¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

El director de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa), Mario Mondelli, aseguró que el agro uruguayo tiene oportunidades para valorizar aún más sus exportaciones. Cerraría el año creciendo más.

El agro sigue demostrando que es el motor de crecimiento del Uruguay y un genuino multiplicador de cada dólar invertido.

"Uruguay mostró, en un período relativamente corto, la capacidad de transformarse y adaptarse en lo que es la forma de hacer negocios e inclusive las políticas, acompañando los proceso de transformación", reconoció el director de la Oficina de Programación y Política Agropecuria (Opypa), Mario Mondelli. Para el jerarca la capacidad de adaptación del agro uruguayo es una fortaleza que debe explotarse más en el futuro próximo, para valorizar las exportaciones.

La capacidad de adaptación le permitió al agro uruguayo "aprovechar las oportunidades que el contexto amigable de precios y la expansión de la demanda internacional. Eso nos explica que en cualquiera de las cadenas productivas que podemos visualizar, hubo un aumento de producción".

Ese incremento señalado por Mondelli, inclusive en ganadería, que es nuestra identidad nacional, se explica porque Uruguay es un país ganadero agrícola, donde la ganadería ocupa el 65% o 70% del territorio. "En ganadería se realizaron transformaciones importantes a nivel regional, con mejoras de productividad, con una reducción de área y en tierras de menor calidad", remarcó el jerarca.

El profesional recordó que también "hubo cambios muy importantes y los empresarios y la articulación público-privado, es parte de ese desempeño. Estamos en un momento de inflexión, en el sentido de que las señales de precios no son tan buenas como lo eran en las zafras pasadas y eso a todos nos hace rever qué pasará hacia adelante".

Potencial

Según la visión de Mondelli, los fundamentos internacionales, la expansión de la demanda y lo que ha motivado el auge de precios en los últimos años parecería permanecer. "Lo que tenemos es algunos efectos coyunturales", dijo.

Aún así, según la visión de Opypa, Uruguay hacia adelante "tiene enormes capacidades de aprovechar mejor las oportunidades, aún en un contexto menos auspicioso. Tenemos un cambio cuantitativo en los últimos años, donde pasamos de exportar alimentos para alimentar a 9 millones de personas, a alimentar a 27 millones de personas. Eso es muy llamativo para cualquier país e hizo que Uruguay se destaque a nivel internacional", dijo Mondelli.

Ese crecimiento demandó fuertes inversiones y transformaciones, potenciadas con una mejor inserción internacional y con una fuerte expansión de la agricultura.

Ganar y ganar

El director de Opypa insistió en que Uruguay tiene "mucho para ganar en agregado de valor. A nivel internacional, seguimos siendo un país chico. Somos un país con una imagen muy consolidada y ese es un activo muy importante. Creo que en los desafíos hacia adelante, parte de las capacidades que tenemos van a ser muy importantes para lograr una mejor inserción, mejor desarrollo de mercado y agregar valor", dijo.

El mayor agregado de valor a los productos exportados, según la visión de Opypa, es una parte de los desafíos del agro a futuro.

"Cualquiera de los desafíos que tenemos en el sector agropecuario, no los puede hacer ni la política pública sola, ni las empresas privadas solas. Creo que las capacidades que Uruguay ha ido construyendo a lo largo del tiempo, son una muy buena noticia para poder afrontar eso. No digo que se fácil, no digo que tengamos la receta, pero el camino está trazado", reconoció el director de Opypa.

Más alimentos

La meta de producir alimentos para 50 millones de personas es posible según la visión del gobierno. "Hay que ponerse un horizonte temporal. Sin duda esa meta es muy relevantes a la hora de articular acciones y determinar qué cambios tecnológicos tenemos que dar para producir para 50 millones de personas y qué articulación de políticas, inversiones y estrategias privadas se tienen que dar. Eso es lo que tenemos que construir hacia adelante. Esa es la zanahoria", destacó Mondelli.

Este analista no duda en que "Uruguay tiene las capacidades para hacerlo, pero hay que ver otros factores como los externos, como por ejemplo qué tan auspicioso va a ser el escenario. Hoy lo que estamos exportando tenemos oportunidad para valorizarlo aún más".

Ahora, la valorización puede tener caminos diferentes según la cadena de que se trate, ni tampoco puede abarcar a todos los productos de una misma cadena. A modo de ejemplo, Mondelli recordó que en la cadena cárnica "tenemos un conjunto de cortes que son altamente valorizables y en los últimos años constatamos eso", destacó el jerarca del MGAP.

