Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Los economistas de la Bolsa de Comercio de Rosario, Patricia Bergero y Julio Calzada, determinaron la relación que tiene la industria oleaginosa de Bolivia con las fábricas aceiteras y los puertos en el Gran Rosario además de la Hidrovía Paraná- Paraguay, y comprobaron que hay muy poca mercadería boliviana de un país que no tiene salida al mar.

Cerca del 15% de las exportaciones nacionales del complejo oleaginoso de Bolivia se despacha al exterior desde los puertos del Gran Rosario.

Según datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, para la campaña 2015-2016, Bolivia se acercaría a una producción de poroto de soja del orden de las 3,1 millones de toneladas.

Como Bolivia cuenta, potencialmente, con 9 fábricas que muelen soja y girasol, de acuerdo con los datos del USDA estaría obteniendo cerca de 2.095.000 toneladas de torta, harina y pellets de soja y cerca de 475.000 toneladas de aceite de soja.

La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo de Bolivia en su anuario 2015 informó que esta nación registró exportaciones para el año 2015 del orden de 1.609.609 toneladas de harina/pellets de soja y 388.971 toneladas de aceite de soja.

Bolivia destina cerca del 23% de la harina de soja a su mercado interno y alrededor del 18% del aceite de soja a los consumos locales.

Por diferencia, exporta cerca del 77% de su producción de harina de soja y cerca del 82% del aceite de soja.

Esto muestra que este país, en cuanto a su sector oleaginoso, se encuentra claramente orientado hacia los mercados externos, al igual de lo que sucede con Argentina.

El principal producto despachado al exterior es harina de soja con 1,6 millones de toneladas.

"Hay un dato muy importante en las estadísticas de Bolivia: son ínfimas las exportaciones de poroto de soja sin procesar (Aproximadamente 6.985 toneladas). Esto muestra que el país ha decidido vender productos industrializados en lo referido al complejo sojero", dijeron los especialistas.

En el año 2015 se habrían despachado de los puertos del Gran Rosario cerca de 309.000 toneladas de mercadería del complejo sojero boliviano, compuesta por 260 mil toneladas de harina/pellets y casi 49 mil toneladas de aceite de soja.

Por lo tanto, "el Gran Rosario estaría despachando cerca del 15% de las exportaciones bolivianas de soja y sus derivados. Esa mercadería sale principalmente de dos terminales portuarias bolivianas ubicadas sobre el Canal Tamengo, próximas la zona de influencia de Puerto Quijarro/Puerto Suárez/Corumba (Brasil) sobre el Río Paraguay".

"Se trata de Central Aguirre Portuaria S.A. y Gravetal Bolivia S.A. El canal Tamengo vierte sus aguas sobre el Río Paraguay y de esta forma las barcazas llegan con harina y aceite de soja boliviano hasta los puertos del Gran Rosario y los del Estado Oriental del Uruguay", precisaron.

Según la información provista por el Instituto Nacional de Estadísticas de Bolivia referida a las vías de salida de las exportaciones del complejo sojero boliviano, cerca del 47% sale por vía fluvial hacia los puertos del Gran Rosario y puertos uruguayos.

Son cerca de 942 mil toneladas de harina y aceite de soja y 309 mil toneladas llegaron al Gran Rosario en el 2015, cerca de 632 mil toneladas viajan a otros puertos que no son los del Gran Rosario, posiblemente el Puerto de Nueva Palmira en Uruguay.

Fuente: noticias.terra.com.ar, 18/06/16

Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones