Institucionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Durante el último día del World Congress on Oils and Fats and 31st ISF Lectureship Series “Evolución, innovación y desafíos hacia un futuro sustentable” disertó Marc Kellens (Desmet Ballestra Group, Bélgica) y habló sobre el procesamiento de grasas y aceites, el futuro y lo que demandan los consumidores.

Con un auditorio colmado de gente, Kellens se refirió a las tendencias en alimentación para el 2015-2025. Señaló que el consumo de los aceites vegetales para alimentación actualmente se encuentran en el orden de las 125 millones de toneladas métricas a nivel mundial y que la producción alcanza las 176 millones.

Además señaló que en Estados Unidos es el que lidera la relación del par producción – consumo. En tanto que Brasil y Colombia, así como otros países latinoamericano, a también crecen las cifras, al ritmo de las particularidades y regulaciones vigentes en cada país.

En cuanto a la producción de ácidos grasos, destacó que el principal productor es Asia y que le siguen Estados Unidos y otros países del globo. El experto se refirió además a las tendencias en procesamiento de aceites, el futuro de la tecnología y el crushing de semillas comentando que “el crecimiento de las plantas de procesamiento se está dando en respuesta a la globalización y el crecimiento de la competencia en el mercado mundial”. En cuanto a las tendencias relacionadas a lo nutricional remarcó que crece mucho el desarrollo de lípidos en los que puedan ser solubles vitaminas esenciales como las A, D, E, K, fuentes importantes de energía para el metabolismo y también el desarrollo de grasas saludables para el buen funcionamiento cardiovascular.

Qué aceite elegir fue la pregunta que el especialista lanzó al auditorio y sobre la cual profundizó. “El tema de la elección de qué aceite usar evolucionó desde “Comer lo que conocemos” hacia “Conocer qué comemos”. En los últimos cien años ha habido una gran evolución, tanto por la globalización de los mercados, como por el incremento en el nivel de vida, la influencia de los medios de comunicación e internet como fuentes de información y generadores de opinión. Con todo esto la gente empezó a armarse una idea de lo que es bueno y lo que es malo”, señaló Kellens.

A su vez agregó: “Actualmente hay mucha información sobre los aceites y no es fácil para el consumidor saber cuál es el mejor para el consumo. Hoy las industrias tienen que responder con muchos requisitos que plantea el consumidor, como alcanzar un buen sabor e introducir aspectos nutricionales, entre otros. Entre los desafíos que tocará asumir a la industria a futuro se encuentran estos más lograr la eficiencia, la calidad y la sustentabilidad”, finalizó.

Fuente: Prensa ASAGA

Documento sin título
 
Capacitación ASAGA
Próximos eventos
inocuidad alimentaria

Publicaciones