¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Si bien apenas 8% de las ventas al exterior va a EE.UU., para algunos sectores el porcentaje es mayor. En combustible, el 90%. En vinos y otras economías regionales, más de 40%.

Las primeras definiciones en materia comercial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reavivaron los temores sobre el alto grado de proteccionismo que podría implementar el flamante mandatario para defender la industria y el empleo norteamericanos.

La decisión de suspender por 60 días la importación de los limones argentinos, que había sido autorizada hace un mes tras 15 años de prohibición, generó preocupación y alarma en otros sectores que exportan a ese mercado.

Lideran estos rubros los productores de biodiesel y vino, aunque también se podrían ver severamente perjudicadas otras economías regionales como la de arándanos, té y miel, entre otras.

El mercado norteamericano es el tercero de las exportaciones argentinas, detrás de Brasil y China, aunque representa apenas el 8% de las ventas locales al exterior.

Sin embargo, para muchos sectores la incidencia de ese mercado es importante.

En el caso del biodiesel, por ejemplo, la mayor parte de las exportaciones se destina a Estados Unidos (u$s 1100 millones de los u$s 1300 millones que se exportan), mientras en el caso del vino, entre el 35% y el 40% de sus ventas al exterior va a ese destino, manifestó el titular de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), Marcelo Elizondo.

Este producto explica gran parte del crecimiento que tuvieron las exportaciones argentinas a los Estados Unidos en el último año (30% interanual).

La incógnita es qué podría hacer Trump para defender a su sector agrícola.

Según un informe de Ecolatina, además de la posibilidad de mayores controles, que podría traducirse en un aumento del arancel de importación, fue nombrado al frente de la Agencia de Protección Medioambiental Scott Pruitt, un hombre escéptico del cambio climático, lo cual podría llegar a favorecer los combustibles tradicionales en desmedro de los ecológicos, como es el biodiesel.

En una situación semejante se encuentran las ventas de aluminio al país del norte (u$s 180 millones acumulado en los primeros once meses de 2016). Según la consultora, durante el año pasado crecieron 133% y más de la mitad de las exportaciones se destina al mercado norteamericano, cuando un año atrás significaban poco más de un tercio.

Los analistas consultados coincidieron en que para algunas economías regionales, el impacto de medidas proteccionistas en Estados Unidos implicaría un duro golpe. En el caso del té negro, sus envíos al exterior a noviembre pasado representaron u$s 88 millones, pero más de 75% se destinó al país del norte, señaló Ecolatina.

En el caso de los arándanos, si bien las ventas al exterior sumaron u$s 122 millones, el 65% fue a Estados Unidos.

A su vez, más del 40% de las exportaciones de miel (u$s 160 millones) se destina a ese mercado, así como también el 40% de las de jugos de citrus, manzana y uva, que generaron ingresos por u$s 280 millones.

También se podrían ver afectados el 12% de las exportaciones de manzanas; el 9% de las de ajo; el 23% de las de ciruelas; el 9% de las ventas de pasas de uva; el 14% de las de peras; el 8% de las de madera de pino y el 5% de las de tabaco, agregó el economista de Noanomics, Félix Piacentini.

"Si bien en términos macro no representarían importantes pérdidas, para estas economías sería una complicación colosal", afirmó Piacentini, quien agregó que otras de las consecuencias negativas de la política de Trump podría ser la no inclusión de la Argentina nuevamente en el Sistema General de Preferencias (SGP), que habilita a los Estados Unidos a otorgar exenciones arancelarias para una lista de productos a algunos países elegidos.

Por su parte, Elizondo remarcó que si bien EE.UU. es el tercer mercado en materia de exportaciones para la Argentina, pierde importancia relativa si se lo compara con regiones como Asia Pacífico, Mercosur o la Unión Europea, que se llevan el 25%, 20% y 15%, respectivamente de las ventas locales al exterior.

Pero aún así, el economista consideró que la estrategia de Trump apuntará a la renegociación de los acuerdos. "Creo que no podrá aplicar medidas tan complicadas contra la Argentina. Su obsesión son China y México, pero el Gobierno deberá tener más habilidad para negociar", enfatizó.

