¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Un repaso de las novedades de alto impacto para Argentina que están sucediendo en el mundo.

Hablemos del mundo. No para sacarle el cuerpo a la jeringa en este fin de semana impregnado de política, sino porque realmente están sucediendo cosas de alto impacto. Por ejemplo, la FDA de los Estados Unidos liberó el jueves el evento HB4 de Bioceres/Indear, un paquete de genes que permite proteger a distintas especies del stress hídrico.

La aprobación fue para la soja. Es el mayor logro de la biotecnología argentina a nivel global. Bioceres ya tiene aprobado por el Senasa y la Conabia el mismo evento para trigo, y está a la espera de su liberación al mercado por parte del Ministerio de Agroindustria.

Sería el primer trigo transgénico del mundo, colocando a la Argentina en un rol de liderazgo en un circuito donde los actores casi excluyentes son las grandes empresas del Primer Mundo (Monsanto/Bayer, Dupont/Dow, Syngenta/ChemChina).

En la misma semana, inició sus operaciones en la Argentina una empresa de biotecnología nacida hace apenas tres años, y que ha revolucionado el mundo de la biotecnología. Se trata de Indigo Co, que utiliza microorganismos naturales, presentes en las plantas, con el objetivo de ayudarlas a superar el stress biótico y abiótico.

Ya realizó varias rondas de capitalización y se convirtió rápidamente en la niña mimada de inversores de todo el mundo, ávidos de participar en el mundo de la bioeconomía.

El concepto que manejan es que las bacterias y hongos que viven al interior de las plantas juegan un papel similar al de los microorganismos que –como la flora intestinal—mejoran el metabolismo de los seres humanos.

Lo realmente interesante es que es la primera filial de Indigo a nivel mundial. Su Chiel Operation Officer, Ponsi Trivisvavet, se ocupó de remarcar que la Argentina tiene un excelente sistema regulatorio en materia de biotecnología, además de ser un mercado ávido para adoptar tecnología en forma temprana. Esta misma semana asumió como responsable de la operación local Carlos Becco, una de las figuras más reconocidas en el mundo de la agrotecnología.

Pero no todo se resume al plano de la biotecnología. Hace pocos días arrancó la primera planta de generación eléctrica renovable, a partir de silo de maíz. Se trata de Bioeléctrica, vecina y prima hermana de Bio4, la planta de etanol de maíz de Rio Cuarto. Bioeléctrica había sido una de las empresas adjudicatarias en la trabajosa licitación del programa RenovAr del ministerio de Energía. La semana próxima se realizará la inauguración oficial, con la presencia de autoridades nacionales y provinciales.

Bioeléctrica es la primera de una serie de plantas que la misma empresa proyecta instalar en otros puntos de la provincia de Córdoba. Sin embargo, los inversores temen que las tarifas que maneja el gobierno nacional para este tipo de bioenergía no sean suficientes. Preocupa que el interés por los beneficios ambientales y el impacto en el desarrollo local, que fueron mandatarios para el RenovAr I, pasarían a segundo plano en el RenovAr II, ante la presión por rebajar las tarifas eléctricas como sea.

Es cierto que la generación eólica y solar han reducido mucho sus costos y hoy son muy competitivas, pero adolecen del problema de la intermitencia y en general se trata de operaciones de mucha mayor envergadura.

La energía de biomasa a partir del silaje de maíz se hizo muy popular en Alemania, Italia y otros países de la UE precisamente por tratarse de inversiones menores y mucho mayor impacto local.

En todos los casos, el silo de maíz es la fuente de biomasa más utilizada, aunque se incursiona en otras fuentes como especies leñosas (álamos), además de estiércol y residuos urbanos e industriales.

Fuente: Clarín Rural

Otras Noticias

  • Rindes en Estados Unidos ahora están por debajo de lo esperado

    Las lluvias que se pronostican en Estados Unidos apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    Luego de las importantes subas de la soja del día de ayer que traccionaron también al maíz, vemos hoy una leve baja en el mercado nocturno. Sin embargo los rindes que se vienen comentando en EEUU ahora están por debajo de lo esperado, y las lluvias que se pronostican en ese país apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    En Brasil el clima seco persiste sobre el norte de la zona productiva. No se esperan lluvias en los próximos cinco días, y esto también impulsa al alza.

