda.

En diálogo con este medio, describió un escenario menos favorable, pero destacó los sólidos fundamentos de la economía paraguaya. No obstante, apuntó que Paraguay debe acompañar el aumento de los ingresos de la población con el mejoramiento de la infraestructura para el servicio público y depender cada vez menos de la agricultura.

–¿Cómo se plantea el escenario global 2015?

–El año entrante será de nuevo de lenta recuperación de la economía internacional. Estados Unidos va a registrar una aceleración de su crecimiento. Dentro de las grandes economías del mundo es el foco más positivo. Si vamos a Europa, vemos claramente una recuperación menor a la que habíamos anticipado a principios de año. Y China, básicamente cumpliendo con los pronósticos de estar ligeramente abajo del 7,5%. En este contexto, hemos visto un ajuste importante en los precios de los commodities. Se siguen anticipando para el 2015 precios de los commodities débiles, con respecto a lo que vimos en los últimos dos o tres años. También vemos el inicio del proceso de normalización de la política monetaria de Estados Unidos, y esto va a representar que las condiciones tan laxas que habían enfrentado varias economías emergentes en los mercados financieros continúen, pero sean menos laxas y que también existe alguna probabilidad de que este ajuste se dé con cierta volatilidad en los mercados que podría afectar la inversión.

–¿Qué implicaciones tiene todo esto para Paraguay?

–Un entorno externo menos favorable al que se ha visto; asimismo, una situación regional compleja, porque Brasil va a continuar creciendo a tasas muy bajas, igualmente Uruguay, y Argentina muy probablemente con tasas negativas. América del Sur va a seguir registrando crecimientos por debajo del promedio de los últimos doce años y obviamente esto puede tener alguna repercusión sobre la economía local; sin embargo, vemos a Paraguay como una economía sólida con un sector externo sólido, con una macroeconomía solida, baja deuda, un sector agropecuario muy pujante y una demanda interna que también se está consolidando; entonces nuestras proyecciones son que se mantenga el crecimiento en alrededor del 4%.

–¿Cuáles pueden ser los canales de transmisión de este escenario más adverso?

–Obviamente, el primero es el precio de las materias primas, eso tiene un efecto de ingreso. En segundo lugar, los incrementos de las tasas de interés de Estados Unidos. Si se da en un entorno de estabilidad y sin incertidumbre, debería ser un efecto muy bajo; sin embargo, si esto genera una volatilidad como vimos en junio de 2013, esto sí puede hacer que ciertos proyectos de inversión se posterguen, que la estructuración de ciertos financiamientos se compliquen y lleven a una postergación de decisiones importantes en términos de inversión, y que esto retrase un poquito el crecimiento económico, eso sería el riesgo.

–El guaraní es una de las monedas que menos se han depreciado ante el dólar en la región en el último año, ¿hasta qué punto eso juega en contra de la competitividad?

–Ese es un reflejo más bien de que en términos relativos a Paraguay le ha ido mejor que al resto de las economías de la región (Brasil, Argentina, etc.). En estos casos, la percepción de riesgo de los principales inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, de estos dos países ha aumentado y eso también ha llevado a una depreciación de la moneda. Esos efectos financieros no lo has visto en Paraguay, sino al contrario. Yo más bien creo que en término de lo que hemos visto en las monedas es un síntoma de una mayor fortaleza.

–¿Cuáles pueden ser algunas consecuencias de no cumplir la Ley de Responsabilidad Fiscal?

–Es muy importante que se cumpla con los límites fijados en ella, sobre todo viendo el porcentaje de los avances que ha hecho Paraguay en materia de acceso a los mercados financieros internacionales; esto pone una doble responsabilidad con respecto a las finanzas públicas. Estos inversionistas que adquieren estos títulos después de un análisis largo y consciente de la solidez de los fundamentos de esta economía, pero también son inversionistas que tienen diversificado su portafolio, y tal vez en un año pues no se asustan por la falta de cumplimiento con la ley, pero tal vez al tercer año tomen una decisión de realmente deshacerse de todo el papel de Paraguay debido a la falta de cumplimiento con esta legislación y ya no regresan por otros 15 años. El cumplimiento con estos órdenes institucionales que se van estableciendo es muy importante para seguir construyendo credibilidad, seguir reduciendo el costo de financiamiento del país y seguir teniendo acceso a los mercados financieros.

– ¿Dónde están los retos para Paraguay?

–Los retos importantes están en el ámbito social. Hemos visto un crecimiento considerable del ingreso per cápita en los últimos años, y esto obviamente también va exigiendo que los niveles de servicios públicos, de infraestructura, de educación, de salud, vayan mejorando. Es muy importante acompañar este crecimiento de la capacidad financiera con un crecimiento en la capacidad de ejecución, en la capacidad de servicios públicos, construyendo un sector publico más fuerte en la provisión de servicios para la sociedad. El foco también importante es la parte estructural, formar una agenda de infraestructura, que permita bajar los costos de logística y abasto de la energía y lograr desarrollar una base tal vez manufacturera más importante. Ir estableciendo una estructura económica en la cual el peso de la agricultura vaya disminuyendo paulatinamente y otros sectores, como los de los servicios, industrial, vayan cobrando mayor relevancia, enfocarse en los temas de infraestructura va a ser muy importante. Con un horizonte de mediano plazo van a ser los activos que van a ayudar a que se logre un proceso de crecimiento sostenible.

