¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

El mundo de los granos con los ojos puestos en las nuevas políticas estadounidenses mientras que la soja se toma un respiro a las subas y el trigo local se volvió la estrella.

Con la asunción del nuevo presidente de los EE.UU. el contexto cambió para el mundo y el impacto también se observó en los mercados agrícolas.

Las primeras decisiones se focalizaron en las relaciones comerciales de los EE.UU. con otros países así como la confirmación de la construcción del muro que separa al país con México.

El comercio en el mundo puede mostrar cambios en los próximos meses para favorecer a algunos y perjudicar a otros.

Otra noticia que impacto en el mercado fueron los anuncios relacionados a posibles cambios en el mandato de RFS a partir de las modificaciones en la EPA.

La EPA dijo en un comunicado que está retrasando 30 normas, incluyendo la implementación de los requisitos de 2017 para biocombustibles anunciados en noviembre. Se espera que el RFS del 2017 quede congelado a pesar de las últimas disposiciones del EPA del año pasado, ya que la nueva administración revisara los mismos

A partir de lo mencionado hay preocupación por la demanda interna de maíz y soja estadounidenses, con la EPA retrasando la implementación de los requerimientos de biocombustibles de este año, ciertos analistas advierten que se podría reducir el uso de granos y semillas oleaginosas para producir combustibles renovables.

Como consecuencia del temor a una menor demanda, los precios en Chicago mostraron bajas en la semana finalizada el viernes.

También afecto el comportamiento de los precios la evolución del dólar frente a las demás monedas en el mundo producto de los cambios que se están planteando con el nuevo escenario político en EE.UU. que puede modificar su participación en el comercio mundial.

Siendo EE.UU. un importante jugador en el mercado agrícola, las políticas que se tomen tendrán su impacto en los precios más allá que parte de la atención de los operadores continúa en la situación de Sudamérica.

En Argentina, luego de las intensas lluvias de semanas atrás, el contexto en el cual se desarrollan los cultivos de gruesa mejoro considerablemente, permitiendo avanzar con la siembra de la soja de segunda y el maíz que queda por implantar.

Sin precipitaciones en los últimos días y altas temperaturas, el contexto mejoro cuando hay pronósticos de precipitaciones para los próximos días.

En Brasil el clima fue muy favorable para el desarrollo de los cultivos que hoy se están cosechando aunque hubo precipitaciones durante el fin de semana que retrasaron algunos trabajos de recolección. Sin embargo, las proyecciones de la cosecha de soja y maíz son muy alentadoras para alcanzar una producción récord de la primera y la recuperación de la oferta del cereal que fue afectada el ciclo anterior.

El récord esperado en Brasil para la soja compensaría la caída esperada en nuestro país donde se sembraran casi 700 mil hectáreas menos que la campaña pasada por el aumento del área con cereales y el impacto del clima.

Con mejor clima bajó la soja

Las mejores condiciones climáticas en nuestro país tuvieron impacto en los precios de la oleaginosa.

LA soja disponible después de llegar a los $ 4600 en las semanas anteriores, bajó hasta los $ 4450 para entrega inmediata en Rosario.

La posición de la nueva cosecha también corrió la misma suerte al haber llegado hasta los usd 276 el 18/01/17 en el MATBA para mayo pero cerrando a usd 269,70 el viernes pasado.

Los mejores precios fueron aprovechados solo por algunos productores que aumentaron las ventas o tomaron coberturas con opciones por la baja de las primas de los puts por la suba de los precios futuros.

El interés abierto de la posición mayo indica que 1,28 M ton hay operado de soja frente a las 956 mil del año pasado a la misma fecha cuando los futuros estaban operando a usd 217.

A los contratos institucionalizados le sumamos las 6,63 M ton que informan compradas por el sector exportador y la industria de soja 2016/17 frente a los 3,44 M ton del año pasado a la misma fecha.

Sumando ambas cifras tenemos operaciones por 7,9 M ton de soja nueva que representan casi el 15% de la cosecha si esta se proyecta en 53 M ton frente al 7,5% del 2016.

Los precios que se pudieron obtener anticipadamente por la soja aumentaron los negocios aunque con riesgo productivo puede representar un mayor volumen vendido si el clima continúa afectando a los cultivos.

La estrella es el trigo

Mientras que la soja bajó en los últimos días, el trigo fue el producto que se destacó en las últimas jornadas.

Los precios del cereal disponible mostraron una suba de más de $ 100 en la última semana para quedar a $ 2.800 como precio máximo operado en Rosario Norte y $ 2.700 siendo el valor más frecuente, según el Monitor SIO GRANOS del Ministerio de Agroindustria.

LA mejora que registra el producto responde a la suba del precio FOB del cereal argentino con nuevos negocios al exterior que el exportador está trasladando al mercado interno.

El precio FOB del trigo pan alcanzado los usd 182 por tonelada luego de estar operando a niveles de usd 174 varias semanas.

A partir de dicho valor el FAS teórico del cereal alcanza los usd 167, debajo del precio real del mercado que muestra que el productor está recibiendo el precio lleno por su grano cuando hace mucho tiempo que no lo hacía.

