¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Dejó sin efecto una restricción que había desplazado del mercado a las empresas locales

MADRID.- En un gesto de inocultable contenido político, el gobierno español levantó ayer el veto a las importaciones de biodiésel argentino que había impuesto cuatro años atrás como represalia por la estatización compulsiva de las acciones de YPF que tenía la petrolera Repsol.

La medida puede significar un impulso vital para una industria en crisis: hasta aquel conflicto España era el principal destino externo para el biocombustible argentino elaborado a base de soja, con ventas que rondaban los 1000 millones de dólares al año.

El cierre de su mayor mercado, sumado a la aplicación casi simultánea de aranceles extraordinarios por parte de la Unión Europea (UE), provocó una caída dramática de la producción. El sector había crecido de manera exponencial desde 2007 hasta convertirse en líder mundial; hoy opera con una capacidad ociosa cercana al 60 por ciento.

Sin estridencias y en tiempo récord, el gobierno de Mariano Rajoy accedió un reclamo que el nuevo embajador, Ramón Puerta, le transmitió por escrito el jueves pasado al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en una reunión en Madrid.

En ese texto sostenía que "la producción argentina de biodiésel es eficiente, sostenible y contribuye a la seguridad energética y alimentaria". Y pedía que se adoptaran las medidas necesarias para levantar las barreras que impedían su acceso a España.

Esta semana, el Ministerio de Industria resolvió no prorrogar los cupos fijados para la provisión del biodiésel que, por ley, se usa para mezclarse con los combustibles fósiles con el fin de reducir el daño en el medio ambiente. De esa lista habían sido excluidas en 2013 todas las empresas argentinas.

Puerta celebró la decisión y la encuadró en la "afinidad" reestablecida entre los dos países desde la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada: "Es una clara muestra de confianza que se explica en el cambio del marco político".

Retirada la prohibición, el mercado español se abre otra vez para los productores argentinos de biodiésel. Pero todavía queda por resolver el litigio con la UE por las tasas antidumping del 24 por ciento promedio que se establecieron en 2013, en sintonía con el contraataque por el caso YPF.

La Argentina logró en marzo un fallo favorable en la Organización Mundial del Comercio (OMC) que ahora Europa tiene la posibilidad de apelar. En la Cancillería descuentan que la medida no tardará en ser derogada, ya que había sido España el país que más la había empujado.

En 2013, los aranceles europeos provocaron una caída del 40% en la producción nacional y las exportaciones se redujeron un 58%. Aun así, España siguió siendo el mayor comprador. Hasta que a finales de aquel año el gobierno de Rajoy emitió la normativa que cerró del todo la puerta a las empresas argentinas del sector.

Al perder el mercado europeo, las exportaciones globales de biodiésel argentino cayeron a 788.226 toneladas en 2015. El principal destino pasó a ser Estados Unidos, con un 75% del total.

El gobierno de Macri ya había intentado reactivar la industria -muy golpeada también por la baja del precio del petróleo- con una baja de las retenciones a las exportaciones de 6,4% a 3,65 por ciento.

Los cambios impositivos y la apertura de Estados Unidos movieron la aguja. En el primer cuatrimestre de este año las ventas de biodiésel al exterior alcanzaron las 608.000 toneladas -383 millones de dólares-, contra 260.125 toneladas -y 189 millones de dólares- del mismo período en 2015.

Según Luis Zubizarreta, presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), con esta medida de España "se abrió una llave" para el mercado europeo, pero falta que se levanten los aranceles de la UE.

"Mientras el arancel siga como ahora, seguimos afuera [del mercado]", expresó.

En esta línea, Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, señaló que la medida de España es "una decisión importante", pero aclaró: "Es una medida abstracta, porque mientras la UE no levante al arancel antidumping no podrá ingresar biodiésel argentino ni a España ni a la UE, ya que no puede competir con dicho arancel".

Radiografía del mercado

1000 millones de dólares representaba el mercado de España para el biodiésel argentino antes de las trabas de 2013

40 por ciento cayó la producción local luego de las restricciones que se impusieron en Europa

Fuente: lanacion.com.ar/campo, 12/05/16

Otras Noticias

  • Rindes en Estados Unidos ahora están por debajo de lo esperado

    Las lluvias que se pronostican en Estados Unidos apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    Luego de las importantes subas de la soja del día de ayer que traccionaron también al maíz, vemos hoy una leve baja en el mercado nocturno. Sin embargo los rindes que se vienen comentando en EEUU ahora están por debajo de lo esperado, y las lluvias que se pronostican en ese país apuntan a que la recolección se haga más lenta.