Fuente: Agromeat

Otras Noticias

  • Rindes en Estados Unidos ahora están por debajo de lo esperado

    Las lluvias que se pronostican en Estados Unidos apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    Luego de las importantes subas de la soja del día de ayer que traccionaron también al maíz, vemos hoy una leve baja en el mercado nocturno. Sin embargo los rindes que se vienen comentando en EEUU ahora están por debajo de lo esperado, y las lluvias que se pronostican en ese país apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    En Brasil el clima seco persiste sobre el norte de la zona productiva. No se esperan lluvias en los próximos cinco días, y esto también impulsa al alza.

    El tercer elemento a tener presente es que la demanda sigue activa. Si bien las exportaciones semanales de EEUU estuvieron en torno al millón de toneladas, bajando respecto a lo que vimos semanas previas, de todas formas siguen mostrando un buen nivel. Y la semana que viene con China de regreso en el mercado tras el feriado, podría reactivarse la demanda.

    En el mercado de maíz los analistas privados en general apuntan a que los rindes de maíz suban.

    En nuestro país la siembra de maíz viene a buen ritmo en el centro, pero en el sur los problemas de humedad generan una situación más compleja. Lo mismo ocurre con el trigo, sólo que en este caso como gran parte del área está en las zonas con excesos de humedad, vemos que la mitad de la zona está con problemas.

  • La importación temporaria de soja se duplicó este año

    La retención de mercadería por parte de los productores impulsó el ingreso de mercadería del exterior, que en 2017 fue el doble de 2016

    Las importaciones temporarias de soja duplican a las de 2016 como consecuencia de una mayor demanda de la molienda y una fuerte retención de granos de los productores, según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

    Así lo consignó el economista Federico Di Yenno de la entidad quien señaló que "el panorama de la industria procesadora de soja es totalmente distinto al de la exportación".

    "A pesar de tener márgenes muy ajustados, el procesamiento se mantiene firme. En agosto, la industria reportó un procesamiento de la oleaginosa de 3,7 millones de toneladas, casi igual al procesado en agosto de 2016", indicó.

    El acumulado del 2017 asciende a 29,3 millones de toneladas, ligeramente por detrás de los 30,1 millones de toneladas del 2016.

    "Esto es debido al fuerte y atípico mes de enero de 2016, que alcanzó las 3,9 millones de toneladas procesadas luego de los cambios a nivel aduanero y macroeconómico que postergaron el procesamiento de la oleaginosa hacia el 2016", sostuvo el especialista.

    El dato que sobresale para este sector industrial es el de importaciones de soja de países vecinos, principalmente del Paraguay.

    Según datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)y Aduana, al 20 de septiembre las importaciones temporarias de soja alcanzaban a 1,4 millones de toneladas para todo el 2017.

    "Este dato más que duplica lo importado a igual fecha del año 2016. A los proveedores tradicionales, se suma Brasil, desde donde se han importado 136.000 toneladas de soja para su procesamiento y posterior exportación de subproductos", manifestó.

    Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales, cuando llegaron a importarse 2,2 y 2,8 millones de toneladas de soja, respectivamente.

    Con respecto al mercado del maíz, se marca la diferencia ante el dinamismo, los últimos datos de comercialización señalan que las Declaraciones Juradas de Ventas Externas de exportación de maíz alcanzan las 18,7 millones de toneladas manteniendo un buen ritmo constante los últimos 5 meses y medio.

    "Utilizando datos de Indec, los informes de line-up de Nabsa y datos del SIM Aduana, se puede estimar exportaciones de maíz por aproximadamente 17 millones de toneladas para el período marzo -septiembre", expresó Di Yenno.

    Quedarían pendientes de embarcar 1,7 millones de toneladas de maíz para cumplir con los compromisos declarados por la exportación.

    "Estos compromisos de exportación ya están holgadamente cubiertos en lo que hace a la compra del grano desde el sector exportador. Al 13 de septiembre, los exportadores tenían adquirido unas 20,7 millones de toneladas de maíz", explicó.

    La demanda de China sigue soslayando al mercado de soja argentina en vista de los compromisos asumidos por los exportadores locales.

    Las declaraciones juradas de ventas al exterior de soja alcanzan a 7 millones de toneladas al 20 de septiembre, muy por detrás de los compromisos de exportación a igual altura del ciclo en otras campañas.

    Fuente: AgroClave

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria

    Publicaciones