Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     
Agrishow, la principal feria de maquinaria agrícola brasileña, confirmó que la tendencia es fabricar equipos de mayor capacidad y eficiencia por el crecimiento de la cosecha.
El potencial del agro brasileño, ese de las 200 millones de toneladas de granos por año, también se derrama sobre la tecnología y la innovación. Y para comprobarlo solo basta con caminar las prolijas y pintorescas calles de la feria más importante de maquinaria agrícola de 
Clarín Rural llegó hasta la ciudad de Ribeirao Preto, al noroeste del estado de San Pablo y distante a 400 kilómetros de esta gran ciudad, donde se organiza esta tradicional exposición de maquinaria agrícola, que se extenderá hasta mañana.
En su vigésima cuarta edición, el mensaje de las grandes empresas a los productores es contundente: el automatismo de los “fierros” es el hoy y la conectividad es lo que se viene. En este sentido, las realidades entre Argentina y Brasil se empardan, además de que el gigante brasileño también está apostando a la producción agropecuaria para salir adelante de las crisis.
Por eso, como parte de este mensaje, una de las estrella de la feria fue el tractor totalmente autónomo, el Magnum, de la marca Case. Frente a él, todos los visitantes se detenían a observarlo. Este concepto “ya es una realidad”, destacaron desde la compañía, y su tecnología de autonomía total se está ajustando paso a paso, agregan. Esta innovación, que se presentó en el Farm Progress Show el año pasado, ya lleva trabajadas unas 1.000 hectáreas, aseguraron desde Case para destacar que este tipo de tecnologías es la plataforma sobre la que se está trabajando y, a su vez, es la que le da forma al futuro de la mecanización.
El dato interesante que surgió respecto al Magnum es que, desde Ribeirao Preto, el tractor viajará a la Argentina para que los productores puedan conocerlo de cerca este mes. Otro indicio más de que Latinoamérica Sur es un centro de gravedad para la llegada de tecnologías en la maquinaria agrícola.
Con el automatismo, la idea es clara: se busca desarrollar máquinas de mayores capacidades operativas y muy eficientes. ¿Por qué? Porque en Brasil, como en la Argentina, la productividad de los cultivos crece cada campaña. Por eso, respecto a capacidades de trabajo, el tractor totalmente autónomo es un claro ejemplo de una máquina que puede estar trabajando las 24 horas, anticipan desde la compañía desarrolladora.
Volviendo al presente, en Agrishow se distingue claramente que las empresas ajustan las tecnologías pensando en todos los segmentos.
En este sentido, Case presentó un nuevo modelo de cosechadora axial, la “Axial Flow Extreme”. Así la definen porque tiene un caudal de procesamiento de granos aumentado, más potencia de motor y más capacidad de tolva. La sembradora “Easy Riser 3200” también tiene un potencial de siembra mejorado, con más capacidad para semillas y fertilizantes. Y en los tractores hay importantes novedades: se viene toda la serie de “alta potencia”.
La otra parte del grupo CNH, New Holland, presentó en la muestra la novedad de los últimos días: la cosechadora de la Serie 8, la CR 8.90, que logró trillar en el estado de Salvador de Bahía 439 toneladas de soja en ocho horas (unas 90 hectáreas con un rendimiento medio por hectárea de casi 5 toneladas).
Las cosechadoras de gran tamaño -sostuvieron desde la marca- son una tendencia en Brasil y, con este récord, además de mostrar el potencial operativo, también dejaron en claro que el alto nivel tecnológico se fabrica en el país. La CR 8.90 se fabricó en la industria que New Holland tiene en la localidad de Sorocava, dentro del Estado de San Pablo.
Otra de las grandes compañías que llevó a la feria su concepto de alta capacidad de trabajo y eficiencia operativa fue John Deere. En este caso, la norteamericana desarrolla la optimización en dos ejes: el de la máquina o el de un equipo de trabajo, por un lado, y el de la operatoria, por otro, comentaron.
En este sentido, su visión estaba reflejada en la integración de un tren de siembra del tractor de la Serie 8R (tractores que van de los 270 a 400 CV) más una sembradora de último desarrollo de la Serie 2100.
Este equipo ya tiene incorporada las herramientas de última tecnología de comunicación “máquina a máquina” de la compañía y, ahora, trae innovaciones vinculadas con el automatismo. Con ellas, se carga la decisión técnica en la computadora inteligente del tractor, los puntos georreferenciados de inicio y fin de la tarea, y este comienza a trabajar con el piloto automático.
Asimismo, en cabeceras levanta el implemento, gira y vuelve a comenzar. De esta forma, el operador se convierte un monitoreador calificado de las diferentes tareas que hace el tren de trabajo, afirman desde la empresa.
Así como Case sigue potenciado el gerenciamiento de la información a través de la plataforma “Advanced Farming Systems” o John Deere mediante “JD Link”, Massey Ferguson trabaja fuerte con “Fuse Connected Service”, un sistema que permite el monitoreo de las máquinas agrícolas en tiempo real.
Esta última marca también presentó toda su línea de productos, haciendo foco en los tractores. Como atractivo dentro del stand recrearon una línea de tiempo con el primer tractor lanzado en 1957 y los diferentes modelos hasta la actualidad. Además, mostraron potentes cosechadora, sembradoras, pulverizadora y máquinas forrajeras.
Fuente: Clarin
Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones