¿Olvidó su usuario
o contraseña?
Institucionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

Los referentes de la industria se reunieron bajo la convocatoria de ASAGA para debatir sobre el futuro del sector.

A lo largo de dos días en el Centro de Convenciones del Hotel Sol Victoria, los líderes del sector aceitero y grasero, analizaron bajo la lupa de los especialistas los escenarios de mediano plazo para la industria.

Salvador Di Stefano abrió la jornada del viernes para hablar sobre Economía y negocios del Agro desde Estados Unidos a Argentina. Aseguró que nunca se había vivido un proceso similar al que estamos transitando hoy en relación a las tasas de interés a nivel mundial. Según informes que presentó durante la jornada, los rendimientos financieros estarían bajando. “En el pasado, afuera se ganaba, hoy conviene tener el dinero e invertirlo. Se gana más con el blanqueo”, aseguró, en relación a la medida económica impulsada por el gobierno de Macri.

En relación a los combustibles, destacó el alza sostenida del etanol y la producción de petróleo que sigue en baja. “Esto se debe al costo de la producción. En la mayoría de los países representa una baja, excepto para Arabia Saudita, Rusia y Estados Unidos. Sólo se está trabajando al 40% de la capacidad instalada y eso hace que suban todos los precios”, remarcó.

También se refirió a los gobiernos de Cristina y Néstor Kirchner y los precios de los cultivos, sumado al ingreso de capitales durante dicho período. “En esta nueva etapa se está dando un fenómeno regional en América Latina. Está entrando capital, no obstante tenemos una economía “chiquita”, apuntó el economista. La forma de hacer negocios está cambiando. Hoy por hoy hay que invertir más y escalar el negocio”, agregó.

Luego de su charla, los participantes compartieron una cena el restaurante La Delfina, para continuar al día siguiente con el resto del programa. La primer charla del día sábado estuvo a cargo de Gustavo Idígoras (Issue Management), quien se refirió a los desafíos de inserción internacional de la agroindustria del Mercosur 2017-2019. En su presentación comentó que la Argentina está vendiendo cada vez menos a nivel mundial debido al proteccionismo que avanza, especialmente el proteccionismo técnico y la demanda sanitaria, entre otros. También habló sobre los acuerdos comerciales, destacando que en los últimos diez años estuvieron relacionados con la integración económica y el libre comercio, liderados por la UE y Chile en gran medida, mientras que Argentina sólo firmó cuatro acuerdos de este tipo en el mismo período, algo que la coloca en un lugar muy por debajo en relación a otros países que están trabajando fuertemente en la inserción internacional. “El mundo está peleando por el acceso a los mercados y el Mercosur ha decidido concentrar los esfuerzos básicamente en América Latina. No obstante los acuerdos han ido quedando congelados y en varios casos han fracasado. Los grados de desintegración del Mercosur perjudicaron todas las posibilidades de desarrollo. La única oportunidad que tenemos ahora es la de desarrollar acuerdos”, insistió el ex agregado agrícola.

Si bien está instalado en nuestras sociedades que los acuerdos comerciales son poco beneficiosos, tenemos que trabajar en ellos y en nuevas alternativas para que no se siga desviando el comercio, según Idígoras. “Nuestros competidores suscribieron acuerdos comerciales donde se trabajaba sobre el proteccionismo y salieron beneficiados, lo cual representa hoy una gran desventaja para el país”, acotó. Al finalizar su charla, expuso destinos interesantes para la reinserción en los mercados externos, dio un pantallazo sobre algunos avances menores que están empezando a verse en ese sentido y enumeró los desafíos para los años próximos, entre los que mencionó a los consumidores y sus percepciones y las huellas del agua y del carbono que serán en muy poco tiempo factores determinantes para el ingreso a ciertos mercados.

A su presentación y luego del Coffee Break, le siguió la de Pablo Jukic (Secretario de Transporte del  Ministerio de Infraestructura y Transporte de la Provincia de Santa Fe), que ahondó sobre el sector logístico en Argentina.

El funcionario dijo que se espera una reconversión de las rutas en un mínimo de tres años, también habló sobre la necesidad de una ley de cabotaje, mencionó los nuevos accesos que se han generado últimamente para el polo aceitero, mostró avances en obras de infraestructura, caminos y conectividad. En cuanto a la prioridad de los puertos, destacó en principio a Timbúes, siguiéndole General Lagos, Arroyo Seco y Villa Constitución. También se refirió a los planes en marcha para la activación de las obras circunvalares de acceso a los puertos del Gran Rosario y un tema crucial: la hidrovía. “El contrato de mantenimiento de la hidrovía vence en 2020. Necesitamos repensar desde ahora que significa aumentar la cantidad de pies, cual es el costo, qué impacto ambiental podrá traer aparejado, entre otras cosas”, aseguró.

Luego fue el turno de la Dra. Natalia de Diego (De Diego & Asociados Abogados), quien ahondó sobre el tema de los conflictos laborales de la actividad: Sindicatos - Salarios - Encuadramiento - Jurisprudencia y Convenios Colectivos y las últimas novedades en la materia. Entre los desafíos más imperantes remarcó la importancia de un marco jurídico legal que acompañe, se pronunció sobre los conflictos de encuadre sindical, los nuevos modelos para reconstruir relaciones sindicales y profundizó sobre el sistema sindical argentino.

“El ordenamiento legal se está cuestionando, básicamente en relación a las asociaciones con personería gremial y las de inscripción simple. Es una batalla donde se disputa la representatividad de los trabajadores”, detalló De Diego, al tiempo que ofreció numerosos ejemplos relacionados. En cuanto al rol de los empleadores insistió en que éstos tienen un compromiso con estar más informados que nunca y tener presente un plan de acción para responder en forma inmediata ante las eventualidades.

La jornada cerró con Juan Carlos De Pablo (De Pablo Consult) como orador, cuya charla se tituló Política y economía, de aquí en más. Habló sobre el escenario internacional, el contexto político, la política económica y estrategia y se aventuró a hacer algunos pronósticos. Dialogó con los presentes sobre las relaciones con el fondo monetario, con la CGT, las tarifas, las jubilaciones, entre otros temas.

El evento finalizó con un almuerzo que los asistentes pudieron disfrutar antes de reemprender el regreso a sus lugares de origen y el encuentro contó con la coordinación de Cintia Maltoni y Adrián Gomez, siendo patrocinado por Allocco MAPCA S.A. y Greenlab.

Fuente: Prensa ASAGA

Otras Noticias

  • Descubrieron cómo convertir arena del desierto en tierra fértil para la siembra de cultivos

    Se trata de “NanoClay “, es una arcilla líquida que permite que los suelos áridos del desierto, se conviertan en un lugar óptimo para la siembra.

    Quienes crearon este producto, fueron científicos que la empresa Desert Control, fundada por el científico noruego Kristian Olesen. Desarrollaron esta tecnología llamada Liquid NanoClay “Nano Arcilla Líquida” (LNC) que combina las nanopartículas de arcilla y agua para transformarlas en un nuevo material.

    Los investigadores aseguran que la arena desértica tiene una baja capacidad de retención de líquidos, lo cual hace que sea prácticamente imposible cultivar.

    Cuando se mezcla con la arena del desierto, el LNC permite que el suelo arenoso retenga el agua haciendo del desierto un suelo fértil, según indican. Cambia completamente sus propiedades físicas.

    El proceso para transformar el suelo árido en fértil es “muy simple”. Según indican, “el componente se aplica en el sistema de irrigación común a lo largo del área que queramos tratar. El suelo con el nuevo componente conserva el agua como una esponja, creando una capa de 40 a 60 cm de tierra fértil”.

    “Este proceso no incorpora ningún agente químico. Puede convertir cualquier suelo arenoso de mala calidad en tierras agrícolas de alto rendimiento en sólo siete horas. El suelo requiere un retratamiento del 15%-20% después de cuatro o cinco años si la tierra está labrada y si no está labrada, el tratamiento dura más tiempo” indican desde la compañía.

    Realizaron a la vez, pruebas en el desierto de los Emiratos Arabes, una región que se necesita tres veces más agua para la irrigación en comparación con lugares de clima templado, el consumo de agua se redujo en un 50%, lo que garantiza el doble de la superficie de siembra con la misma cantidad de agua.

    “El costo del tratamiento por hectárea de desierto varía de $1,800-$9,500 (£1,300-£6,900) dependiendo del tamaño del proyecto, lo que actualmente lo hace demasiado caro para la mayoría de los agricultores” indicó uno de los investigadores y agregó que “la idea de la empresa es vender inicialmente la arcilla líquida a los gobiernos, para después continuar con el sector privado”.

    Fuente: Infocampo.com

  • China sigue los pasos de Argentina para la conservación de suelos

    Aplicarán un reglamento de prácticas agrícolas para frenar la erosión producida por la labranza y los cultivos extensivos en los suelos negros del noreste.

    (Xinhua) - Un reglamento para la conservación del suelo negro entrará en vigor el próximo 1 de julio en la provincia de Jilin, noreste de China.

    El documento legal, que también fija el 25 de junio como el Día de la Conservación del Suelo Negro de Jilin, especifica cómo controlar la pérdida del suelo, aumentar la densidad de materia orgánica y preservar la humedad y la fertilidad del suelo.

    "El reglamento llena un vacío legal y fortalecerá la protección del suelo negro", dijo Yu Ping, miembro de la Comisión de Asuntos Legislativos del Comité Permanente de la Asamblea Popular Provincial de Jilin.

    El suelo negro, que en China cubre las provincias de Heilongjiang, Liaoning y Jilin y parte de la región autónoma de Mongolia Interior, es una de las tres áreas de suelo negro más grandes del mundo.

    Debido a su alta densidad de materia orgánica, es muy adecuado para la agricultura. Sin embargo, los cultivos a largo plazo y el uso excesivo de fertilizantes han causado la degeneración de los suelos, amenazando el medio ambiente y la producción de granos.

    Estudios realizados en la zona dan cuenta de que el espesor del suelo ha disminuido drásticamente de más de 60 centímetros en 1950 a menos de 30 cm en la actualidad.

    Fuente: Clarín

     

    Documento sin título
     
    Capacitación ASAGA
    Próximos eventos

    inocuidad alimentaria


    Publicaciones