Este mercado muestra que a pesar de la gran oferta (con una producción 2016/17 alcanzando las 16,5 M ton), cuando hay libertad de negocios, sin intervención del gobierno, los precios reflejan la realidad del mercado llegando al exterior a pesar de la gran competencia mundial.

Argentina con la recuperación de la cosecha podría exportar hasta 10 M ton de trigo (hoy ya hay DVJE por un total de 5,35 M ton) con gran diversidad de destinos y abasteciendo a Brasil con mejores precios y mayor volumen.

Lo que viene…

El mercado de granos se enfrenta no solo a la volatilidad propia del impacto del clima sobre las producciones, sino a los cambios políticos y económicos que enfrentara los EE.UU. en el nuevo gobierno de Trump.

Son variables a seguir:

-          Evolución del dólar

-          Políticas comerciales de EE.UU.

-          Comportamiento de los fondos de inversión

-          Clima en Sudamérica

-          Avance de la cosecha en Sudamérica

Fuente: Agrositio

Otras Noticias

  • Rindes en Estados Unidos ahora están por debajo de lo esperado

    Las lluvias que se pronostican en Estados Unidos apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    Luego de las importantes subas de la soja del día de ayer que traccionaron también al maíz, vemos hoy una leve baja en el mercado nocturno. Sin embargo los rindes que se vienen comentando en EEUU ahora están por debajo de lo esperado, y las lluvias que se pronostican en ese país apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    En Brasil el clima seco persiste sobre el norte de la zona productiva. No se esperan lluvias en los próximos cinco días, y esto también impulsa al alza.

    El tercer elemento a tener presente es que la demanda sigue activa. Si bien las exportaciones semanales de EEUU estuvieron en torno al millón de toneladas, bajando respecto a lo que vimos semanas previas, de todas formas siguen mostrando un buen nivel. Y la semana que viene con China de regreso en el mercado tras el feriado, podría reactivarse la demanda.

    En el mercado de maíz los analistas privados en general apuntan a que los rindes de maíz suban.

    En nuestro país la siembra de maíz viene a buen ritmo en el centro, pero en el sur los problemas de humedad generan una situación más compleja. Lo mismo ocurre con el trigo, sólo que en este caso como gran parte del área está en las zonas con excesos de humedad, vemos que la mitad de la zona está con problemas.

  • La importación temporaria de soja se duplicó este año

    La retención de mercadería por parte de los productores impulsó el ingreso de mercadería del exterior, que en 2017 fue el doble de 2016

    Las importaciones temporarias de soja duplican a las de 2016 como consecuencia de una mayor demanda de la molienda y una fuerte retención de granos de los productores, según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

    Así lo consignó el economista Federico Di Yenno de la entidad quien señaló que "el panorama de la industria procesadora de soja es totalmente distinto al de la exportación".

    "A pesar de tener márgenes muy ajustados, el procesamiento se mantiene firme. En agosto, la industria reportó un procesamiento de la oleaginosa de 3,7 millones de toneladas, casi igual al procesado en agosto de 2016", indicó.

    El acumulado del 2017 asciende a 29,3 millones de toneladas, ligeramente por detrás de los 30,1 millones de toneladas del 2016.

    "Esto es debido al fuerte y atípico mes de enero de 2016, que alcanzó las 3,9 millones de toneladas procesadas luego de los cambios a nivel aduanero y macroeconómico que postergaron el procesamiento de la oleaginosa hacia el 2016", sostuvo el especialista.

    El dato que sobresale para este sector industrial es el de importaciones de soja de países vecinos, principalmente del Paraguay.

    Según datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)y Aduana, al 20 de septiembre las importaciones temporarias de soja alcanzaban a 1,4 millones de toneladas para todo el 2017.

    "Este dato más que duplica lo importado a igual fecha del año 2016. A los proveedores tradicionales, se suma Brasil, desde donde se han importado 136.000 toneladas de soja para su procesamiento y posterior exportación de subproductos", manifestó.

    Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales, cuando llegaron a importarse 2,2 y 2,8 millones de toneladas de soja, respectivamente.

    Con respecto al mercado del maíz, se marca la diferencia ante el dinamismo, los últimos datos de comercialización señalan que las Declaraciones Juradas de Ventas Externas de exportación de maíz alcanzan las 18,7 millones de toneladas manteniendo un buen ritmo constante los últimos 5 meses y medio.

    "Utilizando datos de Indec, los informes de line-up de Nabsa y datos del SIM Aduana, se puede estimar exportaciones de maíz por aproximadamente 17 millones de toneladas para el período marzo -septiembre", expresó Di Yenno.

    Quedarían pendientes de embarcar 1,7 millones de toneladas de maíz para cumplir con los compromisos declarados por la exportación.

    "Estos compromisos de exportación ya están holgadamente cubiertos en lo que hace a la compra del grano desde el sector exportador. Al 13 de septiembre, los exportadores tenían adquirido unas 20,7 millones de toneladas de maíz", explicó.

    La demanda de China sigue soslayando al mercado de soja argentina en vista de los compromisos asumidos por los exportadores locales.

    Las declaraciones juradas de ventas al exterior de soja alcanzan a 7 millones de toneladas al 20 de septiembre, muy por detrás de los compromisos de exportación a igual altura del ciclo en otras campañas.

    Fuente: AgroClave

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria

    Publicaciones