    El tercer elemento a tener presente es que la demanda sigue activa. Si bien las exportaciones semanales de EEUU estuvieron en torno al millón de toneladas, bajando respecto a lo que vimos semanas previas, de todas formas siguen mostrando un buen nivel. Y la semana que viene con China de regreso en el mercado tras el feriado, podría reactivarse la demanda.

    En el mercado de maíz los analistas privados en general apuntan a que los rindes de maíz suban.

    En nuestro país la siembra de maíz viene a buen ritmo en el centro, pero en el sur los problemas de humedad generan una situación más compleja. Lo mismo ocurre con el trigo, sólo que en este caso como gran parte del área está en las zonas con excesos de humedad, vemos que la mitad de la zona está con problemas.

  • La importación temporaria de soja se duplicó este año

    La retención de mercadería por parte de los productores impulsó el ingreso de mercadería del exterior, que en 2017 fue el doble de 2016

    Las importaciones temporarias de soja duplican a las de 2016 como consecuencia de una mayor demanda de la molienda y una fuerte retención de granos de los productores, según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

    Así lo consignó el economista Federico Di Yenno de la entidad quien señaló que "el panorama de la industria procesadora de soja es totalmente distinto al de la exportación".

    "A pesar de tener márgenes muy ajustados, el procesamiento se mantiene firme. En agosto, la industria reportó un procesamiento de la oleaginosa de 3,7 millones de toneladas, casi igual al procesado en agosto de 2016", indicó.

    El acumulado del 2017 asciende a 29,3 millones de toneladas, ligeramente por detrás de los 30,1 millones de toneladas del 2016.

    "Esto es debido al fuerte y atípico mes de enero de 2016, que alcanzó las 3,9 millones de toneladas procesadas luego de los cambios a nivel aduanero y macroeconómico que postergaron el procesamiento de la oleaginosa hacia el 2016", sostuvo el especialista.

    El dato que sobresale para este sector industrial es el de importaciones de soja de países vecinos, principalmente del Paraguay.

    Según datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)y Aduana, al 20 de septiembre las importaciones temporarias de soja alcanzaban a 1,4 millones de toneladas para todo el 2017.

    "Este dato más que duplica lo importado a igual fecha del año 2016. A los proveedores tradicionales, se suma Brasil, desde donde se han importado 136.000 toneladas de soja para su procesamiento y posterior exportación de subproductos", manifestó.

    Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales, cuando llegaron a importarse 2,2 y 2,8 millones de toneladas de soja, respectivamente.

    Con respecto al mercado del maíz, se marca la diferencia ante el dinamismo, los últimos datos de comercialización señalan que las Declaraciones Juradas de Ventas Externas de exportación de maíz alcanzan las 18,7 millones de toneladas manteniendo un buen ritmo constante los últimos 5 meses y medio.

    "Utilizando datos de Indec, los informes de line-up de Nabsa y datos del SIM Aduana, se puede estimar exportaciones de maíz por aproximadamente 17 millones de toneladas para el período marzo -septiembre", expresó Di Yenno.

    Quedarían pendientes de embarcar 1,7 millones de toneladas de maíz para cumplir con los compromisos declarados por la exportación.

    "Estos compromisos de exportación ya están holgadamente cubiertos en lo que hace a la compra del grano desde el sector exportador. Al 13 de septiembre, los exportadores tenían adquirido unas 20,7 millones de toneladas de maíz", explicó.

    La demanda de China sigue soslayando al mercado de soja argentina en vista de los compromisos asumidos por los exportadores locales.

    Las declaraciones juradas de ventas al exterior de soja alcanzan a 7 millones de toneladas al 20 de septiembre, muy por detrás de los compromisos de exportación a igual altura del ciclo en otras campañas.

    Fuente: AgroClave

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria

    Publicaciones