    En Brasil el clima seco persiste sobre el norte de la zona productiva. No se esperan lluvias en los próximos cinco días, y esto también impulsa al alza.

    El tercer elemento a tener presente es que la demanda sigue activa. Si bien las exportaciones semanales de EEUU estuvieron en torno al millón de toneladas, bajando respecto a lo que vimos semanas previas, de todas formas siguen mostrando un buen nivel. Y la semana que viene con China de regreso en el mercado tras el feriado, podría reactivarse la demanda.

    En el mercado de maíz los analistas privados en general apuntan a que los rindes de maíz suban.

    En nuestro país la siembra de maíz viene a buen ritmo en el centro, pero en el sur los problemas de humedad generan una situación más compleja. Lo mismo ocurre con el trigo, sólo que en este caso como gran parte del área está en las zonas con excesos de humedad, vemos que la mitad de la zona está con problemas.

  • La importación temporaria de soja se duplicó este año

    La retención de mercadería por parte de los productores impulsó el ingreso de mercadería del exterior, que en 2017 fue el doble de 2016

    Las importaciones temporarias de soja duplican a las de 2016 como consecuencia de una mayor demanda de la molienda y una fuerte retención de granos de los productores, según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

    Así lo consignó el economista Federico Di Yenno de la entidad quien señaló que "el panorama de la industria procesadora de soja es totalmente distinto al de la exportación".

    "A pesar de tener márgenes muy ajustados, el procesamiento se mantiene firme. En agosto, la industria reportó un procesamiento de la oleaginosa de 3,7 millones de toneladas, casi igual al procesado en agosto de 2016", indicó.

    El acumulado del 2017 asciende a 29,3 millones de toneladas, ligeramente por detrás de los 30,1 millones de toneladas del 2016.

    "Esto es debido al fuerte y atípico mes de enero de 2016, que alcanzó las 3,9 millones de toneladas procesadas luego de los cambios a nivel aduanero y macroeconómico que postergaron el procesamiento de la oleaginosa hacia el 2016", sostuvo el especialista.

    El dato que sobresale para este sector industrial es el de importaciones de soja de países vecinos, principalmente del Paraguay.

    Según datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)y Aduana, al 20 de septiembre las importaciones temporarias de soja alcanzaban a 1,4 millones de toneladas para todo el 2017.

    "Este dato más que duplica lo importado a igual fecha del año 2016. A los proveedores tradicionales, se suma Brasil, desde donde se han importado 136.000 toneladas de soja para su procesamiento y posterior exportación de subproductos", manifestó.

    Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales, cuando llegaron a importarse 2,2 y 2,8 millones de toneladas de soja, respectivamente.

    Con respecto al mercado del maíz, se marca la diferencia ante el dinamismo, los últimos datos de comercialización señalan que las Declaraciones Juradas de Ventas Externas de exportación de maíz alcanzan las 18,7 millones de toneladas manteniendo un buen ritmo constante los últimos 5 meses y medio.

    "Utilizando datos de Indec, los informes de line-up de Nabsa y datos del SIM Aduana, se puede estimar exportaciones de maíz por aproximadamente 17 millones de toneladas para el período marzo -septiembre", expresó Di Yenno.

    Quedarían pendientes de embarcar 1,7 millones de toneladas de maíz para cumplir con los compromisos declarados por la exportación.

    "Estos compromisos de exportación ya están holgadamente cubiertos en lo que hace a la compra del grano desde el sector exportador. Al 13 de septiembre, los exportadores tenían adquirido unas 20,7 millones de toneladas de maíz", explicó.

    La demanda de China sigue soslayando al mercado de soja argentina en vista de los compromisos asumidos por los exportadores locales.

    Las declaraciones juradas de ventas al exterior de soja alcanzan a 7 millones de toneladas al 20 de septiembre, muy por detrás de los compromisos de exportación a igual altura del ciclo en otras campañas.

    Fuente: AgroClave

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria

    Publicaciones