Otras Noticias

  • Rindes en Estados Unidos ahora están por debajo de lo esperado

    Las lluvias que se pronostican en Estados Unidos apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    Luego de las importantes subas de la soja del día de ayer que traccionaron también al maíz, vemos hoy una leve baja en el mercado nocturno. Sin embargo los rindes que se vienen comentando en EEUU ahora están por debajo de lo esperado, y las lluvias que se pronostican en ese país apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    En Brasil el clima seco persiste sobre el norte de la zona productiva. No se esperan lluvias en los próximos cinco días, y esto también impulsa al alza.

    El tercer elemento a tener presente es que la demanda sigue activa. Si bien las exportaciones semanales de EEUU estuvieron en torno al millón de toneladas, bajando respecto a lo que vimos semanas previas, de todas formas siguen mostrando un buen nivel. Y la semana que viene con China de regreso en el mercado tras el feriado, podría reactivarse la demanda.

    En el mercado de maíz los analistas privados en general apuntan a que los rindes de maíz suban.

    En nuestro país la siembra de maíz viene a buen ritmo en el centro, pero en el sur los problemas de humedad generan una situación más compleja. Lo mismo ocurre con el trigo, sólo que en este caso como gran parte del área está en las zonas con excesos de humedad, vemos que la mitad de la zona está con problemas.

  • La importación temporaria de soja se duplicó este año

    La retención de mercadería por parte de los productores impulsó el ingreso de mercadería del exterior, que en 2017 fue el doble de 2016

    Las importaciones temporarias de soja duplican a las de 2016 como consecuencia de una mayor demanda de la molienda y una fuerte retención de granos de los productores, según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

    Así lo consignó el economista Federico Di Yenno de la entidad quien señaló que "el panorama de la industria procesadora de soja es totalmente distinto al de la exportación".

    "A pesar de tener márgenes muy ajustados, el procesamiento se mantiene firme. En agosto, la industria reportó un procesamiento de la oleaginosa de 3,7 millones de toneladas, casi igual al procesado en agosto de 2016", indicó.

    El acumulado del 2017 asciende a 29,3 millones de toneladas, ligeramente por detrás de los 30,1 millones de toneladas del 2016.

    "Esto es debido al fuerte y atípico mes de enero de 2016, que alcanzó las 3,9 millones de toneladas procesadas luego de los cambios a nivel aduanero y macroeconómico que postergaron el procesamiento de la oleaginosa hacia el 2016", sostuvo el especialista.

    El dato que sobresale para este sector industrial es el de importaciones de soja de países vecinos, principalmente del Paraguay.

    Según datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)y Aduana, al 20 de septiembre las importaciones temporarias de soja alcanzaban a 1,4 millones de toneladas para todo el 2017.

    "Este dato más que duplica lo importado a igual fecha del año 2016. A los proveedores tradicionales, se suma Brasil, desde donde se han importado 136.000 toneladas de soja para su procesamiento y posterior exportación de subproductos", manifestó.

    Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales, cuando llegaron a importarse 2,2 y 2,8 millones de toneladas de soja, respectivamente.

    Con respecto al mercado del maíz, se marca la diferencia ante el dinamismo, los últimos datos de comercialización señalan que las Declaraciones Juradas de Ventas Externas de exportación de maíz alcanzan las 18,7 millones de toneladas manteniendo un buen ritmo constante los últimos 5 meses y medio.

    "Utilizando datos de Indec, los informes de line-up de Nabsa y datos del SIM Aduana, se puede estimar exportaciones de maíz por aproximadamente 17 millones de toneladas para el período marzo -septiembre", expresó Di Yenno.

    Quedarían pendientes de embarcar 1,7 millones de toneladas de maíz para cumplir con los compromisos declarados por la exportación.

    "Estos compromisos de exportación ya están holgadamente cubiertos en lo que hace a la compra del grano desde el sector exportador. Al 13 de septiembre, los exportadores tenían adquirido unas 20,7 millones de toneladas de maíz", explicó.

    La demanda de China sigue soslayando al mercado de soja argentina en vista de los compromisos asumidos por los exportadores locales.

    Las declaraciones juradas de ventas al exterior de soja alcanzan a 7 millones de toneladas al 20 de septiembre, muy por detrás de los compromisos de exportación a igual altura del ciclo en otras campañas.

    Fuente: AgroClave

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria

    Publicaciones