Internacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Los efectos saludables de los aceites de oliva y la Dieta Mediterránea según la Universidad de Navarra Los efectos saludables de los aceites de oliva y la Dieta Mediterránea según la Universidad de Navarra.

La Dieta Mediterránea se define como el patrón alimentario caracterizado por ingesta de aceites de oliva como principal fuente de grasa, un alto cociente entre grasas monoinsaturadas/saturadas, elevado consumo de frutas, verduras, legumbres y cereales no refinados, bajo consumo de carnes y lácteos, consumo de fruta como postre principal, ingesta moderada de vino en las comidas y consumo moderado de pescado.

La Dieta Mediterránea mejora los factores de riesgo cardiovascular, como son la presión arterial, el perfil lipídico, la disfunción endotelial, el estrés oxidativo y el estado trombogénico. Además, es conocido el efecto beneficioso de esta dieta en el metabolismo hidrocarbonado tanto en sujetos normales como en sujetos con diabetes mellitus (DM) tipo 24.

De hecho, análisis previos de la cohorte SUN (Seguimiento Universidad de Navarra) demostraron una reducción de la incidencia de DM tipo 2 en aquellos sujetos sanos con mayor adherencia a este patrón global de dieta. También se ha demostrado la protección de la dieta mediterránea frente a la incidencia de diabetes en una cohorte de supervivientes de infarto de miocardio6.

El aceite de oliva virgen es la principal fuente de ácidos grasos monoinsaturados (AGM) en la dieta mediterránea con un 55-85% constituido por ácido oleico. Y el ácido oleico contenido en el aceite de oliva virgen suele representar el 60-80% de toda la ingesta de este ácido graso.

Pero además, el aceite de oliva virgen contiene antioxidantes entre los que destacan la Vitamina E, carotenos y compuestos fenólicos entre los que se encuentran el hidroxitirosol y el tirosol entre otros.

Estos fenoles, microconstituyentes del aceite de oliva virgen, son importantes en desarrollo de insulinorresintencia y, finalmente, del síndrome metabólico8. Recientemente se ha constatado una reducción en la actividad inflamatoria de determinadas enfermedades crónicas con un trasfondo inmunológico tras la administración de aceite de oliva9.

Distintos estudios han mostrado la mejoría en el perfil metabólico de los AGM en sujetos con DM2 así como los efectos protectores de estos ácidos en concreto sobre el desarrollo de la enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, no existe ningún estudio epidemiológico amplio hasta la fecha que haya analizado la asociación entre el consumo específico de aceite de oliva como elemento independiente y el riesgo de DM.

Si bien otro tipo de grasas como las grasas trans han sido objeto de estudios específicos mostrando un aumento del riesgo de diabetes del 39% al aumentar en un 2% de la energía total el aporte de grasas trans.

Fuente: Consumo de aceite de oliva e incidencia de diabetes mellitus en la cohorte española seguimiento Universidad de Navarra (SUN) / Olive oil consumption and incidence of diabetes mellitus, in the Spanish sun cohort en  http://iloveaceite.com/es/news/

Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones