¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     
Agrishow, la principal feria de maquinaria agrícola brasileña, confirmó que la tendencia es fabricar equipos de mayor capacidad y eficiencia por el crecimiento de la cosecha.
El potencial del agro brasileño, ese de las 200 millones de toneladas de granos por año, también se derrama sobre la tecnología y la innovación. Y para comprobarlo solo basta con caminar las prolijas y pintorescas calles de la feria más importante de maquinaria agrícola de 
Clarín Rural llegó hasta la ciudad de Ribeirao Preto, al noroeste del estado de San Pablo y distante a 400 kilómetros de esta gran ciudad, donde se organiza esta tradicional exposición de maquinaria agrícola, que se extenderá hasta mañana.
En su vigésima cuarta edición, el mensaje de las grandes empresas a los productores es contundente: el automatismo de los “fierros” es el hoy y la conectividad es lo que se viene. En este sentido, las realidades entre Argentina y Brasil se empardan, además de que el gigante brasileño también está apostando a la producción agropecuaria para salir adelante de las crisis.
Por eso, como parte de este mensaje, una de las estrella de la feria fue el tractor totalmente autónomo, el Magnum, de la marca Case. Frente a él, todos los visitantes se detenían a observarlo. Este concepto “ya es una realidad”, destacaron desde la compañía, y su tecnología de autonomía total se está ajustando paso a paso, agregan. Esta innovación, que se presentó en el Farm Progress Show el año pasado, ya lleva trabajadas unas 1.000 hectáreas, aseguraron desde Case para destacar que este tipo de tecnologías es la plataforma sobre la que se está trabajando y, a su vez, es la que le da forma al futuro de la mecanización.
El dato interesante que surgió respecto al Magnum es que, desde Ribeirao Preto, el tractor viajará a la Argentina para que los productores puedan conocerlo de cerca este mes. Otro indicio más de que Latinoamérica Sur es un centro de gravedad para la llegada de tecnologías en la maquinaria agrícola.
Con el automatismo, la idea es clara: se busca desarrollar máquinas de mayores capacidades operativas y muy eficientes. ¿Por qué? Porque en Brasil, como en la Argentina, la productividad de los cultivos crece cada campaña. Por eso, respecto a capacidades de trabajo, el tractor totalmente autónomo es un claro ejemplo de una máquina que puede estar trabajando las 24 horas, anticipan desde la compañía desarrolladora.
Volviendo al presente, en Agrishow se distingue claramente que las empresas ajustan las tecnologías pensando en todos los segmentos.
En este sentido, Case presentó un nuevo modelo de cosechadora axial, la “Axial Flow Extreme”. Así la definen porque tiene un caudal de procesamiento de granos aumentado, más potencia de motor y más capacidad de tolva. La sembradora “Easy Riser 3200” también tiene un potencial de siembra mejorado, con más capacidad para semillas y fertilizantes. Y en los tractores hay importantes novedades: se viene toda la serie de “alta potencia”.
La otra parte del grupo CNH, New Holland, presentó en la muestra la novedad de los últimos días: la cosechadora de la Serie 8, la CR 8.90, que logró trillar en el estado de Salvador de Bahía 439 toneladas de soja en ocho horas (unas 90 hectáreas con un rendimiento medio por hectárea de casi 5 toneladas).
Las cosechadoras de gran tamaño -sostuvieron desde la marca- son una tendencia en Brasil y, con este récord, además de mostrar el potencial operativo, también dejaron en claro que el alto nivel tecnológico se fabrica en el país. La CR 8.90 se fabricó en la industria que New Holland tiene en la localidad de Sorocava, dentro del Estado de San Pablo.
Otra de las grandes compañías que llevó a la feria su concepto de alta capacidad de trabajo y eficiencia operativa fue John Deere. En este caso, la norteamericana desarrolla la optimización en dos ejes: el de la máquina o el de un equipo de trabajo, por un lado, y el de la operatoria, por otro, comentaron.
En este sentido, su visión estaba reflejada en la integración de un tren de siembra del tractor de la Serie 8R (tractores que van de los 270 a 400 CV) más una sembradora de último desarrollo de la Serie 2100.
Este equipo ya tiene incorporada las herramientas de última tecnología de comunicación “máquina a máquina” de la compañía y, ahora, trae innovaciones vinculadas con el automatismo. Con ellas, se carga la decisión técnica en la computadora inteligente del tractor, los puntos georreferenciados de inicio y fin de la tarea, y este comienza a trabajar con el piloto automático.
Asimismo, en cabeceras levanta el implemento, gira y vuelve a comenzar. De esta forma, el operador se convierte un monitoreador calificado de las diferentes tareas que hace el tren de trabajo, afirman desde la empresa.
Así como Case sigue potenciado el gerenciamiento de la información a través de la plataforma “Advanced Farming Systems” o John Deere mediante “JD Link”, Massey Ferguson trabaja fuerte con “Fuse Connected Service”, un sistema que permite el monitoreo de las máquinas agrícolas en tiempo real.
Esta última marca también presentó toda su línea de productos, haciendo foco en los tractores. Como atractivo dentro del stand recrearon una línea de tiempo con el primer tractor lanzado en 1957 y los diferentes modelos hasta la actualidad. Además, mostraron potentes cosechadora, sembradoras, pulverizadora y máquinas forrajeras.
Fuente: Clarin

Otras Noticias

  • Descubrieron cómo convertir arena del desierto en tierra fértil para la siembra de cultivos

    Se trata de “NanoClay “, es una arcilla líquida que permite que los suelos áridos del desierto, se conviertan en un lugar óptimo para la siembra.

    Quienes crearon este producto, fueron científicos que la empresa Desert Control, fundada por el científico noruego Kristian Olesen. Desarrollaron esta tecnología llamada Liquid NanoClay “Nano Arcilla Líquida” (LNC) que combina las nanopartículas de arcilla y agua para transformarlas en un nuevo material.

    Los investigadores aseguran que la arena desértica tiene una baja capacidad de retención de líquidos, lo cual hace que sea prácticamente imposible cultivar.

    Cuando se mezcla con la arena del desierto, el LNC permite que el suelo arenoso retenga el agua haciendo del desierto un suelo fértil, según indican. Cambia completamente sus propiedades físicas.

    El proceso para transformar el suelo árido en fértil es “muy simple”. Según indican, “el componente se aplica en el sistema de irrigación común a lo largo del área que queramos tratar. El suelo con el nuevo componente conserva el agua como una esponja, creando una capa de 40 a 60 cm de tierra fértil”.

    “Este proceso no incorpora ningún agente químico. Puede convertir cualquier suelo arenoso de mala calidad en tierras agrícolas de alto rendimiento en sólo siete horas. El suelo requiere un retratamiento del 15%-20% después de cuatro o cinco años si la tierra está labrada y si no está labrada, el tratamiento dura más tiempo” indican desde la compañía.

    Realizaron a la vez, pruebas en el desierto de los Emiratos Arabes, una región que se necesita tres veces más agua para la irrigación en comparación con lugares de clima templado, el consumo de agua se redujo en un 50%, lo que garantiza el doble de la superficie de siembra con la misma cantidad de agua.

    “El costo del tratamiento por hectárea de desierto varía de $1,800-$9,500 (£1,300-£6,900) dependiendo del tamaño del proyecto, lo que actualmente lo hace demasiado caro para la mayoría de los agricultores” indicó uno de los investigadores y agregó que “la idea de la empresa es vender inicialmente la arcilla líquida a los gobiernos, para después continuar con el sector privado”.

    Fuente: Infocampo.com

  • China sigue los pasos de Argentina para la conservación de suelos

    Aplicarán un reglamento de prácticas agrícolas para frenar la erosión producida por la labranza y los cultivos extensivos en los suelos negros del noreste.

    (Xinhua) - Un reglamento para la conservación del suelo negro entrará en vigor el próximo 1 de julio en la provincia de Jilin, noreste de China.

    El documento legal, que también fija el 25 de junio como el Día de la Conservación del Suelo Negro de Jilin, especifica cómo controlar la pérdida del suelo, aumentar la densidad de materia orgánica y preservar la humedad y la fertilidad del suelo.

    "El reglamento llena un vacío legal y fortalecerá la protección del suelo negro", dijo Yu Ping, miembro de la Comisión de Asuntos Legislativos del Comité Permanente de la Asamblea Popular Provincial de Jilin.

    El suelo negro, que en China cubre las provincias de Heilongjiang, Liaoning y Jilin y parte de la región autónoma de Mongolia Interior, es una de las tres áreas de suelo negro más grandes del mundo.

    Debido a su alta densidad de materia orgánica, es muy adecuado para la agricultura. Sin embargo, los cultivos a largo plazo y el uso excesivo de fertilizantes han causado la degeneración de los suelos, amenazando el medio ambiente y la producción de granos.

    Estudios realizados en la zona dan cuenta de que el espesor del suelo ha disminuido drásticamente de más de 60 centímetros en 1950 a menos de 30 cm en la actualidad.

    Fuente: Clarín

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria


    Publicaciones