¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

El Consorcio Regional de Transportes de Madrid recibirá en junio 51 autobuses Scania Citywide, modelo híbrido del fabricante sueco que incorpora un motor de combustión capaz de funcionar con biodiésel e hidrobiodiésel. El motor admite B100, es decir, biodiésel puro, sin necesidad de ningún porcentaje de mezcla con diésel fósil.

Scania enmarca la próxima entrega de sus modelos híbridos de autobuses al Consorcio Regional de Transportes de Madrid en la apuesta del Ayuntamiento y la Comunidad para reducir la contaminación. Cita expresamente las medidas temporales de “limitación de la velocidad y la prohibición de acceso de vehículos privados al centro de la ciudad si las concentraciones de óxido de nitrógeno exceden niveles aceptables”. También recuerda que la Comunidad no adquiere desde 2010 ningún autobús que no incorpore algún tipo de tecnología verde, sea con gas, híbridos o eléctricos.

Las restricciones a la utilización de vehículos de gas en las estaciones de autobuses subterráneas no adaptadas han motivado que se opte en este caso por la tecnología híbrida. La compañía sueca específica que el sistema de propulsión híbrido que incorpora el modelo Scania Citywide incluye un motor de combustión de nueve litros y 320 caballos de fuerza. Añaden que es “la única tecnología compatible con hasta el 100% de biodiesel o hidrobiodiésel”.

Cien kilómetros por hora

La nota de prensa de Scania señala que los 51 autobuses pueden alcanzar los cien kilómetros por hora y los pondrán en circulación siete operadores que dan servicio al Consorcio Regional de Transportes de Madrid. Concretan que el primer operador que contará con ellos será Alsa, seguido de Samar, Avanza y DBlas. El pedido se compone de 34 vehículos de 12,7 metros y 17 de 14,8 metros.

"Este autobús es ideal para la ciudad y las operaciones combinadas interurbanas –apostillan desde Scania–, ya que ofrece a los clientes la oportunidad de invertir en sistemas de ahorro de emisiones de carbono con una recuperación calculada en poco más de cinco años, incluyendo los reemplazos de la batería durante la vida útil”.

La multinacional sueca de la automoción lleva años integrando en sus vehículos tecnologías de baja emisión de gases de efecto invernadero y otros gases contaminantes. Ya en 2008 pusieron en circulación en la ciudad de Curitiba (Brasil) autobuses que funcionan con B100. En el apartado de biogás, Itaipú, también en Brasil, y Nagpur, en el estado indio de Maharashtra, acogen sendos proyectos en los que está implicada Scania.

Fuente: energias-renovables.com, 18/05/16

Otras Noticias

  • Descubrieron cómo convertir arena del desierto en tierra fértil para la siembra de cultivos

    Se trata de “NanoClay “, es una arcilla líquida que permite que los suelos áridos del desierto, se conviertan en un lugar óptimo para la siembra.

    Quienes crearon este producto, fueron científicos que la empresa Desert Control, fundada por el científico noruego Kristian Olesen. Desarrollaron esta tecnología llamada Liquid NanoClay “Nano Arcilla Líquida” (LNC) que combina las nanopartículas de arcilla y agua para transformarlas en un nuevo material.

    Los investigadores aseguran que la arena desértica tiene una baja capacidad de retención de líquidos, lo cual hace que sea prácticamente imposible cultivar.

    Cuando se mezcla con la arena del desierto, el LNC permite que el suelo arenoso retenga el agua haciendo del desierto un suelo fértil, según indican. Cambia completamente sus propiedades físicas.

    El proceso para transformar el suelo árido en fértil es “muy simple”. Según indican, “el componente se aplica en el sistema de irrigación común a lo largo del área que queramos tratar. El suelo con el nuevo componente conserva el agua como una esponja, creando una capa de 40 a 60 cm de tierra fértil”.

    “Este proceso no incorpora ningún agente químico. Puede convertir cualquier suelo arenoso de mala calidad en tierras agrícolas de alto rendimiento en sólo siete horas. El suelo requiere un retratamiento del 15%-20% después de cuatro o cinco años si la tierra está labrada y si no está labrada, el tratamiento dura más tiempo” indican desde la compañía.

    Realizaron a la vez, pruebas en el desierto de los Emiratos Arabes, una región que se necesita tres veces más agua para la irrigación en comparación con lugares de clima templado, el consumo de agua se redujo en un 50%, lo que garantiza el doble de la superficie de siembra con la misma cantidad de agua.

    “El costo del tratamiento por hectárea de desierto varía de $1,800-$9,500 (£1,300-£6,900) dependiendo del tamaño del proyecto, lo que actualmente lo hace demasiado caro para la mayoría de los agricultores” indicó uno de los investigadores y agregó que “la idea de la empresa es vender inicialmente la arcilla líquida a los gobiernos, para después continuar con el sector privado”.

    Fuente: Infocampo.com

  • China sigue los pasos de Argentina para la conservación de suelos

    Aplicarán un reglamento de prácticas agrícolas para frenar la erosión producida por la labranza y los cultivos extensivos en los suelos negros del noreste.

    (Xinhua) - Un reglamento para la conservación del suelo negro entrará en vigor el próximo 1 de julio en la provincia de Jilin, noreste de China.

    El documento legal, que también fija el 25 de junio como el Día de la Conservación del Suelo Negro de Jilin, especifica cómo controlar la pérdida del suelo, aumentar la densidad de materia orgánica y preservar la humedad y la fertilidad del suelo.

    "El reglamento llena un vacío legal y fortalecerá la protección del suelo negro", dijo Yu Ping, miembro de la Comisión de Asuntos Legislativos del Comité Permanente de la Asamblea Popular Provincial de Jilin.

    El suelo negro, que en China cubre las provincias de Heilongjiang, Liaoning y Jilin y parte de la región autónoma de Mongolia Interior, es una de las tres áreas de suelo negro más grandes del mundo.

    Debido a su alta densidad de materia orgánica, es muy adecuado para la agricultura. Sin embargo, los cultivos a largo plazo y el uso excesivo de fertilizantes han causado la degeneración de los suelos, amenazando el medio ambiente y la producción de granos.

    Estudios realizados en la zona dan cuenta de que el espesor del suelo ha disminuido drásticamente de más de 60 centímetros en 1950 a menos de 30 cm en la actualidad.

    Fuente: Clarín

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria


    Publicaciones