Durante 2016, las exportaciones a los Estados Unidos alcanzaron los u$s 4200 millones, mientras que las importaciones llegaron a los u$s 7000 millones, por lo que el resultado fue deficitario.

Fuente: Cronista

Otras Noticias

  • Descubrieron cómo convertir arena del desierto en tierra fértil para la siembra de cultivos

    Se trata de “NanoClay “, es una arcilla líquida que permite que los suelos áridos del desierto, se conviertan en un lugar óptimo para la siembra.

    Quienes crearon este producto, fueron científicos que la empresa Desert Control, fundada por el científico noruego Kristian Olesen. Desarrollaron esta tecnología llamada Liquid NanoClay “Nano Arcilla Líquida” (LNC) que combina las nanopartículas de arcilla y agua para transformarlas en un nuevo material.

    Los investigadores aseguran que la arena desértica tiene una baja capacidad de retención de líquidos, lo cual hace que sea prácticamente imposible cultivar.

    Cuando se mezcla con la arena del desierto, el LNC permite que el suelo arenoso retenga el agua haciendo del desierto un suelo fértil, según indican. Cambia completamente sus propiedades físicas.

    El proceso para transformar el suelo árido en fértil es “muy simple”. Según indican, “el componente se aplica en el sistema de irrigación común a lo largo del área que queramos tratar. El suelo con el nuevo componente conserva el agua como una esponja, creando una capa de 40 a 60 cm de tierra fértil”.

    “Este proceso no incorpora ningún agente químico. Puede convertir cualquier suelo arenoso de mala calidad en tierras agrícolas de alto rendimiento en sólo siete horas. El suelo requiere un retratamiento del 15%-20% después de cuatro o cinco años si la tierra está labrada y si no está labrada, el tratamiento dura más tiempo” indican desde la compañía.

    Realizaron a la vez, pruebas en el desierto de los Emiratos Arabes, una región que se necesita tres veces más agua para la irrigación en comparación con lugares de clima templado, el consumo de agua se redujo en un 50%, lo que garantiza el doble de la superficie de siembra con la misma cantidad de agua.

    “El costo del tratamiento por hectárea de desierto varía de $1,800-$9,500 (£1,300-£6,900) dependiendo del tamaño del proyecto, lo que actualmente lo hace demasiado caro para la mayoría de los agricultores” indicó uno de los investigadores y agregó que “la idea de la empresa es vender inicialmente la arcilla líquida a los gobiernos, para después continuar con el sector privado”.

    Fuente: Infocampo.com

  • China sigue los pasos de Argentina para la conservación de suelos

    Aplicarán un reglamento de prácticas agrícolas para frenar la erosión producida por la labranza y los cultivos extensivos en los suelos negros del noreste.

    (Xinhua) - Un reglamento para la conservación del suelo negro entrará en vigor el próximo 1 de julio en la provincia de Jilin, noreste de China.

    El documento legal, que también fija el 25 de junio como el Día de la Conservación del Suelo Negro de Jilin, especifica cómo controlar la pérdida del suelo, aumentar la densidad de materia orgánica y preservar la humedad y la fertilidad del suelo.

    "El reglamento llena un vacío legal y fortalecerá la protección del suelo negro", dijo Yu Ping, miembro de la Comisión de Asuntos Legislativos del Comité Permanente de la Asamblea Popular Provincial de Jilin.

    El suelo negro, que en China cubre las provincias de Heilongjiang, Liaoning y Jilin y parte de la región autónoma de Mongolia Interior, es una de las tres áreas de suelo negro más grandes del mundo.

    Debido a su alta densidad de materia orgánica, es muy adecuado para la agricultura. Sin embargo, los cultivos a largo plazo y el uso excesivo de fertilizantes han causado la degeneración de los suelos, amenazando el medio ambiente y la producción de granos.

    Estudios realizados en la zona dan cuenta de que el espesor del suelo ha disminuido drásticamente de más de 60 centímetros en 1950 a menos de 30 cm en la actualidad.

    Fuente: Clarín

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria


    Publicaciones